No estoy nunca ahora. Todos pensáis que estoy desaparecida, que me he transportado a un mundo paralelo… pero no es cierto. Es que me he montado una «estación de estudio» en el salón. He desplegado la mesa (que ahora tiene alitas), hemos puesto todos los libros y los portátiles, y allí pasamos la mitad del día estudiando. Yo, gracias a que nico, puedo sincronizar los apuntes de mi pendrive con los de mi ordenador grande (algún día le haré una foto al grande y otra al chiquitín), y puedo estar abajo (en el salón) y después aquí y seguir donde lo había dejado. Es muy útil, porque así tengo dos copias. ¿Y cómo se hace? Pues nico lo ha explicado en su blog. Aquí el enlace.

1 comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: