De fagos y alcohol

Hace muchos muchos años, cuando yo todavía tenía vida, solía venir por estos lares a comentar noticias varias científicas. Tras un tiempo en la sombra me he dado un golpe en la cabeza y he decidido retomar dicha actividad. Y para retomar esa actividad es imprescindible que lo haga hablando de fagos. Para ello, he elegido un artículo que fresco fresco no es, pero que cuando leí sobre su existencia despertó mi curiosidad, así que aquí os lo traigo.

Como no es muy fresco, seguro que muchos algo habréis leído por ahí hace un par de meses. Decían en las noticias que los fagos servían para curar los destrozos que el alcohol hacía en el hígado. A ver, curar curar no, así que que os agarren la cerveza, que no deberíais seguir bebiendo. Incluso yo hice alguna coña al respecto en Twitter, de que por eso yo estaba tan interesada en los fagos… pero vamos a ver de qué trata realmente el artículo y qué es lo que se ha descubierto.

Una de las consecuencias del consumo de alcohol (que todos sabemos ya que es malo) es la hepatitis alcohólica. Es una inflamación del hígado y se da en personas que beben mucho y de forma continuada. Normalmente aparece después del hígado graso y suele llevar por el camino de la cirrosis. Aunque se suelen intentar tratamientos, más allá de lo evidente (dejar de beber), no hay mucho que se pueda hacer para parar el avance, y la única solución efectiva es el trasplante, cosa difícil de conseguir a no ser que muestres una clara intención de aprovechar el hígado que te están dando y, por otra parte, muy difícil de conseguir, porque hígados no nos sobran.

Por cosas de estas que se investigan sin tener muy claro a dónde pueden llevar, se descubrió que las personas con hepatitis alcohólica tenían Enterococcus faecalis, una bacteria que está… en el intestino, y que identificaron en las heces. Vamos a ver cómo se conecta esto de una bacteria del intestino con el hígado.

De esta bacteria hay variedades, y lo que nos interesa ahora es que algunas sintetizan citolisinas. Las citolisinas son toxinas, y concretamente, para ser activas, necesitan la presencia de dos péptidos, dos pequeñas proteínas codificadas por dos genes (vaya, algo fácil de saber si la bacteria tiene o no tiene). Curiosamente, los pacientes que tenían la variedad de esta bacteria que generaba las citolisinas, se morían al poco tiempo. Pero vamos a ver, ¿el huevo o la gallina? Y más importante… ¿qué tienen que ver las proteínas de una bacteria con el hígado?

Por ahora, lo que tenemos es que los que se van a morir tienen las citolisinas estas, y esto ya es todo un avance, porque podemos usar su presencia como indicador de que la cosa está grave. Hasta el momento, parece ser la forma más eficaz de demostrar si la cosa es chunga o no. Y conste que son las citolisinas, porque la presencia de la bacteria o la cantidad de bacterias no dice nada, lo importante son las citolisinas!

Para saber qué leches hacen las citolisinas en el hígado, los investigadores fueron a mirar a ver qué le pasaba a ratones, porque con humanos no podemos investigar. Si a un ratón le daban alcohol pero no le daban la bacteria que generaba citolisinas, sobrevivía mucho mejor que uno con alcohol y con citolisinas. Las citolisinas solas no parecían hacer mucho, así que lo importante es la mezcla. ¿Por qué? Porque la presencia de etanol (alcohol vaya) provoca cambios en el intestino, que permiten que las citolisinas pasen al hígado. Ahí lo tenemos, ahora ya sabemos por qué van de un lado al otro. La microbiota intestinal de los ratones cambiaba poco, pero lo que sí se veía afectado era lo que iba al hígado.

Ahora que tenemos las citolisinas en el hígado, lo siguiente que queremos saber es qué hacen. Para eso, lo que hicieron fue cultivar hepatocitos (células del hígado) e incubarlas con las citolisinas. Como podéis suponer a estas alturas, las células morían, pero sólo si tenían las dos subunidades, porque os recuerdo que al principio dije que esto tenía dos proteínas, dos partes. Una sola no llegaba, tenían que ser las dos, que es lo que habría generado la bacteria. Aunque no viene a cuento en este trabajo, esto puede ser porque las citolisinas forman poros, lo que rompería la célula, y si la célula se rompe… se muere.

Por fin vamos a llegar a los fagos. Porque hasta ahora sólo sabemos cómo matar células del hígado. Pero si sabemos que las citolisinas las generan bacterias… ¿y si matamos esas bacterias? Y aquí entran los fagos. Los investigadores aislaron fagos que atacan de forma específica a E. faecalis y se los dieron a los ratones. Como el trabajo se ha publicado muy bien, os podéis imaginar el resultado: si se trata a los ratones con los fagos que atacan a E. faecalis, se generan menos citolisinas, llegan menos citolisinas al hígado, los ratones viven más. Además, el tratamiento no parece afectar ni a la absorción de alcohol ni a la microbiota de los ratones.

Por supuesto, todo esto ha sido en ratones. Pero ese es el comienzo. Ahora será necesario ver qué pasa en humanos y para eso hace falta un ensayo clínico. Como destacan en el artículo, esta es una forma de tratar una enfermedad que no es causada directamente por una bacteria (la mayor parte de tratamientos con fagos son para tratar infecciones bacterianas).

A mi el artículo me ha parecido muy interesante, pero al fin y al cabo veo que hay una solución mucho más sencilla: no beber alcohol. Pero eso no quita que sea un uso muy interesante y un tratamiento que puede llegar a ser muy importante. Quizá pronto veamos que el ensayo clínico empieza a reclutar…

Coronavirus, guía rápida

Aunque en estos momentos no tengo tiempo para hacer algo más elaborado, la alerta que se está generando sobre el coronavirus y la cantidad de bulos y noticias falsas que se están compartiendo me llevan a la necesidad de escribir, brevemente, un resumen muy rápido de la situación y de las medidas necesarias.

En el momento en el que escribo esto hay más de 6000 casos en China, 14 países afectados y más de 100 muertos. La situación va a ir a peor, aunque deberíamos de llegar relativamente pronto a un pico y empezar a bajar. Aunque este virus es diferente, lo que sabemos es que todo empezó en Wuhan y que es parecido al coronavirus del SARS. Se llama coronavirus porque en imágenes de microscopía electrónica parece tener una corona rodeándolo. El genoma de la nueva cepa del virus ya se ha secuenciado y sabemos cómo de parecido es a otros virus, lo que está ayudando a intentar localizar la fuente original. El virus tiene origen en otro animal y ha ocurrido un salto de especie a humanos (algo muy común en virus). En estos momentos nadie puede confirmar cómo se produjo este salto. Lo que sí se ha confirmado, es que se puede contagiar entre humanos.

Con los casos que hay hasta el momento, se calcula que cada persona contagiada puede contagiar de media a otras cuatro, y que la mortalidad está por debajo del 3%. Los casos que acaban en muerte son principalmente en personas de edad avanzada y que presentan otras enfermedades.

Los síntomas iniciales son parecidos a los de una gripe, lo que facilita que se haya extendido fácilmente y además dificulta saber si el número de casos conocidos es exacto. No sabemos si hay gente pensando que lo que tienen es una gripe. Al cabo de unos días, los problemas respiratorios son más graves, por lo que suele ser el momento en el que se consulta a un médico y se puede diagnosticar. Se cree que se puede contagiar cuando la persona todavía no muestra síntomas, lo que está llevando a la cancelación de vuelos y a la cuarentena de los repatriados.

China está haciendo un esfuerzo tremendo para construir dos hospitales en un tiempo récord, lo que hace dudar de las cifras, pero por otra parte más vale prevenir. Hay muchos vídeos circulando por las redes de gente desmayándose o muriendo por la calle que son mentira. Comprobad siempre la fuente antes de compartir estas cosas, porque lo único que generan es un pánico innecesario.

De la misma forma, los chinos tienen sus tradiciones y nosotros las nuestras. A vosotros os puede resultar asqueroso que se coman una sopa de murciélago (el murciélago está en la lista de posibles orígenes), pero nosotros comemos cosas que pueden ser igual de asquerosas. En España se paga a precio de oro un puñado de percebes y lo único que os coméis es el pene de un bicho que vive en las rocas, y que cuesta una pasta porque hay pocos y es muy difícil recogerlos. Respetad la comida de otros países. No es culpa de los chinos, pero que se distribuya rápido sí es en parte culpa de la sobrepoblación en las ciudades, cosa que llega a extremos insospechados en China.

Si me estáis leyendo, probablemente estaréis en un país sin casos o con casos puntuales (si me estás leyendo desde China todo lo que voy a decir a continuación aplica, pero tú ya tienes otra información mucho más detallada). En nuestros países el riesgo de contagio es mínimo, y deberíamos tener mucho más miedo a la gripe que mata a mucha más gente cada año. Si quieres evitar contagiarte puedes seguir una serie de consejos, que te ayudarán a protegerte del coronavirus y ya de paso de la gripe, que es en la que te tienes que centrar:

  • Lávate las manos mucho, pero especialmente después de tocar cosas que hayan tocado otras personas.
  • Si no te puedes lavar las manos, quizá esta época sí es en la que tienes que tener a mano un botecito de gel hidroalcohólico. Úsalo después de haberte agarrado a la barra del autobús.
  • No te toques la cara si no tienes las manos “limpias”. El virus no atraviesa la piel de las manos, el virus lo “respiras”.
  • Si estás compartiendo habitación con otras personas (en la oficina, por ejemplo), ventila todo lo posible.
  • Evita que la gente te tosa o estornude en la cara. En sí es algo asqueroso de todas formas.
  • Quizá sea el momento de empezar a saludar con un apretón de manos y dejar los abrazos y besos para el verano.
  • Haz ejercicio y come bien. Tus defensas deberían ser tu prioridad en la vida, siempre.
  • Antes de tener síntomas, asegúrate un stock de antigripales en casa. No te preocupes que seguro que un resfriado vas a tener antes de que caduquen. Esto te ahorrará ir a la farmacia cuando deberías estar en la cama.

Además de lo que tú puedes hacer, puedes influir en lo que hacen otras personas:

  • Si tienes hijos, asegúrate de que les enseñas a lavarse las manos correctamente, y a usar pañuelos correctamente para toser o estornudar.
  • Recuérdale a la gente de tu entorno que se estornuda y se tose en un pañuelo o, en su defecto, en el antebrazo. No en la mano que te van a dar.
  • Si alguien de tu entorno parece “griposo”, haz todo lo posible para que esa persona se quede en casa hasta que se le pasen los síntomas.
  • Recuerda a todo el mundo eso de ventilar.
  • Lava los alimentos frescos antes de comértelos (esto es fundamental para un montón de enfermedades), pero sobretodo asegúrate que quien te prepara alimentos cumpla las normas de higiene alimentaria.

Si pese a todo esto eres una persona hipocondríaca:

  • Si no has estado en China ni tienes contacto con alguien que haya estado en China recientemente, lo que tienes es gripe, no un coronavirus.
  • Si tienes síntomas (que seguro que son de gripe), quédate en casa.
  • Tómate los medicamentos habituales para los síntomas de la gripe. Éstos suelen incluir paracetamol para bajar la fiebre. En España creo que el más común es el Frenadol, pero elige el que te venga mejor. Además de paracetamol (o ácido acetil salicílico), los antigripales suelen llevar mucolíticos (para no taponar la nariz y que fluya), antihistamínicos (para estornudar menos) o antitusivos (antitós vaya). Hay cientos en el mercado.
  • Si todavía cunde el pánico o realmente has entrado en contacto con una posible fuente, no vayas al médico. Llama al centro de salud y consulta con ellos los siguientes pasos. Si realmente lo tuvieses vas a contagiar a media sala de espera y no queremos eso.
  • Si realmente crees que lo tienes, además de quedarte en tu casa y seguir instrucciones remotas de un médico, tu familia tampoco debería salir por ahí mientras se confirma o descarta. Utiliza el tiempo muerto para hacer una lista de todas las personas a las que les has dado la mano en las últimas dos semanas y de los sitios en los que has estado.

La incubación del virus es de 15 días, pero una vez que aparecen los síntomas iniciales los cambios son rápidos. Por eso es importante detectar las primeras señales, pero sin que cunda el pánico. Ahora más que nunca es importante que todos razonemos y no se saturen las salas de urgencias, porque hacen falta para otras cosas. Si lo que tienes es un resfriado o una gripe, quédate en casa y punto. Si algún síntoma se sale de lo que es habitual para ti, entonces consulta a un médico, pero a ser posible de forma remota o pidiendo cita con tu médico de familia. Recuerda que en las salas de espera te puedes contagiar de lo que tengan el resto allí.

No hay que ponerse mascarilla, hay que lavarse las manos. Una buena higiene evita cientos de enfermedades.

En los próximos días, dependiendo de cómo vaya avanzando la situación, me plantearé escribir sobre otros aspectos. Por supuesto, siempre me podéis comentar vuestras dudas, sobretodo si os llega información que no sabéis si puede ser cierta o no, o si os dan algún consejo que se sale de lo que dije previamente. Estaré encantada de responder cualquier pregunta.

Mientras tanto, si queréis recordar un poco de historia, hace ya casi 5 años escribí sobre el MERS cuando empezaba una oleada de pánico. A veces tenemos muy poca memoria para estas cosas, y está bien refrescar que llevamos años repitiendo las mismas cosas.

Bacterias en el cerebro

Una pretende aquí mantener un ritmo de publicación, pero la salud no se lo está permitiendo. Un resfriado más largo de lo normal y un exceso de trabajo me han hecho estar de baja temporal, pero esperemos que todo vuelva a la normalidad y pueda cumplir mi objetivo de este año. Y aunque mi resfriado fuese por un virus, yo aquí vengo a hablar de bacterias, concretamente de bacterias en el cerebro.

Hace ya un par de semanas varios medios se hicieron eco de un artículo publicado a finales de noviembre en Neurobiology. Vale, ya, que llego un poco tarde… pero llego.

En el artículo, unos investigadores de la Universidad de California dicen haber encontrado bacterias en cerebros de personas con Alzheimer. ¿Qué quiere decir esto?

El Alzheimer es una enfermedad bastante complicada. Todos conocemos los síntomas, y también sabemos que es bastante complicado diferenciarlo de la demencia senil por los primeros síntomas. Bioquímicamente, el Alzheimer se caracteriza por una acumulación de proteínas mal plegadas. Una de las proteínas implicadas es la beta amiloide, que forma los famosas acumulaciones de fibras amiloides que tanto caracterizan los cerebros con Alzheimer. Realmente, las fibras amiloides se generan por el corte de la proteína precursora amiloidea, de la que todavía no tenemos muy clara su función, pero que sabemos que atraviesa las membranas de las neuronas y que se acumula en las regiones de sinapsis, por lo que se asume que tiene una función importante en la formación de dichas sinapsis, y probablemente como proteína transportadora.

Si la proteína precursora amiloidea se corta cuando no debe, genera los fragmentos beta amiloides, que se unen formando fibras, esas fibras forman placas, y ahí tenemos el problema. Pese a ello, el fragmento (que llamamos péptido) beta amiloide tiene muchas funciones indispensables y su carencia también generaría problemas. Por eso es importante el plegamiento. Si se corta y no se “dobla” correctamente, empieza a agregar, y una vez que tenemos un núcleo de partida para la agregación, el resto se unen a la fiesta.

Otra de las proteínas implicadas en el Alzheimer es Tau. Tau estabiliza los microtúbulos en las neuronas. Explicado de una forma más corriente, si pensamos que los microtúbulos son las carreteras de las células, Tau se ocupa de mantener el tráfico fluido. Si el tráfico no es fluido, los nutrientes no llegan a tiempo a las sinapsis. Como el tráfico es algo irregular, Tau necesita un mecanismo de control, que ocurre mediante la fosforilación (digamos, se le añade una etiqueta para que esté activada). Si el proceso falla y se fosforila más de lo que debe, entonces empieza a formar fibras, no puede cumplir su trabajo, y la red de carreteras de la célula no funciona.

Sabiendo esto, volvamos al tema de las bacterias. Los investigadores han encontrado en el cerebro de gente con Alzheimer lipopolisacáridos (los ladrillos exteriores de la pared de las bacterias) y bacterias, concretamente una cepa de E. coli. La presencia de microorganismos asociados al Alzheimer no es algo nuevo, ya que antes se había asociado a infecciones de hongos e incluso al herpes, pero nunca se habían detectado bacterias vivas.

Lo que más me ha preocupado es que también las han encontrado en uno de los pacientes sanos. ¿Tenemos bacterias en el cerebro? Ellos mismos valoran la posibilidad de una contaminación. Yo creo que prefiero no pensar cómo esas bacterias han llegado al cerebro si realmente estaban ahí. Por supuesto, tampoco saben si las bacterias estaban vivas, porque digamos que no es el mejor medio de cultivo.

Independientemente de las dudas asociadas a los resultados, uno se debería plantear que qué ha sido antes, si el huevo o la gallina. Se sabe que una de las funciones del péptido beta amiloide es antimicrobiano, ya que está implicado en la respuesta inflamatoria. Quizá, si no se está plegando correctamente y no trabaja como debe, es más fácil que las bacterias campen a sus anchas por nuestro cerebro. Pero quizá una infección bacteriana sature la actividad de estos péptidos y no puedan plegarse correctamente por ello. Sabiendo también que la gente con una vida más sana es menos propensa a desarrollar Alzheimer, ¿no valdría la pena investigarlo?

A día de hoy hay muchas teorías sobre el posible origen del Alzheimer. Muchas apoyan una base genética, pero no como única razón. Tenemos las teorías que basan el origen en el mal plegamiento de las proteínas antes mencionadas, pero también las hay que piensan que el mal funcionamiento de transportadores es lo que desencadena el resto. En cualquier caso, es una enfermedad muy común y demasiado desconocida. Por ahora os dejo con la duda… ¿tendremos también nosotros bacterias en el cerebro?

Gram-negative bacterial molecules associate with Alzheimer disease pathology.
Zhan X, Stamova B, Jin LW, DeCarli C, Phinney B, Sharp FR.
Neurology. 2016 Nov 29;87(22):2324-2332.

La historia de Nadia y la prensa fácil

Durante la última semana, España entera se ha revolucionado con el caso de Nadia Nerea. Yo no me enteré hasta que Hipertextual destapó las mentiras, y a partir de ahí sí fui siguiendo un poco la investigación.

En estos momentos medio país se está cebando con la historia, con lo malo que es el padre, que cómo se le ocurre timar así a la gente, con lo malo que es el periodista, que como no se le ocurre comprobar las cosas antes de escribir.

La verdad es que en el momento en el que leí la noticia, me podía imaginar perfectamente la reacción de Ángela, que describió la mentira en Hipertextual. ¿Agujeros en el cerebro para modificar genes? ¿Pero a qué clase de periodista le pueden colar eso? ¿Pero cómo se lo puede haber creído tanta gente? Tras una fase inicial de cabreo conmigo misma pensando que no puede haber tanta falta de cultura científica en España, pasé a la fase de cabreo con los críticos. Vamos a ver, señores divulgadores que tanto se les llena la boca diciendo que enseñan ciencia a la sociedad… ¿realmente ninguno de ustedes se enteró antes de esto como para comentarlo? Creo que los únicos que pusieron la historia en duda fueron los de Malaprensa, pero yo habría esperado mi timeline lleno de RTs de todos esos divulgadores diciendo que a ver qué coño estamos pensando.

Pero ahora la moda es criticar. Pues si vamos a criticar vamos a hacerlo bien. ¿Es la primera vez que un periodista no comprueba algo? Me voy a Google y busco “enfermedad rara niño”. Lo de niño es por evitar todas las noticias de Nadia, no os preocupéis. Paso a la segunda página y hago clic en una noticia que probablemente sea cierta y busco el párrafo que describe lo que le pasa al niño:

No fue hasta el pasado 23 de octubre de 2015 que sus padres supieron el motivo. Sufre la enfermedad de Tay Sachs, una de las llamadas enfermedades ‘raras’ y que en su caso es, además, “superminoritària”. Sólo hay 300 niños en el mundo y una decena en el conjunto del estado español. Su esperanza de vida está entre los seis y los ocho años, por lo que el tiempo corre ahora en su contra.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2691858/0/enfermedad-rara/nino-mataro/investigacion-ayuda/#xtor=AD-15&xts=467263

“Sólo hay 300 niños en el mundo y una decena en el conjunto español”.  Esto es mucho afirmar, me parece a mi. Si pensamos que la distribución es homogénea, o hay más de 300 casos en el mundo, o por alguna razón debe haber más en España de los que tocan. Me entra la duda sobre esto de la distribución, a ver si en España nos tocan más que en Estados Unidos por alguna razón. Así que decido buscar el nombre de la enfermedad en la Wikipedia y para asegurarme de tener una información más detallada, me paso a ver la versión en inglés, que me dará datos de la incidencia en USA.

The incidence is approximately 1 in 320,000 newborns in the general population in United States.

En Estados Unidos nacen al año unos 12 niños con esta enfermedad. Si asumimos en el resto del mundo la misma incidencia, al año nacen más de 400 niños con esta enfermedad. En España, corresponderían entre uno y dos niños al año. Bueno, sabiendo que la esperanza de vida es corta nos lo podemos creer…

The disease incidence is about 1 in every 3,500 newborn among Ashkenazi Jews.French Canadians and the Cajun community of Louisiana have an occurrence similar to the Ashkenazi Jews. Irish Americans have a 1 in 50 chance of being a carrier. In the general population, the incidence of carriers as heterozygotes is about 1 in 300.

Vale, ya no me creo lo de la distribución homogénea, pero me vale, hay 10 casos en España. Aceptamos barco…

Volvamos a la noticia original:

Los padres no se resignan y han puesto en marcha una campaña para recoger fondos para la investigación a través de la asociación ACTAYS, que representa las familias afectadas en el estado español. Actualmente hay dos investigaciones en marcha, una en Sevilla que pretende evaluar el uso de un fármaco y otra en Cambridge, que explora la posibilidad de operar el cerebro.

Esto debería ser fácil de comprobar. Los ensayos clínicos duran mucho tiempo, así que los datos que pueda encontrar ahora sobre ensayos de esa enfermedad deberían ser aplicables. Me voy a Google y busco “clinical trial Tay Sachs”. Hago clic en la base de datos de ensayos clínicos americana, que me tiene pinta de ser lo más fiable. Me aparecen 22 resultados. 22!!! De ellos, 6 ensayos han sido completados. De ellos, ninguno tiene como sponsor a nada relacionado con Sevilla. Me quito la idea de Sevilla de la cabeza y me voy a lo de Cambridge. Tecleo “Tay Sachs Cambridge brain surgery” y encuentro la sorpresa: un paper en el que describen algo que se parece a lo que dicen, pero que se ha hecho en ratones. Sigo buscando y encuentro otra noticia que podría tener relación, que es de 2011 y cuyo ensayo no consigo localizar en una búsqueda rápida.

Vamos a ver… ¿era necesario dar estos datos si no se podían contrastar fácilmente? Quiero pensar que sí se han comprobado y simplemente mi búsqueda en 5 minutos ha sido insuficiente, pero quizá habría sido más correcto describir la enfermedad sin meterse en fregados innecesarios.

Con esto simplemente os quiero hacer dudar. Cuando leáis algo, cuando algo suene extraño, cuando parezca increíble… no penséis que se ha comprobado. Comprobadlo vosotros. He usado una noticia real, una noticia en la que quizá se han dado datos sin revisar pero que no está llena de mentiras. Yo lo sé porque han sido muchos años estudiando bioquímica, y yo sé si las cuentas van a salir al calcular el número de casos o si una enfermedad se puede curar con un agujero en el cerebro, pero espero que haya quedado claro que no hay que saber del tema para poder buscar. Un poco de inglés quizá, eso siempre hace la vida más fácil.

Nota: por si queda alguna duda, el caso es real. Detrás de este caso no hay timo ninguno, sólo unos padres que quieren ayudar a su hijo. Pongo en duda la labor periodística del que escribió el artículo pero no el caso. En los comentarios podéis ver cómo los padres hablan de ello y añaden algunos enlaces en los que, entre otras cosas, podéis ver cómo ayudarlos en su lucha.

Las mujeres en la ciencia

No es la primera vez que hablo del tema. Las charlas de “ciencia para mujeres” suelen derivar en muchos insultos, así que suelo evitar el tema, pero esta semana he estado expuesta a diario a un cartel que requiere un profundo análisis.

El cartel que veía cada vez que cogía el ascensor era el siguiente:

womeninscience

Hay muchas cosas del cartel que resultan molestas. Muchísimas.

Empecemos por el título “Women in Science”. ¿Estamos reconociendo que hay diferencias entre mujeres y hombres? Yo creía que éramos todos “scientists” y que se nos debía tratar a todos por igual. Vale, no se hace, reconocemos que hay un problema. Vamos a ver cómo se propone solucionarlo.

Seguimos con la foto. Vamos a poner unas ecuaciones de fondo, con un aspecto muy metafísico, y vamos a poner a una mujer, pelirroja, que sea guapa. Más tarde volveremos a hablar de esta foto.

El tema de la sesión “An evening of inspiration and advice on building a successful career in science”. ¿Hace falta ser mujer para hablar de eso? Hmmm…

El programa. Primero empezamos con unos pinchitos, eso es fundamental. Después viene la charla principal, de una matemática, que va a hablar de su investigación, no de ser mujer, y que está ahí exclusivamente por ser mujer. Seguimos con una mesa redonda en la que participa la señora de la charla previa y otra serie de señoras de nuestra universidad. Las señoras en cuestión han sido seleccionadas por… ¿ser mujeres? Porque he revisado el CV de todas y no encuentro nada obvio para su presencia. Además, si esto está organizado por la facultad de ciencias… ¿no tendría más sentido que participasen mujeres de todos los campos en la facultad? Lo veo un poco sesgado. Aunque bueno, si viniesen a bioquímica, se darían cuenta de que no hay ninguna jefa, igual es eso. Entonces, ¿no tendría sentido que invitasen a gente de escalas inferiores para que discutan sus problemas? ¿No deberían invitar a hombres para que expongan su opinión? Eso sí, vamos a aderezarlo todo con el moderador de la sesión, el decano, que por supuesto es un hombre.

En general la cosa no está tan mal, ¿no? Pero hay algo que me huele mal, y es que en todo momento he pensado que si han puesto la foto de esa chica pelirroja tan mona será porque es la que da la charla principal, y no porque hayan buscado una chica mona. Así que busco el nombre de la señora que da la charla…

laure-saint-raymond-4_format_carre
Foto que realmente debería aparecer en el cartel

Vaya, ya decía yo que había algo raro. ¿Realmente vamos a hablar de igualdad cuando para atraer público ponemos a una chica mona en el cartel? ¿Quién coño ha diseñado el cartel y qué estaba pensando?

Ya sólo me queda una cosa, y es buscar rápidamente una entrevista a esta señora, para ver si hay algo que haya hecho que la elijan a ella y no a cualquier otra mujer, puestos a tener que traerla del extranjero.

Quelle est votre occupation préférée / que faites-vous quand vous ne faites pas de la recherche ?
Je partage mon temps libre (pas beaucoup !) entre musique et montagne, deux passions que je partage avec mon mari et mes 6 enfants.

Seis hijos!!!!! Ahora ya sabemos que hay que hacer según los organizadores para ser una mujer destacada: o bien eres pelirroja de ojos azules, o tienes muchos hijos. La mujer como objeto decorativo o como herramienta para procrear.

La verdad es que tendría que darle las gracias a los señores de mi universidad. Con todo, me han animado muchísimo a seguir con mi carrera científica, aunque nunca vaya a dar charlas de este tipo. Al fin y al cabo, ni soy pelirroja ni tengo hijos.

Síndromes académicos IV: el goldenboy

Hacía mucho que no pasaba por aquí, pero el momento en el que se te pasa una idea por la cabeza no hay que desperdiciarlo, y acabo de preguntarme a mi misma que cómo no os había hablado antes de los Golden Boy, que en castellano vendríamos juntando como “goldenboy”.

El goldenboy (o goldengirl) es un ser peculiar. Por suerte, no habita en todos los laboratorios, pero hay que tener mucho cuidado cuando uno se cruza con él. Hasta el momento no he conseguido descubrir el proceso por el cual uno se transforma en goldenboy, porque cuando me los he encontrado ya estaban ahí, inmutables.

phd052108s

Seguro que todos sabéis de qué hablo. Es esa persona que, de forma inexplicable, es el favorito del jefe. Y que molesta. Lo que en España llamaríamos el gilipollas con suerte. Dicen las malas lenguas que los goldenboys consiguieron algo que el jefe anhelaba y por ello consiguieron tal status, que jamás perderán, pero tal teoría no se ha comprobado. Vamos a ver algunas de las características de estos seres:

  • Goldenboy nunca jamás presume directamente de su CV, pero te lo dejancaer a la mínima, normalmente intentando que quede claro que eso  no le importa, que tampoco es para tanto, etc. Un ejemplo claro son los que tienen un paper muy bueno, paper que de forma inexplicable aparece en todas las conversaciones, mientras ellos dicen “bueno, fue suerte, no es importante”.
  • En cuanto intentas profundizar en el famoso CV del goldenboy suele ser sencillo descubrir por qué intentan restarle importancia a algunas cosas, ya que efectivamente la suerte suele ser en muchos casos un componente importante. Todo goldenboy tiene algo en su CV que no ha hecho y su presencia en dicho paper se debe a que “a alguien había que poner ahí”. Muchas veces fue el jefe el que hizo la mayor parte del trabajo, y goldenboy suele no tener ni puta idea de lo que se supone que hizo.
  • Goldenboy está bueno si lo miras de lejos. La cosa suele estropearse de cerca, pero de lejos, por alguna razón inexplicable, suelen ser el prototipo del país en el que resida. Los goldenboys suelen ser morenos y marcando músculo y las goldengirls son rubias (de verdad o no) y, lo más importante, gastan al menos una 100 de sujetador (de verdad o no).
  • Goldenboy quiere ser guay. Estar a la moda. Intenta enterarse de todo e integrarse, pero siempre evitando cualquier subgrupo o tribu urbana, no se le vaya a asociar con lo que no es. Vestirá ropa normal pero a la vez cool, cuidará su imagen, irá siempre perfectamente afeitado y con todos los pelos en el sitio que considere correcto. Si es una chica, gastará más de lo que debe en peluquería y no saldrá de casa sin estar maquillada… porque es una persona importante, y una persona importante tiene que estar siempre preparada.
  • Goldenboy es friki, pero sólo en la intimidad. Tendrá un debate interno entre la posible compra de una camiseta friki, se la comprará, pero no se la pondrá en contextos en los que alguien entienda lo que dice.
  • Goldenboy no es un machote, intentará siempre congeniar con las chicas, pero bajo ningún concepto perderá su masculinidad. Goldengirl negará ser femenina e inisistirá de forma muy penosa que ella pega más en un grupo de chicos.
  • Tanto a goldenboy como a goldengirl les gusta el fútbol, porque es lo que le gusta a la gente normal, y ellos tienen que insistir mucho en el hecho de ser normales.
  • Goldenboy es hetero. Esto es algo que no consigo comprender, porque con la cantidad que me he encontrado, empieza a ser extraño. Hasta el momento, no he conseguido detectar a un goldenboy abiertamente gay. Empiezo a sospechar que haberlos hailos, pero que su afán por mantener la supuesta normalidad puede más. También es importante tener una novia de revista. Si hablamos de goldengirl, el novio además de ser de revista tiene que ganar mucho dinero.
  • En resumen, goldenboy tiene la vida perfecta, y tú eres un ser inferior con todos esos defectos…

Ahora que hemos descrito algunas de las características a primera vista, vamos más a la convivencia:

  • Goldenboy odia al jefe, y mucho. Más que nadie. Concretamente a ese jefe que lo trata como a un hijo mientras al resto os trata peor… pero goldenboy siempre es el que se queja más (y mejor) de lo malo que es el jefe.
  • Goldenboy tiene que tener resultados al precio que sea… nunca te fíes de los experimentos de goldenboy. Hay muchos casos de datos falseados en este mundo.
  • Goldenboy tira la piedra y esconde la mano. En la mitad de las crisis de un laboratorio, si investigas lo suficiente, encontrarás la firma de goldenboy.
  • Goldenboy es falso. Cuando se te acerque con una sonrisa, asume que o ha hecho algo que te perjudica o te quiere pedir algo que te perjudica.
  • Goldenboy no va a asumir que le puedes enseñar algo. Discutirá hasta que le digas que sí, que lo que él pretendía hacer también vale, que lo que él diga. Y nunca intentes decirle que se ha equivocado.
  • Goldenboy es el centro de atención, te guste o no, porque si alguien deja de prestarle la debida atención buscará la forma de recuperarla.
  • Goldenboy tiene que ser el primero en enterarse de todo. No puede haber secretos. No puede asumir que otra persona puede tener mejores contactos.
  • Goldenboy es el elegido. Asúmelo porque, pese a todo lo anterior, nunca podrás decirle nada al jefe, que lo tiene en un altar. Es su niño, es perfecto.

¿Cómo superar el síndrome? La cosa es fácil. Vale, el jefe puede elegirte, tú no puedes hacer nada para evitarlo. Tú quieres destacar, quieres tener un CV perfecto. Claro, todos queremos. Pero tener el reconocimiento de tu jefe no tiene que hacer que te vuelvas gilipollas. El problema no es con el jefe, el problema es tu comportamiento con tus compañeros. No dejes que tu jefe te trate diferente, recuérdale que puede dar oportunidades que te esté ofreciendo también al resto (o cógelas y no te quejes de que lo haces por obligación). En serio, es fácil. Y asume una cosa, si te ves reflejado, si crees que bueno, podrías ser así, pero buscas excusas para cada uno de los puntos… asúmelo, tus compañeros te odian.

Carta a mi yo de hace 15 años

Hace quince años yo tenia justamente eso, quince años. En ese momento nacía una niña llamada Laura. Ahora, cuando ella tiene quince, me escribe un comentario y un mail preguntándome lo que yo me preguntaba en aquel momento. Pensé en escribir un post a mi yo de quince años, pero siendo honesta, el mundo es muy diferente hoy en día, así que va para Laura, y para todos aquellos que lleguen aquí con dudas similares.

Querida Laura,

Tienes quince años y te sientes perdida justo por no estarlo. Has decidido que te gusta la Biología y te surgen dudas. Todo el mundo te dice que no hagas una carrera sin salida, que ya cambiarás de opinión, que si sigues con esas ideas acabarás de cajera de supermercado (curiosamente, en mis tiempos, era del Dia, no de Mercadona). Yo estaba exactamente igual que tú en ese momento, así que ahí van unos cuantos consejos, de esos que me gustaría haber escuchado en lugar de aprenderlos a golpes. Creerás que son consejos absurdos, que esto no tiene que ver con lo de estudiar o no estudiar Biología, pero te aseguro que si los sigues, el resto llegará cuando llegue. Todavía tienes mucho tiempo para elegir la opción exacta, cambiarás de opinión, te arrepentirás, volverás a cambiar… pero lo importante es que tengas controlado el fondo, que es para lo que te doy estos consejos, muchos de los cuales te servirán para prepararte para lo que se te viene encima dentro de dos años.

  • Disfruta de la vida. Estudiando se aprende mucho, pero muchas de las cosas que tendrás que saber en 15 años no las vas a aprender en una clase.
  • Hay que ser responsable, pero sin pasarse. Salir de fiesta no es delito. Beber alcohol tampoco (bueno, espera a que te llegue la edad legal para comprarlo… mejor guarda este consejo hasta que llegue el momento). Ni te imaginas la de cosas que pueden pasar en la barra de un bar. Una vez, en un congreso, me puse a beber con un chico, sin hablar de ciencia ni nada… dos años más tarde invité a ese chico a formar parte del tribunal que tenía que evaluar mi tesis doctoral. Pero que no te haga falta, no te conviertas en una de esas personas que solo se puede divertir si se ha bebido un par de cervezas.
  • Aprende idiomas. No subestimes las puertas que puede llegar a abrir un nuevo idioma. Te puedes apuntar a la escuela de idiomas, puedes aprender por tu cuenta, pero asegúrate de tener un nivel alto de inglés y de aprender al menos otro idioma extranjero. 
  • Viaja. Viaja todo lo que puedas. Lo que habría dado yo por tener vuelos low cost hace 15 años! Puedes intentar conseguir una plaza en un campamento de verano en el extranjero, o incluso puedes plantearte en un par de años irte a trabajar de au pair a otro país durante un mes. Probablemente esa es la mejor forma de obligarte a practicar un idioma… y sale más barato. Asegúrate de conocer otras culturas y aprender a adaptarte.
  • Aprende a organizarte bien. Crees que sabes organizarte a tu forma, incluso puede que tengas una agenda perfecta. No, no lo es. Siempre se puede mejorar para ser más productiva. Dedicar tiempo a aprender como organizarse bien hace que luego tengas más tiempo para otras cosas.
  • Aprende a tomar apuntes. Nada de copiar todo lo que el profesor diga en clase sin sentido. Busca en internet (especialmente en youtube) técnicas para tomar apuntes, practica, aprende a hacer esquemas, mapas mentales… Ni te imaginas la cantidad de contenido que vas a tener que estudiar en el futuro. 
  • Haz muchos amigos. Ten siempre una sonrisa en la cara y aunque alguien te parezca un pesado, sonríe y mantén el contacto. Extiende tu red de contactos, añádelos a Facebook, twitter, Snapchat, o lo que sea que uséis los adolescentes de hoy en día. Nunca sabes cual de ellos te puede ser útil dentro de diez años, no subestimes el poder de esto que llaman networking… una vez conseguí convencer a un señor de que diese una charla en mi centro a base de bailar éxitos caribeños de los 90. En serio, nunca te imaginarías la de cosas raras que te van a pasar en la vida. 
  • Lee mucho. Lee libros, lee blogs. Cuando yo tenía 15 años si quería leer un libro tenía que saber el título, encargarlo en la librería de mi pueblo y esperar a que llegase. Hoy en día tienes cualquier libro a un clic. Y tienes todo internet. Leer blogs o ver videos en youtube son opciones igual de válidas. 
  • Aprende a usar tu ordenador. Aprende lo que te guste (yo que sé, a hacer videos, por ejemplo), pero aprende también a usar correctamente Excel, a hacer presentaciones, incluso a programar. Creerás que es absurdo, pero llegará un momento de tu vida en el que esas cosas serán muy útiles. 
  • Por último, vive tu vida. Que nada ni nadie te impida seguir tus sueños. Si no los consigues, al menos podrás decir que lo has intentado.