Érase una vez… los huesos y el esqueleto

Los huesos y el esqueleto nos mantienen erguidos. En este capítulo de Érase una vez la vida, el 19 ya, vamos a ver su función y sobretodo su formación.

Empezamos con una escena en la que aparece Globus (recordemos que se había muerto por segunda vez en el capítulo anterior). Ven cómo los osteoblastos van al cartílago para atacarlo y convertirlo en hueso, toda una batalla. Los osteoblastos ganan porque el cartílago no puede defenderse, y las vitaminas ayudan a formar el hueso (llevando calcio, por ejemplo).

La flexibilidad de nuestros huesos jóvenes es lo que permite que no nos hagamos daño, y se va perdiendo con la edad. Por suerte, los osteoclastos contrarestan el trabajo de los osteoblastos, y se ocupan de evitar que todo sea hueso. Además, eso nos permite ir creciendo con huesos fuertes.

La rotura de huesos

Salimos del cuerpo y nos encontramos en la clase de los niños. Los malos están haciendo el tonto y los echan, pero aprovechan para cambiar las señales en una pista de esquí. Cuando el resto salen y van a las pistas (pista de esquí en la puerta del cole? en serio?), dos se meten por donde es demasiado difícil, y acaban teniendo un accidente. Ambos se rompen huesos en las piernas.

La niña tiene una fractura simple que se soluciona con una escayola, pero el niño tiene dos huesos rotos y le ponen tornillos. Allí aparecen bacterias, que impiden el crecimiento del hueso nuevo, pero al empezar a tener fiebre el médico le da un chute de antibiótico y ya está.

La moralina de los huesos y el esqueleto

Se venía venir. Aunque la niña puede ya empezar a caminar, en niño tiene que esperar, porque hay que esperar a que se forme un hueso más fuerte y evitar que se vuelva a romper. Además, la niña tiene marcas blancas en las uñas… así que tiene que consumir calcio. La leche y los derivados son una buena fuente de calcio! Además, hay que tomar el sol, para generar vitamina D que lleve el calcio a los huesos.

Antes de que te distraigas con el video en Youtube que está a continuación, recuerda que además de escribir cosas aquí (cuyo mantenimiento cuesta), tengo mis podcasts, mi newsletter, leo muchos libros y por lo que se ve, comento series divulgativas. Si quieres ayudarme a financiar todas las cosas que pago para poder seguir adelante, puedes hacerlo invitándome a un café.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: