Si nos diesen una base a cada uno, compartiríamos una cada dos.

Aprendiendo a contar con el profesor Zen

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: