De sirenas y sirenos

Hoy, mi horóscopo del Metro (todos sabemos que es la solución a todas nuestras dudas) decía algo así como que me dejase encandilar por el canto de la sirena que me perseguía. Siempre me pareció un poco machista el asunto. Siendo chica… ¿tengo que buscar igual a una sirena? ¿cual sería la versión masculina de una sirena? ¿Un sireno? ¿Un macho cabrío? ¿Cthulhu? Yo no tengo a ningún ser de ese estilo que me intente encandilar… Aunque como comentaba en el post anterior, debido a mi crueldad voy a ir al infierno, así que a lo mejor es el diablo que el que me intenta encandilar (como molaría).

Aunque no me haya enterado de la existencia del “sireno” (llamémoslo así), sí se puede decir que he sido encandilada… por un hilo musical que me permite sobrevivir a las horribles prácticas de FBA. Creo que la de hoy ha sido el punto máximo… más allá no puede haber nada (quizá me arrepienta de decir esto).

La práctica era de secuenciación (mentira). Nos contaron como se hacía una PCR (sí, otra vez), y me torturaron delante de un ordenador (otra vez). Tras la hora de “teoría”, que fue una tortura, venía la práctica. Alineamos unas secuencias… obtuvimos una secuencia, la comparamos, y supimos de que bicho se trataba. Después construimos un árbol filogenético (versión cutre) con unas distancias que se sacó el profesor de la manga (hemos llegado a la conclusión de que nunca escuchó hablar de ese tal Nei… y que si Gonzalo lo pillase por banda… en fin).  Aunque no os lo creais, hacer esto llevó 2 horitas. Sé que parece imposible, pero la nulidad del ser humano se muestra en todo su esplendor en estas prácticas.

Ahora os voy a hablar un poco del profesor que nos dió esta maravillosa práctica. Me habían dicho que parecía un poco gay. La descripción era incorrecta. Es muy gay. Además tiene pinta de reprimirlo, y eso es lo malo (no vayamos a interpretar ahora que yo tengo algo en contra de los gays). Además, era tonto.

Un par de frasecitas de esas que tanto me gustan a mi para ridiculizar a los profesores… (sólo dos, que hoy ya me han llamado cruel demasiadas veces):

“Blast es la herramienta de Genbank para buscar cosas que se parecen a la nuestra”

A ver… ¿de que “cosa” estamos hablando? Y la gente dice que yo hablo mal por decir chirimbolo o cacharro. Un chirimbolo es un chirimbolo, está claro. ¿Y una cosa? Buscar una cosa que se parezca a la nuestra es una frase muy malinterpretable. Y no es que yo piense mal, es evidente que el tipo no buscaba lo mismo que buscabamos nosotros (bueno, a lo mejor sí buscaba lo mismo que nosotras, quien sabe…).

“Se pueden añadir dos pasos antes: uno antes y uno después”

¿En qué quedamos? Antes o después. Hola, soy Coco, te voy a enseñar la diferencia entre delante y detrás… Pobrecillo, este chico se perdió ese capítulo de Barrio Sésamo.

Vale… empiezo a pensar que quizá si que soy un poco cruel (sólo un poquito).

Después me tocó ir al departamento y aguantar a otro inútil. Qué ganas tengo de que llegue semana santa…

Anuncios

3 comentarios en “De sirenas y sirenos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s