De picaduras de insectos

Se han juntado hoy una serie de razones por las que me he animado a escribir un poco sobre esto: por una parte tenemos la paranoia del primer caso de Chikungunya “de verdad” en España. Por otra parte, hace poco hablaba con la pareja de mi madre sobre cómo se desmayó, se lo llevaron al hospital, y descubrió ser alérgico a ciertos bichos. Este verano también se ha muerto un señor por una picadura de avispa, sin dar tiempo a la ambulancia a llegar. Además, ayer leía por ahí que no debemos usar las cremas que se anuncian ahora para las picaduras de mosquitos. Y por ultimo, hoy me he llevado un susto con una avispa. Creo que la avispa ha sido la que me ha animado a escribir. 

Supongo que la mayoría de vosotros, no sois alérgicos a las picaduras, en general. Yo sí. Por ello, aunque yo estudié biología, y no medicina, voy a contar un poco lo que sé y mi experiencia. Repito: mi experiencia. 

La gente se está volviendo muy loca con esto de los virus y los mosquitos. A ver, para que pilles el Chikungunya tiene que picarte un mosquito que tenga el virus. En general, los que hay en España ahora, no lo tienen. Por lo que se ve, había uno que sí. Pero no es necesario correr al hospital por una picadura, lo normal y esperable es que no tengas nada más que la picadura del mosquito… Pero eso pueden ser muchas cosas. 

Al igual que el virus del Chikungunya, un mosquito puede transmitirte mil cosas. Por un momento pensad en esa noche que un mosquito os picó 20 veces. Imaginad a la cantidad de gente que puede picar un mosquito, y luego va a vosotros. Ahora imaginad todo lo que toca un mosquito antes de frotarse cuando os acaba de picar. Pues sí, un mosquito os puede transmitir mil cosas. La parte buena es que la mayoría son bastante inofensivas. 

Vamos a empezar con la picadura en sí. Os ha picado un insecto. Lo normal es que se hinche un poco y pique. Y ya. Eso de por sí es una reacción alérgica, pero muy suave, y en un par de días desaparece sin mayor complicación. En mi caso, la reacción se suele extender varios cm, tengo fiebre, y en lugar de rojo se me pone morado, si no es verde directamente. Eso con un mosquito. La última vez que me picó una avispa, la fiebre empezó a subir al momento, y en 10 minutos me había desmayado. Me movieron a base de agua fría, por lo que sé, y en urgencias me pincharon antihistamínicos. Ahí se me comunicó que debería hacerme pruebas, pero que la única eficaz es la picadura del bicho, y que claro, que la reacción es cada vez peor, y que bueno, que tampoco me iba a cambiar la vida. Desde entonces suelo tener antihistamínicos de efecto rápido cerca, y avisar a todo el mundo de que si pasa algo llamen a una ambulancia. Pero bueno, también me puede atropellar un coche, así que el tema en principio no me quita el sueño. 

Para la mayoría de los seres humanos, lo recomendado ante una picadura es el amoniaco, que reduce el picor. Vamos, el After Bite de toda la vida. Con eso, en dos días ya está. Pero yo no soy la única alérgica en el mundo, y hay diferentes grados de alergia, y bichos que dan más la lata. Por eso, y sumado a la entrada de nuestro querido mosquito tigre en España, se están popularizando las cremas con antihistamínicos, siendo quizá la más conocida Fenistil. El dimetindeno maleato, que es lo que lleva, es un antihistamínico suave, que hoy en día se vende sin receta médica. Pese a ello, es recomendable que preguntéis en la farmacia antes de usarlo (os puede dar alergia!) y leáis el prospecto bien. Desde mi punto de vista, lo mas importante es que no os de el sol después de echaros la crema, o empeorareis todo mucho. El efecto es también suave: calma el picor y baja la hinchazón (a mi me ayuda bastante con los mosquitos comunes, evita que parezca que me ha mordido un zombi). Si ya la cosa va a más, entonces preguntad de nuevo en la farmacia, o id a urgencias. Pero por dios, no vayáis por paranoia: id si la picadura tiene un color raro y/o tenéis fiebre. Con una picadura de mosquito tigre, a mi se me complicó la cosa, y me dieron una crema con glucocorticoides y antibióticos. No voy a nombrarla ni dar la composición exacta, porque no quiero ser yo la que haga que nadie se automedique. Mi picadura había hinchado mucho, mi rodilla duplicado su tamaño, y mi pierna cogido una tonalidad verde. Ni que decir que la crema curar me curó, pero las drogas en cuestión me dejaron el cuerpo destrozado varios días. Por eso digo, en cosas así es necesario ir al médico. 

Los mosquitos pueden traer Chikungunya, vale. Y dengue. Y varios bichos más. Pero nunca olvidéis las bacterias. Pensad que si os rascáis, y sobretodo si llegáis a sangrar, además de lo que os haya podido regalar el bicho, podéis estáis infectándoos vosotros mismos. Cuando tengáis picaduras intentad, más que nunca, mantener una buena higiene, sobretodo los que os pasáis el día rascando la picadura! 

Para casos graves, cuando la alergia se va de mano, se suelen recetar los EpiPen. Son lápices de adrenalina, que permiten que en caso de que entres en shock, puedas sobrevivir hasta que llegue la ambulancia. El alérgico tiene que aprender a pincharse, y a sobrellevar la inyección, que recordemos que es un buen chute de adrenalina. La primera vez, la sensación es horrible, y crees que te va a dar un infarto. Luego parece ser que lo llevas mejor. Los lápices siempre tienen que estar en frío y caducan bastante pronto, así que si llegas a ese punto vas jodido, porque te dejas una pasta y tienes que pensar siempre como llevarte eso contigo si te vas al campo. Al final, la mayoría de gente que tiene uno no lo lleva encima cuando es picado, y acaba pinchando la adrenalina el de la ambulancia. 

Con todo esto quería contar un poco que si, que las picaduras son chungas, las de mosquito tigre duelen un huevo, pero que hay mil cosas peores en las picaduras que la probabilidad de que te pase un virus, al menos por ahora en España. Ante todo, mantened la calma, intentad identificar el bicho que os pica (si lo pilláis in fraganti) y ante cualquier duda acudid a la farmacia antes de saturar urgencias. 

Yo mientras seguiré con mis antihistamínicos en pastilla preparados, mi crema para no parecer un mutante, y mi ruleta rusa cada vez que una avispa decide sentirse atraída por mi. Por supuesto, si alguien quiere preguntar algo o compartir su experiencia, sobretodo aquellos que sí hayan ido adelante con las pruebas, los comentarios son vuestros. Una siempre está dispuesta a aprender de la experiencia de los demás. 

Anuncios

Lidiar con el jefe

Hace un tiempo, cuando pedi ideas sobre temas, alguien me preguntó por el tema de no matarse con el jefe (director de tesis, entiéndase). Sinceramente, y tras haber pensado en ello un tiempo, no tengo muy claro qué decir. Cada jefe en mi vida ha sido un mundo. He tenido al jefe cabrón, al jefe que pasaba de todo, al jefe que era un amor, al jefe de manicomio… y con cada uno la relación ha sido (y es) un universo diferente.

Supongo que con la experiencia de haber dado con gente tan diferente, una idea general tengo. Creo que lo importante es que puedas clasificar a tu jefe lo antes posible, y que no te equivoques. Una vez que lo tienes clasificado ya puedes decidir qué quieres hacer con tu vida, y si realmente lo quieres como jefe. Por la experiencia, creo que el peor es el loco. Si tienes un jefe cabrón y lo sabes, puedes planificar tu vida de forma que se las devuelvas. En general, el jefe cabrón te hace tantas putadas que poco puede hacer si tu le haces alguna. El jefe que pasa de todo… simplemente lo ignoras, y te autodiriges tu tesis. Con el jefe que es un amor tendrás altibajos, pero esas cosas siempre se solucionan rápido. Pero el loco. El loco es lo peor, porque nunca sabes qué va a hacer. Viene con una sonrisa a ti y no sabes si está contento o si te quiere matar. Un día te dice una cosa y al día siguiente lo opuesto. Nunca recuerda lo que habéis hablado si ha cambiado de opinión. Y por supuesto, juntará lo peor de los otros tipos de gente.

Conozco combinaciones de lo más extrañas… como por ejemplo: “pasa de todo y un día se vuelve loca” o “era un amor hasta que casi se queda sin proyecto y se convirtió en un cabrón”, etc etc. Las combinaciones son malas. Son siempre malas, mires como lo mires.

Por supuesto, el día de tu entrevista no vas a acertar. Quizá si llevas ya unos cuantos (proyectos, master, etc etc), entonces puede que te hagas una idea, pero en general, cualquiera te va a mentir. Piensa que si tú le estás mintiendo en algo (aunque sea algo muy pequeño e irrelevante), probablemente él también lo haga. No te fíes.

Una de las formas de poder aclarar un poco tu cabeza es hablar con el resto del grupo, si es que hay resto del grupo. Si te dice que no puedes hablar con ellos por X… no vayas a ese laboratorio, oculta algo. Si hablas con ellos, intenta hacerlo por separado o en grupos pequeños. Por separado les puedes hacer a todos las mismas preguntas… y si te contestan todos exactamente lo mismo, no vayas. Por ejemplo, si preguntas si hacen algo juntos fuera del lab (que no tienen por qué hacerlo, pero todos suelen decir que si para quedar de que molan) y todos dicen que “si si, por ejemplo, en verano hicimos una barbacoa, pero hacemos muchas cosas”… pues asume que eso es lo único que han hecho y te están mintiendo. Lo normal seria que se les ocurriesen ejemplos diferentes. Lo mismo describiendo al jefe, el ambiente, etc etc. Es habitual que cuando por alguna razón tienes quejas de tu jefe, pactes la historia con tus compañeros de cara a un entrevistado. Y lo digo porque lo he hecho. Si están en grupo, analiza si se miran mucho entre ellos, que eso suele ser señal de que han pactado versión, y solo analizan que no haya un esquirol.

Asume que nadie, jamás, te va a decir cosas malas. Tienes que quedarte con las cosas buenas que te dicen, intentar adivinar las malas, y rezar. Luego cuando llegue el momento tendrás que tener sangre fría y poner las cartas sobre la mesa antes de empezar a trabajar. Dile cuales son tus planes de trabajo. Si no te fías, hazlo por mail. Pactad una estrategia, y sobretodo hablad de los riesgos del proyecto y que hacer si no sale. Aquí, si el jefe es de los locos, vais a tener un problemón, porque luego va a decir que no recuerda haber hablado de tal cosa. Pero con el resto suele funcionar.

Intentad siempre ceñiros a lo que os corresponde. Si hacéis más, que sea por vosotros y no por la presión del jefe. No lo acostumbréis mal. Decidle que no vais a ir los fines de semana y, si lo hacéis, no digáis nada. Con el paso del tiempo vuestro jefe, sea del tipo que sea, sabrá quien vale la pena y quien no, y eso no depende de ir a decirle que has estado allí el domingo, depende de que trabajes bien, y punto. Os puedo decir que he estado muchos fines de semana en el laboratorio, pero siempre por iniciativa propia y porque por alguna razón prefería trabajar esos días (menos saturación en las maquinas, por ejemplo), pero también os puedo decir que quienes mas alargan la jornada laboral suelen ser los que mas procrastinan. Porque si tu trabajas sin parar 8 horas, cuando te sientas mueres y punto. Vale, si has descansado un poco a la hora de comer igual aguantas algo más… pero llegará el fin de semana y necesitarás dormir, hacer la compra, limpiar, lo que sea. No necesitas ir a trabajar a no ser que no hayas trabajado al máximo por la semana. Y no digo que no lo hagáis… que yo tengo escondida en mi una procrastinadora nata de esas que dicen que ahora puedo ponerme a X (forma que sea de perder el tiempo) porque luego ya eso lo hago después y si tal el sábado lo otro. Es vuestra elección en que orden queréis trabajar: del tirón 9 horas… o 14 con pausas.

Los jefes suelen preferir las 14 horas con pausas, en general porque no son conscientes de las pausas. Porque los engañas… porque cierras Facebook cuando se acercan. Porque tú no usas redes sociales. Tú estabas muy centrado reflexionando en tu experimento, en el que llevas 3 horas pensando aunque sea mezclar 4 cosas de la misma forma que ayer. Creedme, el buen jefe es el que sí se da cuenta, el que reconoce que el también pierde el tiempo de vez en cuando, o el que también se va “pronto” a casa. Es aquel que acaba siendo tu amigo en Facebook o tu follower en Twitter, y que no te preocupa porque no le tienes que ocultar que pierdes el tiempo de vez en cuando, que tu cerebro también necesita un descanso.

Todo este rollo ha sido patrocinado por haber vuelto a escuchar la historia de alguien que tenia un jefe que en teoría molaba, lo agregó en Facebook y ahora que el jefe se ha vuelto loco no sabe como deshacerse de él sin crear un drama en su “amistad”. Es más o menos el rollo que le he soltado a él, pero parece que en su cabeza ya no entran razonamientos y sólo queda lugar para ideas violentas. Así que ojo, pensadlo bien antes de compartir vuestras redes sociales con vuestros jefes!

Por qué sabíamos que iban a cerrar el CERA y ese no es nuestro gran problema

Llegó el primero de agosto y con él, la noticia de que habían cerrado el CERA. Y todo el mundo, liderados por la Marea Granate, indignadísimos, porque lo han hecho sin avisar y a mala leche. 
Vamos a ver… que algo que haga nuestro querido gobierno pueda tener buena o mala leche, es algo que no tenemos que discutir, porque bueno, me quiero ir de vacaciones a España y no quiero que me metan en la cárcel con esto de la Ley Mordaza. Lo que sí puedo hacer, es explicar un poco el proceso, desde un punto de vista de alguien que lo ha vivido recientemente, y ya vosotros juzgáis que parte es real y cual exageración.

Cuando emigras, tienes que ir a registrarte. Y punto. El Ministerio de Exteriores lo deja muy claro en su web. Registrarte como residente en otro país es obligatorio. El caso es que bueno, como hay países en los que la idea es que no necesitas eso para nada, pues en general la gente pasa de ir, y ya se acuerda de que hay una cosa que se llama Consulado cuando o bien quiere votar, o necesita renovar un pasaporte (o tiene un hijo, o cosas así). Como ejemplo, en el Consulado en Berna, me han asegurado que la inmensa mayoría ni siquiera renueva el pasaporte a tiempo, solo van cuando se quieren ir de vacaciones y les hace falta, incluso cuando muchos tienen también el DNI caducado (que eso hay que ir a España a renovarlo). Según ellos, el 90% de los registros se dan justo antes de elecciones. Luego sequía, luego suben. Etc, etc.

Si asumes que te tienes que registrar, vas y te registras en el CERA (Censo Electoral Residentes Ausentes) o en el ERTA (Electores Residentes Temporalmente Ausentes). Cada uno tiene sus plazos y sus cosas, y en resumen, se puede entender que como el primero es una cosa mas permanente, pues cierra antes, y el segundo va mas al límite. 

Cuando llegas a tu consulado, si hay unas elecciones cerca, puedes preguntarles los plazos (también los puedes mirar tú en la web del Ministerio). Si no estás a tiempo del CERA, puedes registrarte todavía en el ERTA, y si no quedarte como estás en España y votar por correo, aunque esto sabemos que implica más gastos. El caso es que, a no ser que realmente tengas muy mala suerte con las fechas de tu mudanza, puedes estar a tiempo de registrarte en el ERTA. Tengamos en cuenta que en cualquier caso para poder registrarte tendrás que tener todos tus papeles en regla en el país de destino y que, hasta que eso ocurra, serás un turista allí y por lo tanto tu obligación seria votar por correo desde España. 

“Han cerrado el CERA y han dejado a miles de españoles en el extranjero sin votar”. Bueno, han dejado a todos los españoles en el extranjero que por alguna razón no hayan ido a registrarse cuando tenían que hacerlo. Lo que han dejado, si eso, es a todos los españoles que se vayan los próximos meses al extranjero, pero esos por ahora todavía tienen disponible el ERTA. 

El caso es, que si hacéis una búsqueda rápida en Google, podéis ver que a finales del año pasado se publicó en el BOE el procedimiento para el cierre, estableciendo que ocurrirá “el día primero del segundo mes anterior al mes de la convocatoria”  y según la Ley Electoral, el vigésimo quinto día anterior a la terminación del mandato hay que convocar elecciones, que ocurrirán el quincuagésimo cuarto día tras la convocatoria. Si contamos con que el mandato de Mariano Rajoy empezó oficialmente el 19 de diciembre, restamos los 25 días y nos ponemos en el 24 de noviembre. Esto pondría las elecciones hasta el 22 de enero, aunque tendrían que ser antes, ya que tienen que ser un domingo. En cualquier caso, las elecciones se convocan como muy tarde en noviembre, lo que cerraría el CERA a día 1 de Septiembre, y habría dado tiempo a esas hordas de españoles a registrarse. El caso es que las noticias dicen que es más que probable que las elecciones ocurran en diciembre, por lo que hay que convocarlas en octubre, por lo que el CERA tenía que cerrar a 1 de agosto. Me pregunto cuanta gente se habría registrado durante agosto…

El caso es, que ahí estaba claro, que se podía ver que iba a ocurrir. Que nos han avisado. Podrían habernos avisado más, pero nos han avisado.

Ahora, antes de terminar, os voy a contar otra historia… Lo que pasa si te registras en el CERA. Pasa que tienes otro plazo, igual de difuso, en el que tienes que rogar tu voto. Esto es entrar en una web y tras probar que eres tú, decir que vas a querer votar. Si la web rompe, o si por alguna razón no puedes hacerlo, tienes que desplazarte al consulado a hacerlo. Si lo logras, te envían las papeletas, o eso dicen. El caso es que los tiempos son tan justos, que hasta al tan puntual servicio postal suizo (los que hacen que una carta llegue a su destino en el país, sea donde sea, al día siguiente) le cueste entregarlas a tiempo. Si vives en un país de los puntuales, puede que lleguen. Si no, igual te llegan una semana después de las elecciones. Y luego están las que no llegan. Si te llegan, te vas al consulado (que ojo, esto puede requerir un avión) un día de semana previo a las elecciones (a ver quien le explica al jefe que hay elecciones el domingo pero tu vas a votar en jueves) a llevar tu papeleta. Como alternativa, puedes discutir con tu oficina postal, para convencerles de que eso es un voto de España y que tienen que certificar que tú eres tú, cosa que si no hablas su idioma, llega a ser complicado. Y das o mandas tu voto… En un sobre que también lleva un papel con tu nombre. Y ahí te quedas, confiando en que tu voto vaya a ser anónimo y vaya a llegar a la mesa electoral que te toca en España. 

Así que bueno, teniendo en cuenta lo que nos espera desde el momento en el que tenemos que rogar el voto, creo que lo del CERA es lo de menos. Eso sí, espero que todos los españoles que llevan meses o años fuera y que tanto protestan, estén todos inscritos en el CERA y que aunque las elecciones vayan a ser justo antes de Navidad, muevan el culo para ir a una oficina a convencer a un señor de que certifique su voto. Espero ver grandes colas en el consulado. Espero que ni uno de ellos diga que bueno, que es que tiene que comprar regalos, o coger un avión, que no contaba con ello. 

Por último, quiero que os quede clara una cosa: hay que inscribirse en el CERA. Da igual que haya elecciones o no, pero ese registro es el único dato que tiene el gobierno para contar los que nos hemos ido. Si quiere os que dejen de decir que somos un mito, tenemos que registrarnos, porque si no lo hacemos, ellos seguirán diciendo que no les consta que tantos jóvenes se hayan ido de España. Los consulados abren los sábados, así que bueno… Haced el viaje, socializad un poco en la cola con otros españoles y registraos, aunque no vayáis a poder votar, pero hacedlo para que quede claro que estáis ahí, que habéis dejado vuestra familia y vuestros amigos, y que no, no es espíritu aventurero.

Ah, y los enlaces al BOE, que luego no os creéis los datos que doy: 

El cierre del CERA

La Ley Electoral