El cerebro menos desconocido

Hoy vengo con un post breve para destacar un artículo reciente. Aunque cada día sabemos más de nuestro cerebro, la inmensa mayoría sigue siendo desconocida. Vamos ampliando poco a poco el conocimiento. Desde aquellas primeras neuronas que podía describir Cajal a todo lo que sabemos ahora han pasado muchas cosas.

Cada poco tiempo se publica un nuevo artículo que describe nuevas señales, nuevos marcadores y nuevas conexiones. La vasculatura cerebral cada vez tiene más zonas claras, pero sigue siendo un terreno bastante oscuro. Eso nos genera muchos problemas, ya que uno de los grandes retos en estos momentos son las enfermedades neurodegenerativas, para las que cada vez conocemos más factores importantes, pero que siguen siendo muy desconocidas. Descubrimos formas de tratarlas o incluso de evitarlas casi por serendipia, pero vamos avanzando.

Un mapa del cerebro

Por eso hoy quería destacar un trabajo que se ha publicado hace muy poquito en Nature, que quizá es demasiado complejo para la mayor parte de nosotros, pero que sienta bases para una serie de estudios que vendrán después. Y es que necesitamos un mapa que nos guíe por nuestro cerebro, y cada vez vamos pintando más carreteras y caminos, y también rutas aéreas, si continuamos con un símil llevado a lo absurdo.

Un mapa del cerebro es algo más complejo de lo que podemos imaginar

Esta vez los investigadores han llegado a un nivel más bajo, caracterizando una serie de conexiones a nivel celular, estudiando para ello un montón de muestras. Sus resultados les han permitido trazar parte de ese mapa, y además han podido ver diferencias en pacientes con la enfermedad de Huntington, una de esas que son bastante problemáticas.

Por ahora el artículo está disponible solo para suscriptores, lo que supone una gran barrera para el conocimiento que deberíamos corregir. Pero estoy segura de que pronto se podrá acceder a él por otras vías. Os lo dejo enlazado, para que quede constancia, y seguro que en el futuro volveremos a hablar del tema. Un granito más para la montaña de conocimiento que necesitamos sobre nuestro cerebro: Single-cell dissection of the human brain vasculature

Si queréis ayudarme para que pueda acceder a más artículos legalmente, podéis invitarme a un café:

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: