Repaso tras nueve meses: recta final

Una vez más sigo con la tradición que empecé este año, con la que cada tres meses hago un repaso a mis propósitos del año para ver qué tal me va el asunto. 

Estos tres meses han estado bien. He podido disfrutar de unas breves pero merecidas vacaciones, en el laboratorio las cosas van relativamente bien, he disfrutado de un retiro con mis compañeros (y lo he disfrutado de verdad), mi vida ha avanzado a pequeños pasos y, supongo que lo más importante en este blog: hemos cumplido diez años! Los diez años del blog se están celebrando con un cambio de tema, nuevos enlaces, nuevos métodos de difusión y, si todo va según lo previsto, un aumento en la frecuencia de publicación. Además, lo más trascendental, ahora el blog tiene dominio propio, no os olvidéis de cambiar vuestros gestores… Ahora esto es ablogios.com. 

Vamos al tema, por partes, como siempre, repasando mi entrada anterior: 

Libros: si decía que tenía que ponerme las pilas, algo estoy haciendo mal. He leído un libro, con lo que van cuatro en el año (deberían ir nueve), pero soy tan idiota como para tener otros cuatro a medias. En estos tres meses tengo que solucionar el lío si quiero al menos acercarme a mi propósito. 

Publicaciones: dicen las malas lenguas que de esta sí, que ya voy a publicar el artículo que me queda pendiente de la tesis. Hace tres meses estaba refinando y ahora ya tengo el borrador del paper. De ésta sí. Me han llegado unas cuantas alertas de citas, así que espero que mi H index suba respecto al año anterior. De mi trabajo nuevo… Mejor ni hablamos. No estoy ni cerca de tener algo publicable. 

Series: recientemente he visto la primera temporada de Narcos. En lo que va de año he visto de nuevo todo NCIS ( tengo un problema con esa serie que algún día os explicaré). Con los cambios que acechan mi vida, supongo que el flujo va a disminuir, distribuyendo ese tiempo en otras tareas, pero intentaré seguir viendo algo de vez en cuando. 

Blog y Twitter: aunque no sois conscientes de ello, el número de entradas ha aumentado bastante en los últimos meses, lo que también se ha traducido en un aumento en el número de visitas. Supongo que debería intentar seguir escribiendo más. Las entradas con temas que me habéis pedido han funcionado bien, así que sigo aceptado sugerencias de temas que os interesen. 

Viajes: finalmente pude irme a Galicia de vacaciones. Quedé un poco saturada de mi madre, pero la verdad es que necesitaba ya un poco de descanso. Al poco de volver, me fui con mis compañeros de laboratorio a Italia. Pese a que presentía que iba a ser un desastre, tengo que reconocer que la cosa salió bastante bien, y lo disfrutamos mucho. Hasta mi jefe reconoció que lo estaba pasando bien. Si os dijeses la cantidad de alcohol consumido allí en cuatro días, no me creeríais… pero también tuvimos tiempo para charlas de ciencia, un viaje en barco, alquilar unas pedaletas,  visitar una bodega…

Ejercicio y vida sana: aunque ejercicio como tal he hecho más bien poco dado el inesperado calor que hemos sufrido en Suiza, la verdad es que estoy mucho más activa. Ahora viene lo difícil, y ahora supongo que es el momento de plantearme hacer ejercicio de verdad, para no hibernar otra vez. Viene el frío y me va costando más salir de casa, así que tengo que buscar una solución. También intentaré centrarme en el tema de la vida sana, comer bien, etc… Que eso no lo llevo muy bien. 

Idiomas: pues me estanqué y a conciencia, pero pretendo solucionarlo. Con el buen tiempo y las vacaciones y todas esas cosas, he estado repasando algo de alemán, pero no he avanzado demasiado. Conscientemente lo dejé para ahora, así que ahora tendré que ponerme y a ver cómo va la cosa hasta fin de año. 

No crecer: tras el ritmo llevado en el retiro y la insistencia de los suizos por pedirme mi Ausweis para comprobar que soy mayor de edad… Vamos asumir que vamos bien en esto. 

Además de estas cosas, hace tres meses pedí ayuda para poder complementar mi formación: os puedo decir que estoy haciendo alguna cosilla en Coursera, para refrescar algún que otro conocimiento olvidado. He estado haciendo cursillos sobre gestión de proyectos, que es un tema que me interesa mucho, pero también estoy haciendo cursos de R y de Python, que me están enganchando mucho. Supongo que en el fondo, una parte de mi echaba de menos estar delante de una pantalla en negro en la que escribir unas cuantas líneas que hagan magia. 

Con esto, doy por inaugurada la recta final de año. Va a ser difícil, pero estoy segura de que podré. El tiempo pasa rápido. Después… después empezará un nuevo año, y quien sabe lo que pasará ese año. Pero lo importante es tener los sueños claros, y yo seguiré soñando con un futuro perfecto. 

Opciones para un posgrado: pasar por el aro

Cuando pedi ayuda sobre temas para escribir, uno de los comentarios me pedía consejos sobre los estudios de posgrado. Allá vamos.

Primero, tengo que decir que mi experiencia personal vale de poco, porque como soy un poco vieja, estudié por el plan viejo pre-Bolonia, así que yo no hice master, hice un DEA, entrando en un programa de doctorado desde el minuto uno. Pero las cosas supongo que no han cambiado tanto, así que intentaré basarme en mi propio caso para ello.

Lo más importante es decidir que futuro quieres. Si estamos aquí es porque quieres, por alguna razón, seguir estudiando. Eso implica un master. La mayor parte de ellos en estos momentos duran un año y cuestan una pasta. El paso uno es que pienses como leches te lo vas a financiar, que cuentes con que vas a desembolsar de 4000 euros para arriba, y que empieces, si puedes, a buscar becas. Las becas solo son una opción inmediatamente después de acabar la carrera, digan lo que digan las bases de la beca. SI ha pasado un tiempo, cubrir los papeles es una pérdida de tiempo, básicamente.

Una vez que hayas buscado al menos 4000 euros más el dinero que te haga falta para sobrevivir un curso y un lugar en el que caer muerto, puedes elegir qué hacer. Estamos partiendo de mi base, que es de la que se me preguntaba: biología molecular. En estos momentos tienes tres vías:

– Profesorado: dedicas un curso a pagar por un papel que dice que puedes dar clase en el instituto. Es importante tener en cuenta que aunque nuestros padres siempre nos han insistido que con esto de la biología no llegas a ningún sitio y que te presentes a unas oposiciones, el camino tampoco es fácil. Después de tu año extra de estudios te presentarás a las oposiciones, pero es casi imposible que consigas algo a la primera, ni con un 10 en los exámenes, porque hay un montón de gente con experiencia y eso cuenta. Tras un tiempo empezarás a hacer sustituciones, luego conseguirás con suerte tu primera plaza temporal en el culo del mundo, después la primera fija en el culo del mundo… y tardarás un montón de tiempo en tener tu plaza en un sitio que te parezca adecuado para vivir. Eso si, tendrás un sueldo seguro el resto de tu vida, y las vacaciones, y todo eso que dicen siempre de los funcionarios. No vais a aprender demasiado en el master, pero sin el no podéis dar clase, es un hecho.

– Clínica: hay un montón de opciones orientadas a la empresa, que generalmente pasan por los ensayos clínicos o trabajos farmacéuticos varios. Si sabes que quieres irte a una empresa, esta es tu opción. La parte buena es que puedes llegar a cobrar bastante. La parte mala es que te moverás de empresa mil veces, tendrás que viajar un montón… y en España no se paga tan bien. Si optas por esta opción, yo diría que lo mejor es pasar un tiempo de formación en España y después, como en todo, huir. Sobre esta vía hablaremos en otro momento en el blog. El master de por si es una perdida de tiempo y dinero, pero es la única forma de acceder a ese mercado laboral: pagas para poder entrar a ganar experiencia.

– Academia: por último, está la opción que elegí yo, la orientada a quedarse en la academia. En este caso haces un master y a continuación un doctorado. Sin una tesis, el master te vale de poco. Las tesis hoy en día están limitadas (más o menos) en tiempo, así que en este caso lo que tienes que hacer es asegurarte que puedes cobrar ese tiempo. Es importante valorar antes de empezar si tienes posibilidades de conseguir becas, o incluso buscarte el grupo para el master y la tesis desde el principio y saber si te van a poder pagar. En este caso, te aseguras cosa de 4-5 años de sueldo. Eso si, luego lees la tesis y viene el vacío de tener que pensar otra vez que hacer con tu vida, yo aviso. A la hora de elegir el master… da igual, el que haya en la universidad a la que está adscrita el grupo al que queréis ir. Si queréis pedir beca, aseguraos de buscar cosas con Mención de calidad, si es que eso todavía existe, porque al menos hace unos años daba puntos. El master es inútil, pero es necesario para entrar a la tesis.

– Extra: los cambios de vía. Que nadie se asuste, que siempre estáis a tiempo de cambiar. Los masters están llenos de gente que elige una cosa y a los diez años cambia de opinión, así que que no cunda el pánico. En cualquier momento podéis volver atrás, y lo que hayáis hecho entre tanto será experiencia acumulada y seguro que encontrareis la forma de darle valor de cara a la nueva opción que habéis elegido.

A estas alturas os habréis dado cuenta de que considero el concepto de posgrado absurdo y caro, pero es lo que es, y hay que pasar por el aro. Para la mayor parte de los trabajos sabéis todo lo que necesitáis al salir del grado, y el resto de aprende con la experiencia, no con clases extra. Es una forma de conseguir dinero y punto. Si alguien quiere datos extra sobre cursos concretos, mi conocimiento se limita a los de la Universidad de Santiago y los de la Autónoma de Madrid, pero dejadme un comentario, un tweet, lo que sea, y yo contesto a preguntas concretas. Mientras… id ahorrando, que os va a salir caro.

Los cambios que nos acechan

Mi vida, por razones que por ahora no viene a cuento contar aquí en detalle, va a sufrir muchos cambios en los próximos meses. Lo intento ver un poco con perspectiva y supongo que es el momento… porque hace diez años me di un golpe en la cabeza (o algo así) que, entre otras cosas, provocó que abriese este blog. Hace 5 años, por estas fechas más o menos, en mi cabeza se estaba formando un plan de acción para mi cambio de vida (recordemos que estaba en plena mudanza a Madrid). El plan funcionó y ahora estoy como estoy y donde estoy. Los cambios vienen de 5 en 5 años, y supongo que este es un buen momento para los cambios, y esperemos que todos los cambios, aunque sufriendo al principio, acaben siendo para bien.
Pero como este blog también cambió hace 5 años, pues ahora toca de nuevo. Sé que tengo un pequeño grupo de lectores fieles, de los que están ahí desde el principio de los tiempos… esos que saben por qué a mi profesora de Fisiología Vegetal la llamaba Pasita, por qué odio limpiar mejillones, por qué las proteínas son sexys… los que saben que he pasado por varios laboratorios y conocen mis historias de amor-odio con la ciencia en cada uno de ellos. Esa gente que sigue llamándome friki, aunque no vayan a poder explicarles a nadie por qué yo, con lo normal que soy, sigo siendo denominada friki. En especial a esos que sabéis donde dicen las malas lenguas que escondo cierta arma japonesa. Estáis ahi, y me gustaría escuchar vuestra opinión, para hacer un Ablogios 3.0, una versión renovada, que junte lo que más os ha gustado de sus 10 años de vida, ya que al final si el blog sigue aquí es por esa pequeña población de lectores fieles.
Así pues, os pregunto: 

  •  Temática tocada en el blog que más os ha gustado
  • Tipos de posts que os hacían volver a ver si había novedades
  • Algo que echéis de menos
  • Algo que os sobra
  • Cosas que os gustaría que incluyese: de aspecto y/o temática

Más allá de los comentarios, aquellos más tímidos podéis dar vuestra opinión por las vías alternativas habituales. Al fin y al cabo, durante los últimos 5 años, si hay algo que he asumido, es que los comentarios se hacen en Twitter y no en el blog…
Espero ideas!! Mientras, voy cuajando las mías…

10 años

Este blog ha cumplido 10 años. Lo ha hecho hace 5 días, pero yo no he podido dedicarme a esto hasta hoy, pero que esta entrada sirva como inicio de una nueva etapa. Tengo unos cuantos planes en mente para la nueva etapa, pero el primero es la razón por la que necesitaba tiempo para escribir este post. A partir de hoy, el blog pasa de estar en ablogios.wordpress.com a encontrarse en ablogios.com. Por supuesto, la antigua dirección apunta a la nueva, en caso de que no actualicéis vuestros favoritos. 

Próximamente, prometo ir desgranando poco a poco las novedades durante la celebración del 10 aniversario… 

Inmigrantes son los otros

Estaba yo pensando que el tema este de los refugiados se nos va de las manos. Desde luego, no se si me sorprende mas que la gente solo reaccione a la foto de un niño, o toda la demagogia detrás. Porque claro, un adulto muerto se ve que no importa. Los videos de decapitaciones de ISIS son normales. Pero claro, un niño muerto en una playa y ahora queremos refugiados, inmigrantes, lo que sea. Pues veréis, es que resulta que los que van a venir no van a ser como el pobre crío, pero hay que quererlos igual, no meterlos en campos de concentración, que es lo que se hace con los inmigrantes, para quien no lo sepa.

Como supongo que ahora tengo a algún que otro lector chillando por lo de los campos de concentración, al que proteste, le sugiero que mire los centros a los que se lleva a los “ilegales” y que compare las condiciones de vida con un campo de concentración medio del nazismo. Nada que envidiarle, en serio.

Ahora vamos al tema… yo venía aquí con idea de empezar a escupir lo que opino personalmente, pero en cambio, me he dado cuenta que más allá de mi opinión que por más de uno ha sido llamada radical, puedo recopilar cosas dichas por gente de mi entorno. No me voy a limitar al tema puntual de los refugiados, voy a hablar de los inmigrantes en general, contando incluso a los legales. Os dejo así pues, unas cuantas frases, para que cada uno reflexione. Si alguien es capaz de intuir que tipo de persona ha dicho cada frase (por ejemplo, si alguien acierta la nacionalidad), hay premio (pero hay que acertar todas!):

– Me parece bien que los acojamos, al fin y al cabo nosotros hemos dado bastante por culo al mundo, y nadie nos cerró la puerta en la cara.

– Habrán puesto una cuota, pero nosotros no los queremos, que no tenemos dinero ni para tener a nuestra gente.

– Vienen aquí y lo único que hacen es robar nuestro trabajo.

– Con un esfuerzo mínimo podemos acoger a mucha gente.

– Si quieren venir, que hagan todos los papeles.

– Si no hemos hecho nada por evitar la guerra, por supuesto que son nuestra responsabilidad.

– Si tuviesen dinero no vendrían ilegales.

– A Merkel le debe sobrar mucho sitio y dinero.

– Los emigrantes solo van a aprovecharse de los beneficios sociales.

– Tú en Suiza no le estás robando el trabajo a nadie.

Son 10 frases, así que os animo. La pista es que hay tres nacionalidades. A partir de eso os invito a lo evidente: reflexionad sobre la idea que tenemos del tema. Mucha gente dice eso de “mucho dices pero seguro que no metías a uno en tu casa”, pero esa gente es más o menos la de “pobre niño, tenemos que hacer algo”.

Quizá es todo cosa mía, y vivir en un país ajeno, tratándome como me tratan, me ha vuelto idiota. Todo puede ser, y es que ya se sabe “los españoles se van en otro plan, que tienen estudios, que no son emigrantes… son cerebros fugados”.