Camino del B1: Paso 2: gramática

Como corresponde y cumpliendo mis promesas, voy a contar mis avances con el alemán. Estos tres meses me he centrado en mi lista de acciones establecida en enero (con más o menos éxito) y ahora estoy preparada para la siguiente fase.

Primero vamos al repaso:

  1. He acabado el libro Studio d A2.
  2. Me he apuntado todas las palabras nuevas en mi curso privado de Memrise, aunque todavía no me las he aprendido todas.
  3. Todavía no he acabado el A2 de Memrise, aunque estoy a pocos niveles de terminarlo. Debería necesitar otros 10-15 días.
  4. No he repasado todo lo que debería y se me acumulan las lecciones a repasar. Tengo que esforzarme más.
  5. He intentado usar italki para que me corrijan los textos que escribo, pero contando con que me corrigen hasta el título que ponía el libro y que cada uno hace una corrección distinta, no saco mucho en claro.
  6. Estoy avanzando en el proceso de encontrar con quién practicar. Al final, todas las webs de intercambio de idiomas me han resultado inútiles, pero los grupos de aprendizaje de Telegram parecen más útiles.
  7. Todavía no he leído ningún libro en alemán, pero leo frecuentemente periódicos en alemán. Una tiene que enterarse de lo que pasa donde vive.
  8. He visto una peli en la que más o menos la mitad era en alemán. Y me he enterado de lo que pasaba.
  9. He acabado el primer bloque del podcast de la DW.
  10. Avanzo bastante en entender a mis compañeros. A veces parece molestarles el tema, debo estar haciéndolo bien.

Estos tres meses en los que en teoría he llegado al nivel que según el Sprachenzentrum tenía, me han ayudado mucho para ver mis carencias. Mi carencia principal en estos momentos es la gramática. No la teoría, más bien la gramática aplicada. Sé lo que es un dativo, pero no tengo muy claro cómo usarlo. De vocabulario no voy tan mal porque practico mucho de oído y lectura y poco a poco o se me quedan las palabras o las intuyo por contexto, pero me falta la base de gramática que me permita ponerlas en una frase con más soltura.

Gramáticas de alemán hay millones, pero yo para esto soy un desastre, y me cuesta mucho ver las cosas claras. Por eso he decidido que lo mejor es que haya yo mis notas. La suerte es que entre los libros que tengo y las fotocopias del Sprachenzentrum, tengo bastante información acumulada y además existen muchas webs de gramática alemana. Esto me permite ir avanzando sin tener que comprar más material.

Mi idea es, por lo tanto, ir eligiendo temas que sean problemáticos y hacerme un pequeño documento en el que me explique, con un lenguaje comprensible, cómo se usa cada cosa. Además, como tengo suficiente material, puedo incluir ejemplos que lo aclaren. Después, con cada punto “claro” puedo buscar ejercicios online y ver si el proceso ha sido efectivo.

Obviamente antes de lanzarme al vacío he hecho una pequeña prueba de concepto y parece que va funcionando. Después tendré que practicar mucho, pero eso ya es otro tema.

Estos serán los puntos a tratar en los próximos tres meses:

  1. Cada fin de semana disponible, dedicar 2-3 horas a “Mi gramática alemana”. Esto implica desde recopilar la información hasta escribirlo y entenderlo. Después, incluiré al menos una hora extra haciendo ejercicios de rellenar huecos con la forma correcta.
  2. Aprenderme las palabras de mi curso de Memrise.
  3. Acabar el curso A2 de Memrise y asegurarme de repasar todo lo del A1 y A2. Para junio tengo que tener los repasos al día.
  4. Darle uso a los grupos online de aprendizaje para obtener materiales. He encontrado varios en los que se comparten pdf de textos sencillos que me pueden servir para practicar comprensión y aprender vocabulario nuevo.
  5. Utilizar estos mismos grupos para practicar. La gente también mete la pata, y si todos estamos para aprender, hay que perder la vergüenza y empezar a hablar.
  6. Buscar de una vez un libro en alemán y leerlo. No todo pueden ser textos de una página.
  7. Ver una película completa en alemán.
  8. Escuchar la siguiente ronda del podcast de la DW y seguir entendiendo de qué hablan. Parece absurdo creer que escuchando mientras caminas vayas a aprender demasiado, hasta que el otro día me descubrí sabiendo qué era un Flohmarkt porque me parecía obvio… e igual era obvio porque pasaba en el podcast y me había quedado con la palabra.
  9. Darle duro al oído en el trabajo. Cuanto más entiendo más atención presto. Antes desconectaba muy rápido cuando hablaban entre ellos, pero ahora me resulta más fácil seguir conversaciones en alemán.
  10. Salir a la calle y hablar alemán. Ir a la carnicería y pedir algo. Parar en el mercado y comprar verduras. Pedir que por favor hablen alemán estándar y no suizo, pero que no cambien a inglés, que quiero practicar. Hablar del tiempo con la cajera del supermercado. Hablar.

Quién sabe, igual si la cosa va bien en un futuro abro una subsección del blog de “aprende gramática alemana con Karme”. Pero siempre se dice que la mejor forma de memorizar cosas es explicárselas a otra persona, así que a ello voy. Volveré en tres meses, y espero que no sea para contar que ha sido un desastre. Conste que van a ser tres meses muy ajetreados y ya de entrada no sé si tendré tiempo para todo, pero hay que intentarlo. Si lo consigo estaré bastante cerca ya de mi objetivo del año del camino al B1, y todavía me quedará otro medio año por delante. Seguiremos informando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s