Y tenía que patentarlo

Como todos sabéis, hace un par de meses (ya…) hice un trabajo sobre el Proyecto Genoma  Humano. La semana pasado tuvimos un debate en clase sobre el tema. Casualmente, el tema más discutido fue el de las patentes. Había gente que las defendía, que decía que había que investigar en centros privados… una vergüenza para la universidad pública.

Hoy me encuentro con unos titulares que hacen referencia a que se quiere patentar el primer ser vivo creado totalmente en un laboratorio. ¿Esto no apesta a Celera? Efectivamente, detrás de la patente está el señor Craig Venter, que lleno de frustración por no poder patentar genes, a decidido patentar su propio microbicho. Suerte!!!

El enlace: La patente 

1 comment

  1. Por triste que parezca, en el mundo de la ciencia hay muchísima gente que se dedica a ello sólo por la pasta. ¿Moral? Tal vez en su país. ¿Ético? me temo que no.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: