Las bibliotecas

Yo nunca uso de bibliotecas. No me gustan porque me parece una gran pérdida de tiempo. Siempre me distraigo con cada persona que pasa, cada bicho, cada mota de polvo… y al final lo único que consigo es no haber trabajado nada y además estar hiperactiva, porque lo que sí hago es tomar millones de cafés (vamos, que eso de la vida social sí que se me da bien).

Sólo uso las bibliotecas cuando necesito de otra persona (que sí quiere ir a la susodicha) o cuando está vacía. Y esto siempre en mi propia biblioteca… por supuesto paso de cosas como la ligoteca de santiago… que su nombre ya todo lo dice.

Pero claro, mi biblioteca ha sido clausurada por las obras…. y ahora sólo nos queda una minisala de estudio en la que lo único que se puede hacer es escuchar martillear, por lo que invadimos la biblioteca vecina. Ahora mate está llena de protobiólogos.

Esta semana he frecuentado esta biblioteca porque tenía que hacer un trabajo en grupo. He descubierto que hay una sala de lectura a la que me adapto bastante bien. En ella puedo comer/beber y hablar, y además hay enchufes (la batería no es infinita). Así que usé la biblio para el trabajo, y hoy decidí quedarme a estudiar un poco (y como dice Pablo, frikear un poco) mientras esperaba a que nico saliese de CCNA (cosa que ocurre a las 10).

En teoría, las bibliotecas cierran a las 9 y media. A las 9 y 25, cual fue mi sorpresa… oh!!! me apagaron la luz ¬¬ Tuve que “recoger mis bártulos” (creo que es la expresión del día) y salir pitando, o me estaba viendo encerrada toda la noche (que yuyu, una noche en la facultad de matemáticas).  Ni tiempo me dió a apagar el portátil… así que tal y como salí a la puerta, me afinqué en las escaleras.  Esto no es nada del otro mundo, es decir, nadie se asusta al verme tirada en el suelo con las piernas cruzadas y el portátil encima de las rodillas (últimamente es una imagen muy común por el pasillo), pero hace un frío de la hostia, lo que me hace plantearme porqué coño cierra tan pronto la biblioteca. Dentro de un par de semanas, dos bibliotecas de santiago comenzarán con horario de exámenes y abrirán hasta las 3 de la mañana, o algo semejante. Y digo yo…. ¿eso no potencia que dejemos todo para última hora? ¿Por qué coño no hay una sola biblioteca abierta a las 10 de la noche? Incluso la cafetería de mates está ya cerrada (aunque allí la wifi no va demasiado bien). Me estaba planteando trasladarme a la cafetería de la resi más cercana, que esos tienen enchufe y la wifi les va mejor, pero me puse a escribir el post y ya casi me ha dado la hora.

Tanto horario español…. una de dos, o que empiecen a las 6 de la mañana como el resto del mundo, o que cierren más tarde, pero todos al unísono por favor… que nunca soy capaz de determinar si es pronto o si es tarde. Está claro que los españoles somos raros.

Publico y cierro, que aún van a cortar la wifi por la noche o algo… (serían  capaces). Y me desplazo, mientras sigo reflexionando sobre cuales quiero que sean mis apellidos oficiales en el mundo científico… os pediría opinión, pero quizá eso sería dar demasiados datos sobre mi ser…

Un comentario en “Las bibliotecas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s