Perspectiva de la carrera investigadora en España

Me va a tocar una mudanza y eso me está suponiendo un problema… la pasta.

Veamos, yo en Galicia era feliz. Las cosas aquí son muy baratas, y con la mierdabeca del ministerio, se vive bien. Pero ahora, me tengo que ir a vivir a una gran ciudad, en la que vivir es algo caro. ¿Y qué voy a hacer? Pues no lo sé, a este ritmo, vivir debajo de un puente…

Y entonces empezamos a hablar de nuestro maravilloso país, y nuestra maravillosa carrera investigadora. Eso que llevan tanto tiempo diciendo que se va a arreglar… que la ley de la ciencia… que si subimos los sueldos de los investigadores… que si se acaban las becas… que nadie sin contrato…

Repasemos la situación actual (realista):

Tú acabas la carrera. Empiezas un doctorado. Buscas beca. Sigues buscando…

  • Consigues una FPI/FPU: tienes suerte. Sueldo asegurado 4 años. 2 de beca y 2 de contrato. Aprox 1100 en beca, y 900 en contrato (netos). Vamos, que esto en Madrid o Barcelona no da ni pa pipas… Con eso te pagas tú todo, y con un poco de suerte te dejan irte de estancia y te dan una ayudita. Pero vamos, que si consigues una de estas, tú a dar saltos de alegría…
  • Consigues otra beca: comunidad autónoma, empresa, cosa… Generalmente de pasta andan aproximadamente igual, y suele ser también  2 + 2. En algunos casos es 0 + 4, entonces sí que has caído en el mejor de los casos. En otros, como en la Xunta, si cobras 600 euros, de beca, y dos años sólo, ya puedes ser feliz.
  • Contratos. Con los contratos puedes cobrar mucho o poco… pero no suelen ser a largo plazo. Generalmente no sabes qué va a pasar, y esto según avanza tu tesis puede ser cada vez más agobiante…
  • Eres un explotado en toda regla. Trabajas gratis a la espera de la beca, que puede llegar… o no.

¿Y cómo estamos? Pues mi caso, con una FPU. Una de las mejores cosas que me podía pasar, una vez tomada la decisión de doctorarme (si no habéis visto el vídeo no os lo perdáis). Y no, no estoy contenta. Estoy cansada de que todo el mundo me diga que debería ser feliz con eso…

Últimamente sólo se habla del recorte de salarios. Un 5%. Vaya, que le quitan a mi jefe un 5%… pues lo siento mucho, pero que se joda. Ese 5% que le recortan a él, va a permitir que yo siga cobrando mi beca, y me hace falta. Y sí, sé que no es el mejor modo, pero prefiero que se lo quiten a él, y yo seguir cobrando. Y no es que yo no quiera arrimar el hombro, es que yo quiero seguir cobrando “algo”. Pero lo que más me molesta no es que se quejen del recorte… es quienes se quejan. Se quejan todos esos que por alguna extraña razón cobran el doble que yo. ¿Y cómo? Pues generalmente haciendo trabajos “físicos” que parece ser que tienen un plus por desgaste o algo, porque no lo entiendo… y es que se ve que las neuronas no se desgastan. A estos alguien debería hablarles de la diferencia entre regeneración muscular y regeneración neuronal.

Y lo peor, lo de que los investigadores total, para qué vamos a hacer huelga… si dejamos de trabajar nadie nos va a hacer caso, tiene que pasar mucho tiempo para que se noten los efectos de un parón en la investigación. Y eso es cierto. Por ejemplo, pongamos que organizamos una huelga un miércoles. Yo no voy a trabajar el miércoles. Yo los miércoles, generalmente recojo los cultivos de bacterias. Como no voy a ir, ese lunes no pongo precultivos, y ese martes no pongo los cultivos, porque miércoles no puedo recogerlos. Pero al menos lunes y martes hago otras cosas. Pero después, jueves, no tengo proteína para purificar, porque no he recogido y procesado los cultivos el miércoles… y el viernes no tengo proteína para poner a cristalizar. Yo hago huelga un día, y pierdo el trabajo de casi una semana. ¿Y quién se entera? Mi tesis. Y mi jefe, que aunque habrá apoyado la huelga como yo, me chillará preguntándome porqué miro para el aire en lugar de trabajar el resto del tiempo.

No señores, las cosas no se hacen así. Las cosas se hacen a lo grande. Hoy, mientras cenábamos, ideábamos el plan… No se trata de no trabajar, se trata de hacer que el resto del universo se entere de lo importante que es la investigación en España. Todo el mundo cree que aquí no se investiga, que no hacemos nada, que perdemos el tiempo, que nos rascamos la barriga… pues no, se hacen cosas, y el resto del universo se aprovecha (y mucho) de nuestros avances. Hagamos que se enteren… podemos hacer algo. No podemos permitir que en medio de esta crisis, si España gana el Mundial, cada jugador se lleve 600.000 euros. Que sí, que se ganan 30 millones de dólares. Y qué. Están haciendo su trabajo. Su trabajo!!! Y si no me equivoco, sus sueldos son más que generosos. Al menos estos no tienen ventajas fiscales porque para su desgracia nacieron españolitos, que los que vienen de fuera, los tratamos mejor, no vaya a ser que no se queden. Eso sí, al Ronaldo lo tratamos muy bien, pero al portugués que viene a buscar trabajo ( o a investigar, que también hay muchos), lo queremos mandar de vuelta de una patada. Dinero traen todos, a ver si nos damos cuenta. Y no roban el trabajo a los españoles, es que los españoles no queremos mancharnos las manos, y preferimos que lo haga el portugués, o mejor el ecuatoriano o el marroquí, y mientras nos quedamos en casita, decimos que no encontramos nada… y cobramos el paro. Y los 420 euros famosos, que esos sí que joden. Pero no me dejéis que me vaya por las ramas… que si empezamos a hablar de la inmigración y el desempleo si que exploto. Centrémonos en lo que estábamos, la investigación. No puede ser. No podemos seguir a la cola de Europa, no podemos seguir llorando que qué mal va esto en España, o diciendo que hay fuga de cerebros. No te jode… yo en cuanto acabe, me las piro. Y debería haberlo hecho antes. Al menos, en otros países reconocen que mi cerebro vale para algo, y en España lo único que hacen es intentar callarlo con cuatro duros, a ver si la morriña me mantiene aquí…

Pues eso, que a ver si nos movilizamos de una vez, y nada simplemente unirnos a la huelga general, que esos no hacen nada por nosotros…

Y ahora es el momento en el que pierdo a todos mis lectores, todos empezáis a odiarme y a ponerme a parir en los comentarios… pero al menos, fijo que aumentan las visitas🙂

6 comentarios en “Perspectiva de la carrera investigadora en España

  1. “Vaya, que le quitan a mi jefe un 5%… pues lo siento mucho, pero que se joda. Ese 5% que le recortan a él, va a permitir que yo siga cobrando mi beca, y me hace falta.”

    Bravo, plas plas plas. Así es como se hace que todo el mundo “se entere de lo importante que es la investigación en España.”, diciendo que gracias al recorte de otros a ti te va a seguir pagando. Pues que sepas esto no funciona así, los recortes en becas y contratos predoctorales ya son brutales y se seguirán haciendo. Además, y esto es lo más gracioso, espérate que no te recorten a ti también un 5% cuando tengas contrato (si es que no lo tienes ya) porque los recortes de salarios se hacen a todos los empleados públicos, funcionarios o no, y da la casualidad de que en muchas universidades no se está aplicando el recorte progresivo con los profesores contratados. Es decir, que si cobras 900 € te van a quitar el 5%, mientras que ha un funcionario a lo mejor le quitarían menos del 1%. Dependerá de la universidad y de lo que dicte el rectorado en cuestión.

    Y mira, si te pasa esto, que seguramente te pase, me voy a reír del comentario ese de “que se joda”.

  2. Ya sabía yo que íbamos a salir por ahí…
    Todavía estoy en fase beca, y sé que se están haciendo los recortes en fase contrato. Y es algo que me jode mucho sí.
    Lo de “que se joda” creía que iba suficientemente explicado. Ese 5% no va para las FPU ni de lejos, para empezar porque el presupuesto de las FPU es algo completamente diferente. Y por eso mismo, no deberían estar recortando a los contratados FPU. La frase se refería a un hipotético caso en el cual le quitan a los que cobran más y nos lo aseguran al resto, cosa que no pasa… ni de lejos.
    Pero bueno, no vamos a ponernos a discutir la ironía o no ironía en mi forma de escribir, que esto se convierte en un dejà vu.

  3. Yo a mediados de Agosto cumplo mi sueño de largarme de España. Muchos me dicen que por ahi las cosas también están jodidas pero sinceramente, o no saben de lo que hablan o solo quieren desilusionarme. He comparado las condiciones que hay en Dinamarca con las de España y no son ni remotamente comparables.

    Y me duele mucho ver que gente como Karme, que se esfuerza en la investigación, recibe palos por todos lados. Yo después de conocer más casos por el estilo (incluso algunos peores) tomé la determinación de que si quería investigar me tenía que ir al extranjero, pero claro, hay gente que no se atreve o no puede por alguna causa.

    Muchos ánimos Karme. Aquí otro Biólogo que te apoya🙂

  4. Karme, aclaro (que no me daba tiempo antes) que esta actitud que muestras aquí me parece mucho más sana que aquella por la que “discutimos” en su momento. No creo que haya quedado muy claro lo del asunto del recorte (esa es otra cuestión, y nada pequeña, que nos afecta a todos los investigadores independientemente de nuestra posición, aunque claro, las cadenas se rompen siempre por el eslabón más débil), pero es que eso de leer que el 5% era por mantener el sistema de becas ha sido muy fuerte, sobre todo cuando aquí nadie ha dicho que los recortes hayan terminado, más bien al contrario. Pero aclarado esto, vamos al grano:

    Efectivamente, no tienes por qué asumir que debes dar las gracias por lo que tienes como si no merecieras más. Si tienes una FPU es porque te lo has mereces, no tienes que hacer ningún pacto con el diablo ni fustigarte. Aunque sean de las mejores becas de investigación de España son unas migajas, desproporcionadas respecto al valor de tu trabajo; es injusto que se pague tan poco, y se trate tan mal a una de las grandes potencias investigadoras del país que son los doctorandos. Si decides cambiarte de ciudad pese a que sabes que tu nivel de vida puede ser peor que en Galicia tienes todo el derecho a quejarte, no te falta nada de razón, el sistema es una mierda y todos lo sabemos. Lo que es inaceptable es el servilismo y pasar por el aro, creernos que de verdad no tenemos derecho a exigir unas condiciones de trabajo dignas. Hay todavía demasiado director suelto que cree que los doctorandos tenemos que seguir siendo los seres serviles y masoquistas dispuestos a todo por el “privilegio” de investigar. Esa concepción hay que cargársela, y cuanto antes mejor. Somos licenciados haciendo un trabajo cualificado que requiere un entrenamiento y un aprendizaje muy específico. Muy poca gente es capaz de hacer nuestro trabajo; que estemos formándonos no significa que no MEREZCAMOS un horario normal, unas vacaciones, un sueldo digno y unas condiciones de trabajo acordes. Por desgracia hay igualmente mucho docotrando que sigue este juego y parece que hasta le gusta jactarse de que trabaja 12 horas al día y que nunca se va de vacaciones. Si entre nosotros no tenemos las cosas claras, malo.

    ¿Qué hacer? Los investigadores precarios estamos bastante bien organizados, pero hay que asumir que no tenemos ni de lejos una capacidad de movilización capaz de provocar colapsos en las ciudades ni atraer la atención del público. La ciencia es un “lujo” para esta sociedad, y lejos de inyectar en ella las inversiones necesarias para que a medio plazo comience a cambiar el famoso “modelo productivo” ya se ha procedido a cercenar el incipiente incremento tan prometido por ZP. Cabría esperar que si consiguiésemos que los no-investigadores se diesen cuenta de lo mal que está la cosa y lo que se juega el país, que históricamente ha dejado pasar todas y cada una de las oportunidades de desarrollo científico sistemáticamente, habría alguna esperanza. Sin embargo en la última manifestación de investigadores a la que acudieron doctorandos de toda España (y una nutrida representación de gallegos) apenas éramos más de 1000, y no hubo ningún apoyo desde fuera del ámbito académico (pese al cacareado “TijerasNo”). Ni siquiera se vieron prácticamente investigadores con puesto fijo. Vamos, que si nuestro futuro depende de las huelgas que somos capaces de montar, negrito lo tenemos, porque efectivamente, como bien dices, si un día dejas de atender tus cultivos la única que se resiente eres tú misma.

    En fin.

    Yo también te apoyo. No me cuesta nada entender que a pesar de todo quieras cambiar de ciudad para intentar buscarte un futuro como investigadora, pero al menos me alegro de que sepas que esta situación no está bien, que es injusta, que no debería ser así y que mereces mucho más, eso no lo dudes. Mucho ánimo.

  5. Yo esta perspectiva la veo desde el plano de las letras, donde la cosa está mucho peor. Siempre quise dedicarme a la investigación, pero “casualmente” y gracias a Bolonia el doctorado desapareció el año pasado y el ministerio nos metió un máster en secundario muy majo y muy alegre que hay que hacer si uno se quiere dedicar a la docencia en este país (ahora también para centros privados).

    Ya he desistido en el tema de llegar a ser doctor y realizar una carrera investigadora, el año que viene me voy a Barcelona a realizar un máster en Edición y bueno, la vida sigue, supongo. Me jode sobre todo por los buenos compañeros (alguno había) que han tenido que hacer el máster que sustituye al CAP, pagar 1700€ y ahora no están dispuestos (con razón) a volver a pagar por hacer unos cursos de doctorado.

    Al menos los de ciencias tenéis la posibilidad de currar en alguna empresa. Para nosotros no nos resulta tan fácil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s