Llevo una semana sin escribir nada. La verdad, creo que hacía mucho que pasaban tantos días sin dar ni una señal de vida… Han pasado muchas cosas… nos han torturado en genética, nos han hecho un examen, lo he aprobado, también me han torturado en regulación. He visto honguitos, he hablado de ratones, he pedido que me atiendan para hacer un tad… y por ahora no tengo señales de que se hayan enterado.

Ahora ya he cambiado de tercio. Tengo que hacer el trabajo del genoma humano ya. También tengo que estudiar ya regulación, pues es un hecho que a la vuelta tengo examen, la parte negativa es que a la vuelta tengo toda la semana prácticas de 4 a 8. Una putada, desde luego. Ya veremos que hago, por ahora tendré que aprovechar al máximo la semana santa, pero por ahora no lo estoy haciendo demasiado bien, aunque creo que me merecía un pequeño descanso… aunque sólo haya sido dormir dos días de verdad… Que dura es la vida de la estudiante de biología molecular.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: