Los nervios, carentes de sentido, empiezan a aparecer.

Jamás me he puesto nerviosa ante un examen de FBA. Por favor… si son la mayor tontería que te puedas echar a la cara (aunque a veces cuando llevas dos horas y media de examen sudas mucho…. y te agobias). Hoy tengo el último: FBA IV. Estoy muy contenta con ello, porque por fin se habrá acabado esa gran tortura (Ginebra debería reconocer esta asignatura como crimen contra la humanidad).

La causa de mis nervios es que entro en mi último periodo de exámenes… y el agobio se intensifica ante el miedo de que quede una para septiembre… Esta claro que en cualquier otro momento de mi vida molestaría, pero ahora todavía más, porque retrasaría la obtención del preciado título… ese que no sirve de nada.

Esta mañana me toca darle un último repaso a FBA (más bien el único repaso), y por la tarde a ello iremos. A partir de ese punto tengo todos los exámenes tan juntos que no podré respirar. Que le vamos a hacer… al menos ya se acaban 🙂

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: