Cambio de viento

Se nos ha pasado el verano volando y toca recolocar las velas. Han pasado cosas, muchas cosas, y esas cosas requieren un reajuste que lentamente ha ido llegando para que yo pueda llegar a todo en esta vida. Dado lo raro de este año mis propósitos para el año han ido cambiando, y mi perspectiva de vida también, y es que reconozcamos que está siendo un año raro raro. Por eso, antes de que acabe el año y acabe mal, voy a enfocar este último cuatrimestre con otros ojos, para poder centrarme en las cosas importantes, y para poder centrar también al resto del mundo.

Divulgación libre gratuita

Con la situación del mundo de los últimos meses he estado pensando en lo que hago dentro de mi faceta divulgativa y he llegado a la conclusión de que lo que hago debe ser totalmente libre. Aunque quizá mi situación cambie en el futuro, tengo la suerte de tener un trabajo de esos que permiten pagar bien las facturas, y por lo tanto no dependo de los suscriptores. Por ello, para que nadie tenga que pensarse dos veces si puede o no puede, las suscripciones van a desaparecer. Tanto la suscripción a la newsletter como mi Patreon desaparecerán a final de año, con una muerte programada. Durante estos cuatro meses, para aquellos que estaban pagando, habrá una newsletter quincenal, que llegará hasta final de año, pero las suscripciones desaparecerán en noviembre. Noviembre y diciembre irán sin cobro y a partir de enero habrá, si todo va bien, una newsletter mensual.

Eso no quiere decir que yo no agradezca los aportes voluntarios de mis seguidores… así que Kofi seguirá ahí, al igual que mi Paypal. Aquellos que queráis seguir aportando, me ayudaréis a seguir pagando el mantenimiento. Pero eso será totalmente voluntario y sin ataduras.

Divulgación sin ataduras

Lo de atarse viene al hilo de la periodicidad de los posts. Aunque en otras cosas pretendo mantener la periodicidad, últimamente veo que me surgen ideas para escribir fuera de fecha y dado el ritmo de vida que llevo, prefiero escribir cuando surja y no programar un día fijo. Intentaré mantener un ritmo similar, pero sin ataduras. Quizá una semana haya dos posts y otra semana no haya ninguno. Ahora, por ejemplo, os quiero contar alguna cosa de las vacaciones, y si puedo lo haré esta misma semana. Y si no… pues cuando sea. Los posts del mes irán enlazados de todas formas en la newsletter mensual para que nadie se pierda nada.

Más podcasting

A cambio, este mes de septiembre empieza una nueva aventura, que quizá ya habréis descubierto para cuando leáis esta entrada. En caso contrario estad atentos, porque empezamos algo que espero que tenga mucho recorrido. Bacteriófagos seguirá como hasta ahora, al menos mientras yo pueda mantener el ritmo, por lo que cada 15 días (un martes sí, uno no) lo tendréis en vuestros reproductores de podcast.

Más redes y más otras cosas

Y como ya veía a principios de verano, tras unos meses en los que mi actividad en redes sociales había decaído, ahora me veo un poco más activa, por lo que intentaré dar un empujón por ahí. Y otras cosas pendientes, para las que también hay que hacer poco a poco hueco, porque el día tiene las horas que tiene.

Aunque iré cambiando poco a poco la información sobre estos cambios en cada sitio que corresponda, avisados estáis, esto empieza tal que ya. Sin tener que preocuparme en exceso durante mis vacaciones o cuando tengo mucho trabajo y pudiendo disfrutar de la divulgación, esperando que vosotros también podáis disfrutar igualmente.

Os dejo, como seguiré haciendo al final de cada post, el enlace a Kofi para aquellos que queráis colaborar. Ahora a enfrentarse al último cuatrimestre, que se acerca el invierno… y este pinta duro.

Deja un comentario Cancelar respuesta

Salir de la versión móvil