Anticonceptivos y suplementos de melatonina… ¿un problema?

Hace un par de días uno de mis más estimados seguidores me destacó que en ciertas redes sociales con éxito entre adolescentes (en TikTok vaya) se estaba comentando que no se puede mezclar melatonina y anticonceptivos orales. Tras una búsqueda rápida encontré de dónde salía tal afirmación, pero lo que más me llamó la atención es que en ninguna de las webs se hacía demasiada referencia al peligro de mezclar anticonceptivos y suplementos en general.

Vamos a hacer un pequeño repaso sobre tal afirmación, qué puede tener de cierto o no y, ya que estamos, recordar otro suplemento que sí sabemos que puede provocar un problema grave, mucho más que la melatonina.

Anticonceptivos y melatonina, suplementos para dormir

La principal razón por la que se consume melatonina como suplemento es para dormir. Puede ser para dormir mejor, para reajustar el ciclo tras haber dormido a deshora o para superar el jet lag. En cualquier caso, debería ser un consumo temporal, ya que nuestro cuerpo la produce y pasado un tiempo debería volver a la normalidad, pero la realidad es que los suplementos de melatonina se venden en cualquier supermercado y su consumo ha aumentado en los últimos años.

Las hormonas presentes en los anticonceptivos orales (píldoras que pueden tener diferentes compuestos) tienen múltiples efectos sobre el cuerpo y, uno de ellos es facilitar el sueño. Por ello, si se toman suplementos de melatotina a la vez que se están tomando anticonceptivos, es posible que el efecto sea mayor que el esperado. Los posibles efectos se han narrado en muchas webs divulgativas, un ejemplo lo encontráis aquí.

Pese a que ambos se van a metabolizar en el hígado, el hígado metaboliza muchísimas moléculas a lo largo de nuestra vida. Pero en que es demasiado trabajo para el hígado es en lo que se basa el artículo que citan todas las webs que advierten del peligro: If You’re on the Pill and You Regularly Take Melatonin, Read This Important Warning

La melatonina en el hígado

La realidad es que la melatonina se metaboliza como bien dice en el hígado, y que para ello se utilizan las enzimas del citocromo P450. Hasta ahí, efectivamente, podría alterar la absorción de los anticonceptivos. Pero si profundizamos un poco más, las enzimas implicadas son principalmente CYP1A1 y CYP1A2 (con otras en menor medida). Y si seguimos profundizando veremos que para las hormonas de los anticonceptivos no va a ser relevante que esas enzimas se utilicen para procesar la melatonina, aunque sí pueden afectar a la forma en la que la procesan. Es decir, el efecto vuelve a ser que los anticonceptivos afectan al efecto de la melatonina y no al revés.

Por lo tanto, en la actualidad y con los datos presentes, no hay razones para pensar que la ingesta de un suplemento de melatonina pueda afectar significativamente al efecto de los anticonceptivos, y no existen indicadores para sospechar de tal relación. Por supuesto, para poder demostrar que no existe relación (o que sí existe), sería necesario un estudio en el que se midiesen los niveles hormonales con y sin suplemento.

La hierba de San Juan o hipérico, de lo que sí hay que hablar

Por mucho que sí nos quede la duda y digamos que no hay pruebas pero que podría ser… eso es para la melatonina, porque sí hay otras cosas que sabemos que suponen un problema.

Se debe tener especial cuidado si se mezclan anticonceptivos orales con antibióticos, antidepresivos, etc etc… pero parece que sólo pensamos en aquellas cosas que llevan una receta. El problema es que sí hay suplementos de los que se conoce el efecto, y el más conocido es el hipérico o hierba de san Juan. Se conoce tan bien que aparece incluso en el prospecto de todos o al menos de gran parte de los anticonceptivos orales.

El hipérico induce la actividad de CYP3A4 entre otras enzimas del famoso citocromo P450 en el hígado, lo que altera la absorción de numerosos medicamentos, entre ellos los anticonceptivos orales. Aquí sí que estamos hablando de un ejemplo del efecto de suplementos en los anticonceptivos.

Hierba de san Juan
Esto es hipérico o hierba de san Juan

¿Pero para qué se usa el hipérico?

La hierba de san Juan se conoce principalmente por su efecto relajante y se incluye en mezclas antidepresivas y contra la ansiedad. También calma el dolor por ese mismo efecto, por lo que se recomienda en casos de migraña, dolor de estómago, dolor menstrual… y dado su efecto, se incluye en muchas mezclas para mejorar la digestión y promover el adelgazamiento.

Existen muchas webs que destacan los efectos del hipérico y cierto es que en muchos casos advierten que hay que tener especial cuidado con otros medicamentos que se puedan estar tomando y que se debe consultar a un médico, como por ejemplo aquí, pero en pocos casos se destaca su efecto cruzado con los anticonceptivos pese a que está estudiado.

Otros suplementos que afectan a los anticonceptivos

Decía antes que el hipérico aparece en algunas mezclas adelgazantes, y quizá sean las más peligrosas. Recordemos que un anticonceptivo tiene que absorberse para que pueda hacer efecto. Pero uno de los efectos secundarios que se suelen destacar (aunque cada vez menos) tras empezar a tomarlos es la retención de líquidos, ese par de kilos extra.

Si tomando anticonceptivos tomamos adelgazantes, puede que no lleguen a cumplir su función. Los suplementos laxantes, el exceso de fibra, las infusiones que «ayudan a mejorar la digestión», etc etc suelen empeorar la absorción porque, aunque en el prospecto se destaque su pérdida de eficacia en casos de vómitos y diarrea, la verdad es que un exceso de laxantes no se aleja mucho del efecto. Así que mucho cuidado, y no olvidemos que cualquier suplemento si hace algo, cuenta como medicamento.

Espero haber aclarado que la melatonina no tiene que preocuparnos en exceso pero que hay otros suplementos con los que hay que tener cuidado. Pese a ello, si se está tomando la píldora siempre se debe consultar antes de empezar a tomar cualquier suplemento y asegurarse de que es la mejor opción. Se esté tomando la píldora o cualquier otro medicamento, porque las interacciones existen y pueden darnos algo más que un susto.

Si conocéis a alguien a quien le pueda resultar interesante este artículo, ¡hacédselo llegar! Si queréis que siga pudiendo explicar cosas de nuestro día a día, podéis apoyar mi trabajo aquí o invitándome a un café:

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: