La perla de los Alpes: un día suave (3/4)

Como el día anterior había sido duro, el domingo decidimos tomarlo con calma, ver algunos sitios que nos habían recomendado y descansar las piernas. La verdad es que no estábamos tan reventados como esperábamos, pero tampoco como para repetir.

Por la mañana nos bajamos de Saas-Fee a Saas-Grund por una pequeña ruta que recorre una serie de capillas (Kapellenweg), a modo de Via Crucis, por llamarlo de algún modo.

0852015090920saas20fee-kapellenweg
Cada capilla del Kapellenweg está dedicada a un momento de la vida de Jesús

Nosotros hicimos el camino hacia abajo, que fueron unos 40 minutos. Una vez en Saas-Grund nos dirigimos a la estación del teleférico, y desde allí subimos a Kreuzboden. En Kreuzboden se puede observar cómo reutilizar una estación de esquí en verano a la perfección. Allí había rutas de senderismo para todos los públicos, un parque infantil, una ruta “saludable”, tumbonas, una pequeña laguna… El sitio ideal para pasar un rato de relax. Caminamos un poco por la zona y decidimos seguir subiendo hasta Hohsaas, a unos 3150 metros.

2016-08-14 12.57.19
Vistas de Saas-Grund desde Kreuzboden
2016-08-14 14.16.34
Vistas desde Hohsaas, misma orientación que la foto anterior

Aunque estábamos tentados a empezar una ruta por las zonas altas, las nubes de tormenta nos quitaron rápidamente las ganas, y volvimos a Saas-Grund. Desde allí cogimos un autobús con el que pretendíamos ir a Mattmark pero en nuestro camino decidimos bajarnos y hacer el paseo del río caminando, primero de la parada en medio de la nada hasta Saas-Almagell y de allí a Saas-Grund. La razón fundamental del cambio era la posibilidad, en caso de lluvia, de cruzar al otro lado del río y llegar rápido a una parada de autobús. Finalmente no nos hizo falta, y nos cayeron las primeras gotas cuando ya estábamos llegando a casa.

2016-08-14 15.30.45
En nuestro paseo al borde del río pudimos observar una vez más la potencia del agua de las montañas
2016-08-14 16.12.06
En Saas-Almagell nos encontramos con esta familia feliz

Al llegar a Saas-Fee se nos echó la tormenta muy encima, lo que nos retuvo un buen rato dentro de casa. Por suerte nos dio una tregua y pudimos salir a cenar a un restaurante italiano para acabar el día.

Sólo nos quedaba un día más y la cantidad de tormentas que se acercaban no iban a darnos mucha tregua. Pero eso os lo cuento en la siguiente entrega!

Un comentario en “La perla de los Alpes: un día suave (3/4)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s