Volver a España en tiempos pandémicos: vaciando la casa

Ya casi estamos así que todo se ha acelerado mucho en los últimos días. Desde luego, ahora ya no queda mucho margen para cometer errores, así que todo ha tenido que planificarse mejor. Ahora estamos prácticamente en una situación en la que no nos podemos permitir cambios, así que lo que queda es lo que hay y tendrá que salir bien sí o sí.

Por suerte ya no estoy yo sola y eso ha permitido que no haya cundido (demasiado) el pánico y todo siga adelante. Hasta hemos tenido ratos de relax porque las cosas han ido por momentos mejor de lo esperado.

Lo que hice

  • Cancelé por fin mi permiso de residencia y mi estancia en el consulado. Oficialmente ya puedo salir.
  • He enviado los documentos de cancelación a todas las empresas… pero no todas las empresas han confirmado. Veremos qué pasa.
  • Vendimos el sofá (menos mal) y también regalamos el armario, así que nos hemos quitado grandes pesos de encima. Hemos vendido o regalado otros muertes.
  • Hemos enviado las cajas con mis pertenencias, que si todo va bien llegarán el próximo lunes a Madrid.
  • Y sí, me he relajado un poco

Lo que queda

  • Ahora toca sacar todo lo que queda en casa para que se lo lleven los de «reciclaje».
  • También vendrá una empresa a limpiar de forma profesional.
  • Tenemos que hacernos las famosas PCR y que salgan negativo.
  • En medio de todo eso nos vamos los últimos días a un hotelito para no dormir en el suelo y eso. Algo muy muy sencillo pero muy céntrico.
  • Por último, nuestro vuelo tiene que salir, tenemos que entrar sin problemas en Madrid y el lunes que viene tienen que llegar las cajas.

Y después de todo esto, creo que voy a dormir 3 días antes de empezar a pensar en la siguiente aventura, esa de no morirme de hambre en el intento.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: