Volver a España en tiempos pandémicos: las cancelaciones

En un giro nada inesperado de los hechos, las cosas en Suiza se han puesto muy chungas. En principio eso no debería afectarme… si no fuese porque se supone que tengo que acabar un proyecto antes de irme del país. Pero me da que no va a poder ser.

Voy a hacer el resumen semanal, que ha sido todo muy interesante.

Lo que hice

Todavía no he conseguido hablar con mis caseros, pero estoy en proceso. Lo que sí hice fue hablar con mi madre, que es algo bastante más complicado mentalmente. Por otra parte, ya me he enterado de que mi pensión se tiene que quedar en Suiza, así que por esa parte no tendré que hacer más que cubrir un papel cuando me llegue. Esperemos que llegue.

Sí he tenido algo de tiempo para hacer limpieza, cosa que ha ido bastante bien, porque entre el armario y la cocina he llenado dos bolsas de basura. Además, he llevado al contenedor de reciclaje de ropa dos bolsas llenas. Al menos, ya que no debo ir al rocódromo en la situación actual, queda claro que ejercicio hacer hago… porque vivo en un cuarto piso sin ascensor y me he metido unos cuantos viajes este fin de semana.

Lo que tengo que hacer

Esta semana se me plantea principalmente de papeleo, ya que hay una serie de cosas que tengo que hacer dos meses antes de irme:

  • Los caseros! Como sea tengo que hablar con ellos.
  • Con la lista de recibos en la mano, dado que sólo he podido solicitar la cancelación de dos online, tendré que llamar al resto de compañías para solicitar mi baja.
  • Tengo que ir al banco a comunicar que quiero cerrar mi cuenta. Ir a una oficina de banco en Suiza es muy diferente a la experiencia que tengáis en cualquier otro país, es todo un acontecimiento.
  • También tengo que llamar a la oficina que tramita los permisos de residencia. Resulta que no puedes ir sin cita, pero tampoco tienen algo para pedir cita… porque esto es Suiza y todo se hace por carta. Espero poder conseguirla por teléfono y que me digan que papeles tengo que llevar.
  • Si un día consigo llegar con los supermercados abiertos y no llueve, aprovecharé para comprar la primera ronda de cajas.

Si todo va bien, esto me dejará unas semanas más tranquilas durante noviembre para poder centrarme en acabar las cosas del laboratorio… si es que me dejan entrar.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: