De vuelta del curso para ser buena jefa

Así era como me lo habían pintado, que el curso era para aprender a liderar, para no tratar a los esclavos como esclavos… yo que sé, yo me esperaba otra cosa.

Creo que mis expectativas eran más técnicas, lo que me hacía ser muy escéptica. Creía que lo que me iban a contar era cómo se organizaban y distribuían tareas, y yo sabía que ahí no me podían contar nada que yo no supiese, la ninja de la productividad…

Entonces empezó todo. Al llegar y ver más detalles del programa empecé a arquear una ceja de mala manera, porque aquello de la personalidad, de las emociones, me sonaba todo a paja mental, a rollo zen inútil. Pero de todo hay que probar en esta vida, así que yo me impliqué todo lo que pude.

El primer día fue todo un poco más confuso, pero el segundo día a mi ya me habían ganado. Que no se puede clasificar a la gente por una tabla, ya… pero que cuando ves lo que alguna gente ha estudiado y luego empiezas a poner a la gente de tu laboratorio en su sitio, de repente todo tiene sentido. Ves que las reacciones de la niña mimada son de libro. Ves que lo que hace el jefe es de libro. Y lo peor, ves que lo que haces tú es de libro.

Quizá lo que más me ha sorprendido ha sido eso, verme a mi misma. Ver que con tan sólo unas preguntas básicas, se puede sacar un montón de información sobre mi personalidad. Ver que algunas de las cosas que conscientemente oculto sobre mi, para mis instructores eran evidentes porque caracterizan a la gente con mi personalidad. Y ver la diversidad, lo diferentes que éramos todos los que estábamos allí.

Por suerte, al final el tema de la productividad se limitó a un par de horas (en las que me dediqué a pensar en mis queridos fagos). El resto del tiempo hasta tuve oportunidad de refrescar mi capacidad teatral metiéndome en el papel de otras personas, para lo que parece ser que resultaba muy creíble.

Así que tras una semana en la que he invertido tres días en eso y dos en pretender trabajar, la verdad es que ahora estoy bastante motivada, emocionada, dispuesta a aplicar todo lo que he aprendido, pero sí, sin analizar a la gente que me rodea, que me han dicho que es muy malo. Ojalá pueda, de alguna forma, aprovechar lo aprendido, hacerle hueco en mi personalidad, mejorar. Y ya, no soy jefa, pero tengo a un pobre chaval a mi cargo y es un buen momento para practicar. Y también interacciono con otras personas. Estoy segura de que esta semana he dado un gran paso en mis planes para domin… hacer del mundo un lugar mejor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s