Postdoc en Suiza: guía de supervivencia o como finalmente hemos encontrado un piso (parte V: la mudanza)

Nos hemos trasladado!!!

Lo primero de todo, disculparme por el retraso para aquellos (que poco a poco veo que vais creciendo) que seguís esta historia. Sé que prometí escribir el siguiente capítulo tras el fin de semana y ya estamos casi en el siguiente, pero he tenido un pequeño problemilla técnico.

 

El pasado viernes a mi móvil llegó un mensaje de Orange CH comunicándome que había agotado mis datos, que hiciese click en el enlace para elegir si quería comprar un pack extra para el resto del mes o pagar por consumo. Hice click y me salió un mensajito de que por problemas técnicos no se puede acceder. Y así estamos desde el viernes pasado. No hay forma de elegir, por lo cual se ha suspendido mi conexión de datos (que es la que uso normalmente en el tren, cuando escribo aquí). El lunes fui a preguntar a una tienda y me dijeron que no podían hacer nada, que estaban cambiando el sistema y que ellos estaban igual de jodidos porque no podían casi ni hacer altas nuevas. Parece que toca esperar hasta que lo arreglen o, en su defecto, empiece un nuevo mes (el día 9). Por supuesto, pondré una reclamación de alguna forma para que no me cobren ese tiempo en la factura, aunque por lo que sé lo deberían descontar automáticamente. Pero en resumen, estoy jodida.

 

Pero vamos a lo que vamos, el siguiente capítulo de nuestra épica mudanza. Previously on… ejem… la semana pasada habían llegado los muebles y una gran compra. En ese punto estábamos. Tras recoger y traernos algunas cosas por la semana, aquí me vine yo el viernes pasado armada de valor. En una primera fase de viernes noche, quedó montada la cómoda y la estructura de la cama. Y lo mejor de todo, tenía en el buzón un maravilloso papelito de Die Post diciendo que tenía que recoger un paquete. Esto alteró ligeramente nuestros planes. También tenía, para nuestra desgracia, un papelito del banco diciendo que pagásemos los 4000 francos de fianza…

 

El viernes por la noche, nos volvimos a nuestra anterior morada a dormir, y el sábado madrugamos para ir a recoger el paquete. Como asumía, era nuestro nuevo router. Nada mejor que asegurarse la conexión a internet antes de mudarse! Tras dejar el paquete en casa, comenzó nuestro viaje de todos los sábados a Ikea. Como ya teníamos los muebles y los platos, esta vez nos centramos en cazuelas, sartenes, toallas… cosas de ese estilo. Otra pasta que nos dejamos en cosillas pequeñas. Volvimos a Berna, dejamos las cosas, y decidimos explorar nuevas opciones en el entorno.

 

Por la tarde nos fuimos a un sitio llamado Micasa, que es de Migros, con la esperanza de ver alguna cosilla pequeña, pero pronto nos dimos cuenta que aquello eran muebles más caros que en Ikea y poco más, pero nuestro gran descubrimiento fue el gran Migros DoIt + Garden que había en el sótano. Para que os situéis, es como una gran ferretería con su gran sección de jardinería. Tras querer comprarnos toda la tienda, conseguimos reducir sustancialmente el volumen de la compra a algo razonable, pero nos hemos apuntado el sitio para ir a por plantitas, porque tenemos un plan… y esperamos poder ejecutarlo. Queremos un macetohuerto!!! (prometo ir informando sobre los fracasos intentando crecer cosas comestibles en interior).

 

Tras esa ronda tocó una ronda de montaje. Acabamos con la cama, montamos las mesillas y casi todos los muebles pequeños. Tras eso, decidimos descansar para no morir.

 

El domingo la cosa fue un poco más dura… De mañana todo comenzó con el montaje de las pocas cosas que quedaban pendientes, comer, y mover cosas. Por la tarde continuamos con el traslado de cosas, yo tuve un bajón brutal por el cansancio, menos mal que Nacho aguantó lo suficiente como para traer el sólo la última ronda. Mientras yo me quedé a colocar un poco todo, llegaron esas cosas, estrenamos nuestra nueva ducha (hemos comprado una alcachofa con LEDs, mola un montón) y después estrenamos nuestra nueva cama.

 

Durante esta semana hemos ido poco a poco acostumbrándonos a la cama. Estamos valorando si soportamos la luz o si tenemos que desarrollar algún sistema para el control de luz en la habitación. La vida ya es al completo en nuestra nueva casa, aunque el salón comedor sigue vacío y según IKEA tardarán todavía una semana más en traer las cosas. Me estoy empezando a acostumbrar a cenar sentada en el suelo.

 

Hemos instalado el módem y la conexión va de lujo. Es lo que me está permitiendo escribir en estos momentos, y no morir por falta de comunicación con el mundo. Y hoy, finalmente, he entregado las llaves del piso anterior. Ahora sólo queda que nos devuelvan la fianza… que es mucha pasta.

 

Paralelamente, hoy me han contactado de la inmobiliaria de Madrid, supuestamente para devolverme la fianza. Hasta que no lo vea no lo creo… De eso me tengo también un post guardado, pero me gustaría ver el dinero en mi cuenta primero!

 

Hoy ha sido festivo en Suiza (la Ascensión, sí), pero hemos ido a trabajar para coger mañana el día libre. Estamos planeando un nuevo asalto a tiendas para este fin de semana, y un poco de actividad en nuestro nuevo piso. Veremos que pasa… mientras tanto, seguid pendientes de vuestras pantallas, pronto nuevo capítulo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s