Primer reto del año: encontrar una casa

Empezamos el año rodeados de problemas. A principios de febrero empiezo mi nuevo trabajo en Zurich y no hay forma de alquilar un piso en Suiza. La situación es la siguiente: para alquilar un piso nos piden permiso de residencia, contrato de trabajo, nóminas… Pero es que ya sólo para el primer paso, para obtener el permiso de residencia, necesitamos una dirección en Suiza. La pescadilla que se muerde la cola, o como se diga.
En estos momentos el nivel de desesperación empieza a ser extremo. Intentamos todavía encontrar algo para los dos, dado que pagar dos cosas por separado se nos van de precio. La opción 1 sería encontrar un aparthotel que nos alquile un par de meses en un punto intermedio que nos permita a los dos coger un tren al trabajo. Por lo que se ve, prácticamente no hay, y los pocos que hay no han tenido a bien contestar a nuestros correos. Empezaremos con una fase de acoso vía telefónica, si es que conseguimos entendernos en algún idioma. La opción 2 sería una habitación en alguna casa. Hay un par de webs que se dedican a ello, pero es difícil encontrar algo para dos, y los precios son sobrehumanos. La opción 3 sería la del hotel, en la cual nos arruinaríamos seguro, y no sería válida por un tiempo prolongado.
Lo trascendental es conseguir la dirección en Suiza para poder empezar el trámite del permiso, para así poder pedir pisos en alquiler. Hasta el momento hemos intentado uno en el que nos han dicho que no “porque no y punto” y otro en el que ni he podido entregar los papeles porque me han dicho que sin permiso de residencia no me los cogen. Sé que existen formas de dar el nombre de una tercera persona y su permiso como “aval”, y que probablemente está persona te cobre un módico precio por prestar su nombre para tales funciones, pero como diría yo… Los chanchullos mejor los dejamos en España.
Actualizaré sobre la situación si encontrase un lugar en el que caerme muerta. Mientras tanto, cualquier sugerencia, idea, experiencia previa sería bien recibida, que servidora se queda sin ideas de dónde, cómo y qué buscar.

Anuncios