Los dinosaurios y sus plumas

En esta breve reflexión quiero compartir con vosotros una duda que me corroe: ¿por qué nos cuesta tanto asumir que los dinosaurios tenían plumas? Ya sé que todos hemos visto en la tele películas en las que hay dinosaurios y que esos dinosaurios no tienen plumas, pero es que esto de las plumas no es de ayer.

¿Desde cuándo tienen plumas los dinosaurios?

En sí, la idea de que los dinosaurios tenían plumas ya rondaba algunas cabezas hace más de un siglo, pero no podían demostrar nada. En la década de los 90, en el 96 si no me equivoco, se publicó por primera vez que había dinosaurios que tenían plumas. La idea era lógica, si ya teníamos más o menos claro que las aves descienden de los dinosaurios, entonces era razonable pensar que al menos algunos dinosaurios también tuviesen plumas. Por eso en ese momento tampoco sorprendió tanto, porque además eran dinosaurios pequeños. Todo lógico.

Mientras pensábamos en dinosaurios pequeños todo parecía lógico y razonable, pero al pasar los años se descubrió que había dinosaurios de mayor tamaño que también tenían plumas. Que sí, que eso fue anteayer y el mayor daño cinematográfico ya estaba hecho, pero es que se acumuló tanta evidencia que llevamos ya varios años diciendo que bueno… es probable que todos o casi todos los dinosaurios tuviesen plumas, del tipo que fuese.

Al menos algunos amagan con poner alguna plumita…

¿Dónde está el problema?

En mi opinión, y es una idea propia sin base ninguna, creo que tenemos alguna clase de trauma que nos impide imaginarnos al dinosaurio malote de las películas con plumas. Porque vale del que volaba. Vale del que era pequeño… pero un T. rex no, porque era el malo de la película (literal) y no podía tener plumas. Qué va a ser lo próximo… ¿Plumas de colorines?

Quizá nos lo tenemos que hacer mirar, a ver por qué nos cuesta tanto asumir que los dinosaurios que nos habían pintado como algo terrorífico, tenían plumas. Porque vamos a ver, a mí que tuviesen plumas me parece normal. Como decía antes, es algo esperable. Lo que no me parece normal es que veamos al T. rex (sí, tal y como lo estáis imaginando) y eso nos parezca un bicho superpeligroso. Porque con una cabeza tan grande y unos bracitos tan pequeños, eso estaba condenado a la extinción. Vamos, que lo de las plumas era claramente lo de menos, hasta vendrían bien y servirían para compensar todas esas cosas que por un capricho de la evolución estaban ahí, pero que nadie entiende cómo sobrevivieron tanto. Supongo que era eso de ser otra época.

Pensémoslo bien… ¿Tan difícil es asumir que tenían plumas? ¡Pero si evolutivamente es mejor!

Si te gusta este sitio y quieres ayudarme a mantenerlo, puedes invitarme a un café:

Deja un comentario Cancelar respuesta

Salir de la versión móvil