Entradas

Primero de enero

No es el primero, todos lo sabemos, pero es como si lo fuese. Ayer no contaba para nadie, las calles estaban desiertas… todo el mundo estaba de resaca. Nosotros no, porque somos perosnas civilizadas, por eso vimos las calles desiertas 😛
Hoy ha sido un día productivo. Parece extraño, pero weno… Por la mañana estuve currando con ecología, cosa bastante dura… es la cosa más aburrida que he visto delante en la vida. Por la tarde, primero fui a casa de mi hermana y después me puse con animal… pero como nico salió pronto del curro pues no estuve demasiado rato. Ahora a la noche me puse un poquillo, pero estoy cansada, y ya no me estaba enterando de nada. Seguiré mañana o así.
Mañana por la mañana tengo que ir a villa, a cumplir y llevar a la vaca-gato al veterinario. A ver si le hago una foto para que se vea el estado actual de la vaca-gato 😛
Por la tarde intentaré estudiar, lo juro, pero será dificil después de haber estado con mi madre… me va a doler la cabeza.
Hoy, mirando la agenda que regala La casa del libro, resulta que recomienda una lectura para cada 15 días. A mi me parece poco, sobre todo para mentes libres de preocupaciones como las de los no-universitarios. Así que, por lo tanto, he abierto una nueva categoría del blog, en la que iré incluyendo referencias a los libros que vaya leyendo a lo largo del año. No creo que sean muchos más, quizá no llegue a esos 26, pero oye, mi vida es muy activa. Así además después me acuerdo de qué leí y cuando… que ya van demasiados libros en mi vida.
Por lo de ahora no hay nada, ya que hasta que acabé «Los refugios de piedra» no pienso poner nada, que ese no cuenta. Lleva demasiado tiempo en mis manos… pero pedazo tocho y asistir a clase no son cosas compatibles, por lo que me obligué a mi misma a no tocarlo durante el periodo lectivo 😛
Así que, para poder escribir pronto, ahora me voy para cama a ver si leo… aunque hoy pararé pronto que mañana toca madrugar 😛

Fin de año y propósitos para el año nuevo

Pronto hará un año que tengo blog (aunque los primeros meses estuvieran en uno que nadie debería leer, nadie en us sano juicio). La gente normal, a estar alturas, hace un balance del año, y se da cuenta que no ha cumplido esos estúpidos propósitos que se había planteado, como dejar de fumar, cosa que ahora será sencilla si no quieres vivir marginado…
Yo no recuerdo muy bien ya cuales eran exactamente mis propósitos, si siquiera si llegué a enumerarlos, pero el caso es que puedo afirmar que el año me ha ido muy bien. Por un lado, me deshice de gente que no hacía más que molestar a mi alrededor, por otro, me centré más en los estudios, cosa que costó, pero que en las notas finales quedó muy claro. Desde las navidades pasadas, no falto a clase, y eso ha sido realmente útil 🙂 Y por último, y lo más importante, soy muy feliz con nico. Si el año pasado llevaba seis meses con él pero era como si llevase años, ahora que llevo año y medio es como si llevase toda la vida, y estoy segura de que quiero pasar el resto de mi vida con él.
Entonces…¿balance general? un año perfecto. Nunca había tenido uno igual.
Pero la otra cosa que hace la gente, es plantearse esos propósitos. Normalmente son los mismos, ya que se plantean dejar de fumar durante 20 años…. 😛
Mis propósitos para este año… pues supongo que también son semejantes, que se le va a hacer… a lo mejor no soy tan rara…
Veamos, empecemos por lo que más me agobia. La carrera. Pese a que llevo unos días un poco agobiada con que no llevo las cosas al día, ni punto de comparación con el año pasado. Si lo comparo, va todo sobre ruedas. Pero claro, puede ir mejor. Entonces, mi propósito, es comprometerme a (cuidado que esto es muy duro de decir): dedicar todo el tiempo que me sea posible de aquí a que tenga todo ordenado al día, y una vez así, hacerlo día a día, teniendo como plazo máximo, empezar el segundo cuatrimestre al día. Sólo los que leeis esto y estais en mi facultad sabeis como de imposible es que yo haga esto… sabiendo lo caótica que soy, pero weno, se intentará.
Más propósitos, veamos. Con nico… mi propósito para este año es vivir con él. ¿Cuando? Pues supongo que en verano, es la mejor época para mudanzas. Nunca he estado tan segura de querer compartir mi vida con alguien, y supongo que ese es el primer paso que hay que dar. Es un buen momento además. Él empieza la carrera, yo el segundo ciclo. Intentaremos encontrar un piso que podamos pagar bien, seguramente en Milladoiro o así, y que tenga R… que sabemos que es algo imprescindible para nuestra vida. Y que sea lo que Cthulhu quiera 😛
¿Seguimos? Pues mejorar mi rendimiento académico. Ha sido muy frustrante ver que según las medias de la USC, mi expediente no llega al notable. No llega por dos centésimas, pero no llega. Llega para el MEC, por suerte, pero eso ya no me vale. Quiero que llegue para la USC. Eso implica mucho trabajo, porque cada vez es más dificil que una nota modifique esa media… pero yo puedo. Mi objetivo en este curso es hacer que esa media llegue al notable. Sé que puedo hacerlo, aunque a veces me deprima tanto como cuando salí del examen de Antropología… pero bueno, sé que puedo, y lo haré.
Por el resto, no voy a empezar a decir idoteces tipo leer mucho, aprender cosas nuevas, no beber alcohol, portarme bien, aprender C… con cosas que todo el mundo sabe que en algún momento cumpliré (algún momento muy muy lejano) 😛
Ahora me voy, que debo acabar de preparar una partida para esta noche… eso si es un buen modo de empezar el año. Hasta el año que viene…

Tarde dura

Después de las expectativas que plantee este mediodía, pues la cosa al final no ha ido del todo mal. Las dos horas en la facultad con Maite fueron claramente tiempo perdido. Lo único productivo fue que me traje el Fundamental Neuroscience para casa. Con Laura las cosas fueron mejor. Recogí el Valls, lo devolví, y pillé el de Meira. Supongo que lo fotocopiaré, aunque no lo tengo del todo claro, me jode tirar así con el dinero…
Las prácticas, bueno, una vez que llegué a casa me puse un poquillo con ellas y ahora a la noche otro rato y no me queda mucho. Mañana dejaré que Maite fotocopie lo que tengo yo y ya le pueden dar mucho… no soy una hermanita de la caridad.
Mañana, por lo tanto, me tomaré la hora libre realmente libre, y desayunaré como la gente normal. Después supongo que por la tarde, lo primero será ponerme a hacer las prácticas y así con un poco de suerte quedan casi listas cuando vaya a las 8 a la clase esa de mierda de fisio animal. Me va a salir la fisiología por las orejas, está claro…
Si mañana dejase eso listo, miércoles pedagogía y unos pocos apuntes y jueves ya de lleno con los apuntes solamente.
Esta noche voy a recuperar una práctica que tengo abandonada… leer!! Y lo más horrible es que ahora las historias de Ayla han cobrado un nuevo significado en mi vida…. supongo que es igual que lo de analizar las proporciones craneales de los seres que me rodean. A todo se acostumbra uno… 😛

Última semana

Es la última semana antes de fin de año, y pretendo dejar todo el trabajo encaminado… y es bastante dificil.
Ayer por la noche, revisé lo de estadística y se lo envié junto con un mail boing-boing. El hombre me ha contestado esta mañana para mi sorpresa diciendo que A) los resultados están bien y B) una sesión de pelotilleo que superó a la mía alabando que usase latex y tal y cual. Qué buena soy. Algo decente tenía que ocurrirme después de joder antropología ¿no?
Más cosas. Fisio animal. Bien. Mis apuntes de las prácticas son un caos, y no puedo pedir nada de los de Maite… esta tarde he quedado con ella. A ver si entre las dos obtenemos unos resultados productivos. No lo veo muy posible, pero bueno, quien sabe, a veces los milagros ocurren. Y es que no puedo dejarla ir a su bola, porque como ya sabemos, los resultados de la pareja tienen que ser coherentes y tienen que mostrar el trabajo en grupo… y en estos momentos es cuando yo recuerdo que odio trabajar en grupo.
Mañana no tengo fisio animal, con lo que tengo una hora tonta en la que como mínimo desayunaré. Y claro, la clase hay que recuperarla…. y que mejor hora que las 8 de la tarde. Si es que la gente es imbécil. Y por si nos parece poco, otra clase de regalo el miércoles. Eso si, a elegir, a las 9 o a la 1. Iré a la una, porque como no tengo estadística, voy a antropología a la siguiente hora, y engancho las tres seguidas, que si no me quedan horas libres. Y así duermo dos horas más en lugar de una sola 😛
La de vegetal pretendía recuperar una clase hoy a las cuatro, menos mal que no había aulas… si es que claramente lo que falta en esta facultad es organización…. acabaré matando a alguien a este ritmo.
Hoy a las 6 quedé con Laura, para que me haga compañía mientras paseo. Ya habrán pasado dos horas con Maite, y eso es mucho para mi, así que sin duda no puedo quedarme más tiempo. A las 6 voy a ir a recoger el libro de antropo y devolverlo a la biblio, y ya que voy hasta allá pues cojo uno de pedagogía y si tal lo dejo a fotocopiar. También tengo que coger uno de fisio en biología. Si puedo lo cojo antes y lo dejo en una taquilla o algo. Aunque supongo que llevaré el coche, porque ya que tengo que volver hasta biología… porque evidentemente no, no voy a pasear con un tratado de fisiología por santiago…. que eso pesa mucho de dios.
Ahora a ver si se me pasa un poco la sensación de agobio, que después de todo eso tengo que plantearme reunir todos los apuntes atrasados y pasarlos y tal… me gustaría tener todo al día o casi en fin de año, para empezar enero estudiando fisio animal y antropología… que asumo que tengo que estudiarla entera. Lo que no se es cuando voy a estudiar estadística, floral… quien me mandaría a mi meterme en tantas cosas. Al menos en ecología hemos dejado de dar teoría para dar números. Algo bueno tenía que pasarme en mi vida, para algo servirá tanta estadística ¿no?

Ya queda menos…

Se me acaba el tiempo. Ya queda muy poco para el examen. Pero es extraño, empiezo a estar relajada. La verdad es que hay muchas cosas que no me se, pero que se le va a hacer oye, no puedo aprenderme todo… También hay otras muchas cosas que si me se.
Por otra parte justo ahora no estoy como para preocuparme de eso. Me duele el estómago. Es raro. Últimamente me duele siempre mucho por las noches. Pero hoy también tengo náuseas. Y frío. Y no estoy embarazada, antes de que nadie diga nada….
Ya no se por donde coger los apuntes. Me agobio. Mucho…
No. No me agobio. Es desesperación. No es agobio. Quiero que sea viernes. Mejor. Quiero que sea julio. Quiero que se acaben. Este curso no me gusta nada. No estoy a gusto. Mucho trabajo. No puedo descansar. Si no descanso me pongo mal. Estoy mal. Quiero dormir a gusto. Muchas horas. Sin preocuparme por lo que debo hacer al levantarme. Quiero vacaciones. Odio biogeoquímica. Me jodió las vacaciones. Por su culpa estoy agobiada. ¿Si mato a la profesora me sentiré menos agobiada?
Quiero dormir. Pero no tengo sueño. Sólo me apetece dormir…
La vida es muy dura, y la antropología es horrible. ¿Me aprenderé alguna vez las fórmulas dentarias?
Por otra parte, y gracias a cthulhu, esta semana estoy pasando mucho tiempo con nico. Ceno todos los días con el porque sus padres no están. Eso me ayuda mucho. Además no estamos como para estar separados… que nos emparanoyamos. No quiero que se cele. Yo sólo lo quiero a él…. (mensaje subliminal). 🙂
Creo que me iré pronto para cama. Es decir, como siempre y no una hora más tarde por eso de que mañana entro una hora más tarde. Ains. Quiero que se acabe ya….
No quiero ver más monos delante en la vida :/