Las arqueas

O arqueobacterias (mal llamadas) o archaea (si quieres escribirlo más pijo), son unos bichos (recordemos que uso el término bicho para cualquier ser vivo) que fueron descubiertas hace… 30 años!!!

Y sí, me sorprende que hayan pasado ya 30 años. Para mi, las arqueas son conocidas desde siempre, pero no es tan así… todo el mundo sabe que existen, pero no tienen ni idea de qué son. Si preguntas por ahi te dicen que son las bacterias del metano, o las bacterias esas prehistóricas (espera que las otras no lo son…), o las bacterias estas que viven en ambientes extremos, o incluso algunos dicen que son las bacterias de los géiseres, haciéndose los listos. Si os fijáis, todos dicen que son bacterias, y no lo son. Son arqueas. Taxonómicamente, hoy en día son tan diferentes de las bacterias como nosotros, ya que pertenecen a un dominio diferente. ¿Qué es un dominio? De eso ya hemos hablado alguna vez… y es que hablar de reinos está pasado de moda. Porque antes las arqueas se metían en el mismo reino que las bacterias, pero después se dieron cuenta de que metían la pata, y se inventaron los dominios, para poder separarlas.

“Por supuesto que son bacterias”, cuenta el microbiólogo Ralph Wolfe que le contestó a su colega Carl Woese cuando éste le comunicó que los microorganismos generadores de metano que habían incluido en sus estudios genéticos tenían que ser diferentes de las bacterias y de todos los demás seres vivos conocidos.

No, no eran bacterias. Woese fue el que más tarde se inventó esto de los dominios, que está muy acertado. Resulta que cuando nos creíamos lo de los 5 reinos de Wittaker nos fijábamos fundamentalmente en características morfológicas. En teoría había que buscar homologías y no analogías… pero en el fondo era todo mentira, y nos creíamos que si dos bichos se parecían eran parientes. Ahora nos fiamos del ácido nucleico, concretamente del ARN ribosómico 16S, que según Woese es lo más fiable.

Esta historia siempre ha supuesto un problema para mí. Y es que una de esas personas que yo admiro, Mayr, no estaba muy de acuerdo con darle tanta importancia a las pobres arqueas… decía que no merecían todo un dominio para ellas solitas (bueno, no lo decía así, pero más o menos).

phylogenetic_tree-es.png

Y al final resulta que las arqueas son más parecidas a nosotros que las bacterias. Yo simpatizo con ellas, especialmente con las halófitas. Las entiendo, entiendo que les guste comer sal🙂 Y además tienen un color muy bonito, porque tienen bacteriorodopsina (pero no son bacterias…).

Viven en ambientes extremos, hasta ahí habíamos llegado… lo curioso es que las zonas con ambientes extremos están distribuidas por todo el mundo… y estos bichitos se encuentran allí. La misma halófita te la encuentras en Utah (en el Gran Lago Salado) o en el Mar Muerto. ¿A que son unos bichos muy curiosos?

Y hablo de arqueas porque….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s