Érase una vez… el cambio de vida

Han pasado 26 semanas, 26 capítulos de Érase una vez la vida. Realmente han pasado 28 desde que escribí el primer post hablando del proyecto. Durante estas semanas he ido repasando los diferentes capítulos, pero en paralelo también ha ido avanzando mi vida. Porque Érase una vez la vida ha sido una excusa más para hacer avanzar un proyecto paralelo, que quien me leía probablemente ni siquiera intuía en aquel momento.

Los 26 posts de los capítulos muestran en parte ese avance, por lo que los he dejado intactos, aunque algunos muestran ahora enlaces que ya no sean válidos, ya que estos meses he ido aprendiendo mucho sobre cómo hacer las cosas para que este blog sea el punto de partida para un nuevo proyecto.

Vamos avanzando y esto es el principio de una nueva vida. Será mejor o peor, pero ya no hay vuelta atrás. Saldré adelante, siempre lo he hecho. Uno decía hace un par de meses que «si hay un deseo, hay una forma». Pues sí, la hay.

Aquí os dejo la lista con los enlaces a todos los posts, para aquel que quiera recordar algún capítulo en particular, para verlo con los hijos, para recordar nuestra infancia y para recordar que somos lo que somos, y la vida… la vida es así. Pero antes, no olvidéis que ahora soy una comunicadora más que vive del apoyo de los lectores, así que si habéis disfrutado de este viaje por nuestro pasado conmigo, podéis mostrarme vuestro agradecimiento en mi Patreon o invitándome a un café:

¡Hazte mecenas!

Érase una vez… el gran planeta celular

Érase una vez… el nacimiento

Érase una vez… los centinelas del cuerpo

Érase una vez… la médula ósea

Érase una vez… la irrigación sanguínea

Érase una vez… las plaquetas

Érase una vez… el corazón

Érase una vez… la respiración

Érase una vez… el cerebro

Érase una vez… las neuronas

Érase una vez… la vista

Érase una vez… el oído

Érase una vez… la piel

Érase una vez… la boca y los dientes

Érase una vez… la digestión

Érase una vez… el hígado

Érase una vez… los riñones

Érase una vez… el sistema linfático

Érase una vez… los huesos y el esqueleto

Érase una vez… los músculos (y la grasa)

Érase una vez… la guerra contra las toxinas

Érase una vez… las vacunas

Érase una vez… las hormonas

Érase una vez… la cadena de la vida

Érase una vez… la vida y el sueño

Érase una vez la vida… sigue

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: