Reestructuración de entradas

Hoy vengo aquí a poner uno de esos posts de mantenimiento, para poder enlazarlo cuando alguien venga a protestar que no estoy publicando cuando se supone que publico. Pero dado el nivel de trabajo que tengo y que se me ha acabado la colección de posts que tenía en el tintero, veo extremadamente complicado mantener el ritmo. También veo muy difícil mantener el ritmo de lectura, y en la situación actual creo que es mejor disminuir el ritmo para poder mantener la calidad (sea la que sea que consideréis que tiene lo que escribo).

Por todo eso, y para que a mí no me dé un algo por falta de sueño, lo que voy a hacer durante este mes de diciembre es reducir con cabeza. Publicaré dos posts cada semana, uno el martes y uno el jueves. Además, mantendré los dos libros que quedan en sus respectivos lunes de diciembre, porque os quiero hablar de los dos últimos libros del año.

De cara al próximo año es posible que comience con un único post semanal, pero en una línea diferente. Quiero poder dedicar un poco más de tiempo a cada post como hacía hace unos meses, y no verme agobiada por lo que se me venga encima. Este mes podré hacerlo, sin embargo, como de cara al año nuevo tengo planes de otras cosas, de algún lado tengo que sacar el tiempo. También tocará reducir el ritmo de lectura, porque al menos en la primera mitad del año voy a necesitar gran parte de mi tiempo libre para… cosas. Aunque esta parte respecto a lo que ocurrirá a partir de enero todavía no la tengo clara, me gustaría saber opiniones. Si gustan más las cosas cortas y frecuentes o las que son un poco más largas menos frecuentes, si debo dejar un poco de lado el blog que es cosa de viejos y quizá dedicar algo de tiempo a otras plataformas, si me centro en el podcast y que le den al resto. Vamos, que los que habéis leído hasta aquí, podéis libremente escribirme por la vía que sea vuestra opinión, que yo luego haré lo que vea que parece tener más lógica.

Por ahora lo que parece tener más lógica es asegurarme de poder dormir durante diciembre, y por eso me he visto forzada a reestructurar ahora, porque no quiero que llegue el día 15 y vea que no puedo con todo. Además, todo el mundo se va por ahí de juerga y seguro que leéis menos. Juerga sí, pero con sentidiño, que os veo venir.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: