La llamada de Cthulhu

He encontrado este texto por ahi mientras estudiaba fisio… creo que a más de un lector le recordará muchas cosas. Tengo viciooooo. En 15 días termino los exámenes. Hoy me han llevado la mesita del salón y la semana que viene habrá sofá. Se puede jugar. Hay que jugar.

Claves para sobrevivir en la Llamada de Cthulhu

En un juego como la Llamada de Cthulhu, en el que la esperanza de vida media de un personaje es menor que la de una mariposa efímera, es imprescindible contar con alguna guía que permita mantenerse a flote.

————————————————————————————-

¿Acabas de heredar una mansión cuyo dueño anterior se volvió loco, murió de modo horrible o sencillamente desapareció? Nunca duermas en su dormitorio, ni explores las cavernas sin registrar que hay debajo del sótano, y sobre todo jamás te plantees descubrir el origen de ese desquiciante sonido estridente que se escucha por las noches. De hecho, no visites nunca la mansión de cuestión

Lleva a cabo las investigaciones cuando el sol todavía esté por encima del horizonte. Esa idea tan extendida de que la noche es el momento ideal para espiar, rondar y colarse en los sitios es más mortífera de lo que el Ser del Espacio Exterior con el Millar de Caras Podridas con Pústulas podría ser jamás.

Ser analfabeto es bueno.

Sí, se pueden tener demasiados tentáculos.

Siempre lleva encima una pistola. De ese modo, podrás asegurarte de que uno de tus amigos será incapaz de correr cuando tu grupo sea perseguido por cazadores extradimensionales, y así proporcionarás a esas horribles criaturas algo aparte de ti con lo que hacerse el aperitivo. Si hay suerte.

Nunca entables amistad con un profesor universitario. Son la encarnación andante de los problemas. De hecho, cuidado con cualquiera cuyo trabajo sea leer libros, especialmente libros viejos o volúmenes, como les gusta llamarlos. Siempre querrán tu ayuda después de haber convocado al Terrible Horror de Dudosa Reputación, y echarles una mano te llevará a una muerte inmediata, o como poco a la locura. Los sucesos surrealistas o las invocaciones de criaturas de otra dimensión puede ser algo muy normal en sus vidas, pero no dejes que sea normal en la tuya.

Nunca tengas una cita con una mujer que ser refiere a sí misma como gatita o tigresa. ¡Monos o no, malditos sean los Gatos de Saturno!

Nunca viajes al extranjero. Y si por alguna razón lo haces, mejor que no sea como miembro de alguna expedición.

Egipto y la Antártida matan cada año más investigadores que el cáncer

Siempre lleva contigo explosivos. Y no explosivos afeminados como granadas, hablamos de llevar fardos de dinamita. ¿Estás invitado a la boda de tus primos? ¡Estupendo! Simplemente no olvides meter la dinamita en la maleta. La dinamita es perfecta para muchas cosas, como hacer estallar templos blasfemos o asquerosos protoseres. Y si eso falla, la dinamita es una leña estupenda para tu pira funeraria.

Nunca te unas a un culto o secta. Con eso está dicho todo.

La curiosidad no mató al gato. Lo que lo mató fue algún horror innombrable. No sólo eso, además le volvió la piel del revés, hizo que le crecieran pseudópodos de todos los orificios imaginables, le dio sed de sangre humana, y lo hizo seis veces más grande que antes. Y ahora el gato va a por ti.

Aléjate de las cabañas de montaña. Todas las cabañas traen de serie un psicópata. Algunos vendedores de cabañas pueden tener la oferta de sustituir el psicópata por un Horror Ignoto Existente en Muchas Dimensiones a la Vez. ¡Cuidado con las cabañas!

Intenta no vivir en Inglaterra ni en Nueva Inglaterra. De hecho, lo mejor que podrías hacer es mudarte a Suecia, un país donde la actividad de los Mitos parece ser casi inexistente.

Evita cualquier cosa que pudiera asociarse con las palabras antiguo, olvidado, perdido, etc. Por más que lo repitamos no será suficiente precaución. Contraer el ébola es mucho más divertido que ser descuartizado en trocitos a lo largo de siete años por la Antigua Monstruosidad Guardiana.

Diferencia claramente entre el cieno bueno y el cieno malo. El cieno bueno no hace otra cosa que quizás darte asco. Por el contrario, el cieno malo tiende a devorarte, disolverte, crecer sin parar, etc. Un modo seguro de distinguir entre el cieno bueno y el cieno malo es el siguiente:

Cuando veas por primera vez un charco de cieno, plantéate estas preguntas. Pero antes de hacer nada, toma precauciones; cieno bueno o cieno malo, es mucho mejor ningún cieno.

1. ¿Se arrastra, mueve o muestra alguna otra señal de producir energía cinética por sí mismo? ¿No? Entonces probablemente puedas asumir que estás tratando con cieno bueno.
2. ¿Posee un enorme número de bocas y ojos pedunculares? ¿No? Cieno bueno.
3. ¿Habla? ¿No? Cieno bueno.
4. ¿Te sientes intranquilo por cualquier motivo por el cieno? ¿No? Cieno bueno.
5. Golpéalo con un palo puntiagudo. ¿Reacciona? ¿No? Cieno bueno.
6. ¿Ha desaparecido últimamente alguna de tus mascotas? ¿No? Si la respuesta es afirmativa, ¿puedes ver sus huesos dentro del cieno? ¿Sí? Cieno malo.
7. ¿Proviene el cieno del espacio exterior? ¿No? Cieno bueno.

Cuando trates con criaturas de poder inconmensurable, ándate con pies de plomo. Si de repente empiezas a descomponerte, ardes en llamas, explotas o sufres algún mal similar, sabrás que has cometido algún error.

Por otro lado, si has estado tratando con criaturas de poder inconmensurable, eres un cretino y no te mereces nada mejor de lo que te haya pasado. Aléjate de Dioses Exteriores, los Antiguos Dioses, Primigenios y su ralea.

Si tu Guardián te pide que rellenes un par de hojas de personaje nuevas antes de que comience la sesión, significa que os espera la muerte y el dolor. Sugiere echar en su lugar una partidita de Dungeons & Dragons, un juego en el que ser resucitado no te convierte automáticamente en el Engendro Reencarnado del Mal.

Evidentemente, todos estos consejos no bastan para mantener vivo a tu investigador. También se necesita sentido común, junto a grandes dosis de instinto de supervivencia, aunque esas cosas suelen faltar cuando nos referimos a los investigadores en una partida de la Llamada. Suerte, y recuerda: aunque pueda sonar terrible, pasarte tus últimos años en un asilo de ancianitos es mucho mejor que pasarlos en un sanatorio mental comiendo cucarachas.

* Algunas breves normas de supervivencia para el Operativo Delta Green:
* Llévate siempre un cargador más de lo que esperes necesitar.
* Las minas abandonadas nunca están abandonadas.
* Los refrigeradores fuertemente sellados en la Caja Verde probablemente estén fuertemente sellados por algo.
* Si tienes dudas, vacía el cargador.
* Nunca dejes que tu compañero no muy cuerdo lleve los explosivos.
* Una sala de autopsias no es un “lugar seguro”.
* Deberías evitar como la peste a los siniestros desconocidos que te ofrecen regalos y favores.
* Cuando consideres los métodos de ejecutar tu misión, piensa en “Exterminio”.
* El sueño no es más que un mal sustituto de la cafeína.
* Reserva siempre la última bala para el imbécil que te metió en esto.
* Si ese imbécil no eres tú mismo, dispárale a las piernas. Ya que te van a comer vivo, a él también.
* Si alguien te ofrece “Experimentar las Otras Dimensiones”, rehúsa delicadamente con una descarga de escopeta.
* Si careces de aptitudes sociales, prueba con el “interrogatorio físico”.
* Lo de leer libros déjaselo al colega que tenéis encerrado en esa habitación tan bonita con paredes acolchadas.
* No existe el concepto “demasiadas pistolas”
* Gasolina: repostar automóviles es sólo su uso secundario.
* Cuando entres en una instalación gubernamental y las puertas de los servicios estén marcadas como “Caballeros”, “Señoras” y “Otros”, tal vez quieras reconsiderar tu situación.
* Los viejos nazis nunca mueren. Punto.
* Los mariquitas llevan pistolas. Los tíos de verdad usan armas apocalípticas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s