Cosas de las que una se da cuenta en USA

Ya sólo me queda una semana en Estados Unidos. Justo en una semana a estas horas estaré en un avión camino de Madrid. Y esta semana toca reflexionar un poco sobre mi estancia aquí… la verdad es que me he ido dado cuenta de unas cuantas cosas:

  • Puedo vivir con muy pocas cosas. Mi maleta pesaba 15 kg, más la de mano y tal… me he traído menos de 20 kg de pertenencias. Y aunque he comprado cosas aquí, se puede sobrevivir perfectamente con muy pocas cosas.
  • Puedo vivir con poca ropa. No necesito un armario tan grande. Lo que necesito es ser más organizada a la hora de lavar la ropa!
  • No puedo vivir sin conexión de datos. No puedo vivir sin internet.
  • No puedo vivir sin café. Que el acceso al café haya sido limitado ha sido un problema grave.
  • No puedo vivir a largo plazo entre tantos católicos. Me dan yuyu. Mucho yuyu.
  • Llegué aquí con la idea de que los chinos en los laboratorios me caían mal. Siguen sin gustarme los chinos.
  • He descubierto en cambio que los indios son unas personas maravillosas. Sí, mejor que el españolito prototipo. Son amables, preocupados, trabajadores.
  • Estés en la punta del mundo que estés, nada te impide conocer a gente maravillosa con la que puedes hacer una amistad duradera.
  • Del mismo modo, nada te impide conocer a alguien a quien sabes que vas a odiar de por vida, y levantarte todas las mañanas con ganas de matarlo (o matarla…).
  • Echo de menos demasiadas cosas y gente que están en España. Pero no España.
  • Echo de menos mi labo. Mucho. Y a mi jefe. Creo que eso queda plasmado en los ocho millones de mails que nos mandamos.
  • La gente que realmente se preocupa por ti se sigue preocupando por ti aunque estés a 6000 km. Lo que deja en muy buen lugar a una poca gente y en muy mal lugar a otros muchos.
  • Las hamburguesas en España son mejores que en USA.
  • El café es mejor en Europa que en USA.
  • Los americanos beben una cosa aguada que llaman cerveza. Por mucho que lo han intentado, todas las cervezas americanas me saben a agua.
  • Para compensar, las hamburguesas, el café y las cervezas son, por norma general, más baratos que en Europa.
  • No soporto tener que trabajar con otra persona. No me permite organizarme a mi aire y siento que pierdo el tiempo.
  • Creía que poner gotas para cristalizar era repetitivo. Picar fagos es peor.
  • Los laboratorios americanos no son ni de lejos como todo el mundo dice que son.
  • Te pueden presionar, mucho, muchísimo. Puedes agobiarte. Pero si tienes un objetivo claro, si tienes algo que realmente quieres, puedes soportar toda la presión del mundo.
  • El mejor modo de superar un mal día es pensar que cuando se acabe llegarás a casa y tendrás a alguien maravilloso con quien hablar.
  • Lo más frustrante es acabar el día con esa idea en la mente, y que la conexión que le estás robando a las monjitas sea tan mala que Skype no funcione.
  • He descubierto que puedo volverme extrañamente sentimental con sólo escuchar una canción.
  • Me he dado cuenta que quiero ir a más conciertos. Me encantaría repetir un concierto de Satriani. Haré lo que sea por un concierto de Scorpions. Mi siguiente objetivo es Metallica, lástima que me los perdiese hace un año en Madrid.
  • Me gusta viajar y me adapto con facilidad a nuevas ciudades.
  • No me gusta Indiana. La gente de allí no me convence.
  • Washington DC me está gustando más. La Costa Este en general tiene algo… hay algo que me gusta. Pero tiene que tener algo más para que renuncie a Europa.
  • Soy una vaga de mierda. He descubierto que estoy en muy baja forma y que tengo que hacer más ejercicio. Estar delgada no implica estar en buena condición física y claramente yo no lo estoy.
  • He descubierto que puedo madrugar y dormir pocas horas. Ahora sólo me queda descubrir cómo hacerlo por iniciativa propia y no porque no sea capaz de dormir.
  • He descubierto que los americanos se apoderan de todo como propio. Os sorprenderían la cantidad de cosas europeas que ellos creen que son americanas…
  • Y sobretodo, he descubierto que el tiempo es relativo. Te puedes agobiar mucho contando días, horas… pero lo que realmente importa es lo que va a pasar en cuestión de años. Quizá este año mis propósitos de año nuevo deberían implicar proyectos a más largo plazo. Un año es muy poco tiempo… Me queda toda la vida por delante.

Un comentario en “Cosas de las que una se da cuenta en USA

  1. Ánimo Carme, que ya verás cuando te vengas y lo veas en perspectiva, todo lo verás con otros ojos. A mi me gustaría irme a hacer una estancia a USA también, a ver si tuviese suerte.

    Aunque es cierto que si puedo elegir, me quedaría en Europa (aunque no en España).

    Saludos!🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s