Año nuevo vida nueva…

Pero mi vida nueva en teoría empezó en septiembre, y yo todavía no me he acostumbrado a esa vida. Sigo agobiada, sigo sin acostumbrarme, sigo sin ser capaz… es todo demasiado complicado.

He decidido (y no ha sido fácil) empezar de cero, reestructurar la vida en Madrid, y después ya se verá… y cuanto más intento tener una vida normal, más cosas aparecen para complicarla. Estancias, viajes, becas con problemas para renovarse. Relaciones. Todo es demasiado complicado.

A veces me encantaría poder meterme en una burbuja y aparecer directamente al final de mi tesis… no me habían dicho que esto fuese todo tan complicado…

Al menos espero no equivocarme y haber elegido el camino correcto. Aunque me cueste ahora, intentar vivir un poco más tranquila…

Pero por ahora sólo puedo decir que estoy agobiada, muy agobiada… y sí, la vida del investigador es una mierda.

2 comments

  1. Vaya, pobrecita.

    Estoy seguro que febrero será un mejor mes para tus agob(log)ios. Hay que priorizar, sentar la cabeza y poner orden.

    Dicho esto, voy a hacer justo lo contrario con mi vida por un día más. Mañana renovarse o morir.

  2. Ánimos… Piensa que cuando salgas de la «burbuja de la tesis», la vida del investigador será igual de mierda, te preguntarás «dónde han ido a parar los mejores años de mi vida», pero si emigras a un país civilizado (porque aquí no querrás vivir) ser doctora te valdrá para algo (aunque sólo sea para que los funcionarios de inmigración no te miren tan mal en la aduana).

    Menudo soy dando ánimos…

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: