Breves respuestas a las grandes preguntas

Hace dos años perdimos a una de las mentes más brillantes de nuestro siglo. Stephen Hawking no sólo era un gran físico, era también una gran persona (dicho por aquellos que lo conocían) y también lo que podríamos definir como un cachondo mental. Su desparpajo y su forma de ver la vida hicieron que fuese una persona más cercana, que nos quitase un poco esa idea que otros ya habían ayudado a dispersar del científico serio, y además tenía una faceta quizá menos conocida pero muy importante: la de divulgador científico.

Recientemente cayó en mis manos Breves respuestas a las grandes preguntas, lo que estaba siendo su último trabajo, con el que quería exactamente eso, responder a las grandes preguntas… Y no os voy a contar más, porque debéis ser vosotros los que lo leáis (o escuchéis) y encontréis (o no) esas respuestas. Lo que sí os voy a decir es que es un libro perfectamente asequible para todos los públicos, muy bien explicado y plagado de anécdotas personales que nos acercan mucho más al científico. Ojalá todos tuviésemos su fuerza para luchar en esta vida.

Si queréis leerlo, podéis conseguirlo en el siguiente enlace patrocinado, y así me ayudaréis a financiar mis lecturas futuras: Breves respuestas a las grandes preguntas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s