Volver a España en tiempos pandémicos: la despedida

Sin duda esta semana será peculiar, porque es la semana en la que me toca despedirme de mi puesto de trabajo. Puesto que he tenido casi siete años. Demasiados. Eso será el viernes, y aunque la cuenta atrás está siendo mucho más agobiante de lo que creía porque se esperan de mi demasiadas cosas en el último momento, cuando salga de allí no habrá vuelta atrás y me quitaré un enorme peso de encima. Por fin. Así que los planes de esta semana van orientados a esa parte.

Lo que he hecho

  • No he hecho todavía copias ni nada, pero ya tengo la lista de papeles que necesitaré conseguir.
  • He conseguido vaciar ligeramente el laboratorio.
  • No he conseguido todavía firmas porque… porque las cosas se me han complicado.
  • Me he deshecho de algunas cosas y creo que, quitando las que todavía necesito pero no se vienen, el resto de la cocina cabe en una caja.
  • Y lo más importante: he encontrado un sitio dispuesto a hacerme una prueba PCR con los requisitos del gobierno.

Lo que tengo que hacer

  • Fotocopiar y escanear media vida, así más o menos
  • Salir viva del laboratorio. Entregar mis llaves y traerme 200 francos en el bolsillo. No volver a pisar el edificio.
  • El finde tengo que meter todo lo que queda en el despacho en una caja, ir juntando las cosas del baño y la cocina y hacer una estimación de la ropa.
  • Tengo que relajarme y descansar un poco, porque las dos semanas siguientes serán muy intensas.

Así pues, la siguiente vez que venga por aquí será estando ya de vacaciones, en mis vacaciones previas al paro. Paro del que espero salir más o menos pronto pero que ocurrir, ocurrirá. Seguiré contando…

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: