Review: The Gumb Bush (mi nueva sleeve)

Hace tiempo que quería una funda nueva para el portátil. Durante un tiempo le di muchas vueltas (típico en mi), para encontrar una que cumpliese todos los requisitos…

  • Adaptada a mi Macbook unibody 13”
  • Ligera
  • Con asa, para agarrar con la mano
  • Con asa, para colgar del hombro
  • El asa del hombro plegable/suprimible
  • Muy compacta, tanto que podría meterla dentro de una mochila/bolso grande
  • Negra

Y esto, es muy difícil. Después de buscar mucho me decidí por la Gumb Bush de Crumpler.

Me la compré en negro con el ribete en azul, aunque la imagen que da es la de un maletín negro. Frente a los otros colores en los que está disponible, el modelo negro da una imagen muy seria, sin perder la línea deportiva de la marca.

El tejido externo es impermeable. 100% Chicken Tex Supreme, dicen. Este tejido hace una especie de bolsa alrededor del verdadero sleeve para el portátil, que es de neopreno, pero con una capa interna más suave (que es la que entra en contacto con el portátil). Esta capa interna está además protegida en las esquinas, evitando que la cremallera pueda rallar el portátil. Ojo, el interior es color beige.

La parte externa deja huecos en los laterales, ligeramente elásticos, de forma que se pueden utilizar como bolsillos para los accesorios del portátil. Yo he probado a poner el cable de alimentación y queda un bulto considerable, pero cierra sin problemas. Desde luego me parece mucho más útil para meter cds, dvds, ratón, pendrives, tu lector de ebooks favorito y otra clase de cosas pequeñas, pero no hay que olvidar que estos dos pseudobolsillos no tienen cremallera. Lo que si tienen, arriba, son dos corchetes a la altura de las asas, que permiten mantener cerrado el conjunto de la funda.

De uno de estos dos pseudobolsillos laterales sale el asa para colgar al hombro. Es una simple asa. Sin almohadillados ni nada, y es que está diseñada para su uso ocasional (que es lo que yo buscaba). Sin demasiado esfuerzo se puede quitar, quedando perfectamente escondidas en dos pequeñas solapas las argollas en las que se engancha. Yo la he quitado porque en estos momentos no planeo usarla. Para aquellos que crean que pueden necesitarla, se puede plegar perfectamente en el bolsillo sin que abulte en absoluto (es lo bueno de que no esté acolchada).

En cuanto a las medidas, es un poco más grande que las sleeves tradicionales. Tiene un par de centímetros más en las esquinas inferiores (por la forma que tiene), lo que permite a la vez que éstas estén protegidas en un supuesto impacto. También sobresalen un poco las asas, que no se pueden doblar fácilmente. En cualquier caso, en una mochila normal y corriente, se puede meter sin problemas.  En cuanto al peso, supongo que pesa algunos gramos más que las tradicionales, pero desde mi punto de vista es completamente despreciable, por lo que no la considero un incremento de peso respecto al del portátil.

Finalmente, el problema de la compra. Si tenéis suerte, os podéis acercar a una tienda X y que la tengan allí. Ese no fue mi caso. En mi tienda Mac (que no Apple Store), sólo tenían el modelo rojo/beige, que me parecía excesivamente informal. Además, en cuanto me decidí, ya sólo la tenían para portátiles grandes (talla L, y yo quería la M). Entonces empecé a buscar en tiendas en Internet. Una gran decepción… No existía la M en negro en ningún sitio. La tienda oficial Crumpler la vende, pero son 65 euros + 18 de envío. Me puse a buscar por “otras vías” y finalmente la compré por Ebay, aunque también estaba a un precio razonable en Amazon UK.

En la web del fabricante podéis ver fotos del interior y de los bolsillos laterales, a falta de fotos mías!

Anuncios

Y el e-reader ganador es…

Me ha costado mucho decidirme. Varias semanas dándole vueltas, esperando… y hoy finalmente, tras un día febril en el sofá, he tenido tiempo de sobra para leer y leer… había muchos candidatos!!

¿Cuales son los requisitos?

Entendámonos, y es que quiero algo muy específico:

  • Un e-reader de 6”. 5 me parece un poco cutre, 9/10 me parece demasiado. Quiero 6 porque me recuerda al tamaño de un libro de bolsillo. 6 porque es ligero y fácil de llevar encima.
  • Un e-reader barato. Esto es complicado… había que ponerse un límite, y yo me lo puse en 300 euros.
  • Un e-reader interactivo. Siendo consciente de que, además de leer por placer, leo mucho por trabajo, me interesaba un lector en el que pudiese resaltar cosas, anotar… vamos “llenarlo de post-its”.
  • Un e-reader resistente. Porque va a ir por ahí conmigo.

¿Por qué descarté el Kindle?

Eso de tener Amazon a golpe de clic mola… ¿mola? Miedo me da a cuanto puede llegar la factura de Amazon… Pero lo que realmente no me gusta es el DRM, lo que no me gusta es un formato que sólo se puede leer en su dispositivo o en un PC (todavía no hay aplicación para Mac). Y lo que menos me gusta es que no se pueda leer epub, que en el fondo es uno de los formatos que más me interesan.

¿Cual es el elegido entonces?

El candidato definitivo es… el Sony Reader Touch Edition (PRS-600). He leído cientos de críticas favorables y desfavorables… y sigo pensando que es el dispositivo que mejor cumple mis requisitos.

Ahora, mientras intento descubrir cómo adaptar los pdf y mientras consigo que nico me compre uno… podéis opinar!!

¿Y tú dónde compras la ropa?

Es una pregunta que me hacen frecuentemente…
Revisando las estadísticas del blog (para ver el efecto del enlace de @pjorge ayer), me he fijado, y en lo que va de año, varios seres han llegado aquí buscando ropa de chica. Ropa de chica friki, se entiende. Por lo tanto, vamos a hacer un post “de chicas”.
Los que me conocen saben que no me caracterizo por vestir como las modelos del escaparate de Bershka. También sabe todo el mundo, que antes muerta que vestida de rosa chicle 🙂
Entonces… KaRMe, ¿de dónde sacas la ropa?
La base es sencilla. La base es eso que me pongo generalmente para ir a trabajar y esas cosas, de forma que la gente no diga un “ahí va el bicho raro ese de bioquímica” (me temo que lo dicen igual…). Esa ropa es sencilla, porque al fin y al cabo no es más que una “base”. La idea es ir a las tiendas típicas (sí, eso incluye BSK en ocasiones…) y comprar ropa de la línea “básica”. Esto tiene su ciencia, porque un ser como yo no puede permanecer más de 10 minutos dentro de estas tiendas sin que las ansias de mataaaar no lleguen a niveles peligrosos. Lo importante es ir con la talla en mente. Entrar. Elegir lo necesario en la línea básica, en el montón en el que están los modelos en negro/azul/verde/marrón/gris. Pagar. Huir.
Esto se complementa con sitios como El Corte Inglés. Eso te permite comprar unos vaqueros sin rotos, sin que se te vea el culo, sin brillantitos, sin lentejuelas, sin dibujos raros, sin nada. Y lo más importante, que no sean pitillos en los que una pierna normal no cabe. Vamos, los Levi’s de toda la vida 🙂
Con esto tenemos lo que normalmente la gente viene a llamar “fondo de armario”. Está bien porque es muy combinable… el pantalón vaquero queda bien con la camiseta negra, y el jersey negro… El negro pega con el negro siempre 😛
Ahora llegamos a la parte importante… el toque friki. Chicos, podéis empezar a leer a partir de aquí, para saber qué comprarle a vuestra novia friki.

  • Primera opción, sencilla, en España: ropafriki.com Es una opción como otra cualquiera, pero tiene sus defectos… Lo bueno es que tiene modelo de chica. Lo malo… la talla es única (a algunas nos queda un poco grande), y los dibujos no resisten demasiado bien la secadora… De ahí salieron algunos de mis grandes clásicos, como la camiseta de los lemmings 🙂
  • La segunda opción es Thinkgeek. Hay una gran variedad de camisetas, que incluyen cosas que llegarán a ser grandes clásicos como el Piedra Papel Tijera Lagarto Spock. No es demasiado cara, y tiene varias tallas aunque un sólo modelo para chicas. Lo malo… como había problemas con las aduanas (te tocaba pagar sí o sí), pues ahora no venden a España. Si tenéis modo de hacer que os lleguen… avisad. Yo tengo la de Cafeína y Pi.
  • Tercera opción, y más recomendada: Cafepress.com No es una tienda específica, pero tiene una buena sección de ropa para frikis… Como por ejemplo ésta, de Muerte, que tiene nico. Lo bueno de esta tienda es que hay varios modelos para chica, y que las camisetas aguantan un montón… el dibujo no se cae nunca!! Entre los modelos, además, es posible comprarlas de tiras… porque a las chicas no siempre nos gusta llevar mangas!!  Yo compré ahí, por ejemplo, la del Creacionismo, de la que ya hablé en su día. Lo malo es que tienen tantas que pierdes un montón de tiempo intentando decidirte!
  • Otras opciones son tiendas más específicas, de un tema en particular. Le tengo ganas a algo como esto, de Sinergia sin Control. Estoy esperando a que @fred_SSC ponga más modelos de chica.
  • Otra opción es xkcd.com, aunque esto ya incluye un nivel de frikismo superior… A mi me gusta por ejemplo ésta. O algún clásico como ésta.
  • El dominio me obliga a poner también algún enlace de camisetas de mundodisco. Me gusta mucho Muerte en ésta. Tienen modelo chica, pero temo que el dibujo puede irse con los lavados/secados. Agradecería opiniones si alguien tiene experiencia…
  • Por último, hay que tener en cuenta tiendas pequeñas, pero con cosas como ésta de PhD. Cómics. Pero todavía no hay modelos para chica!

Espero que sirva de lista de sitios donde comprarme cosas comprar regalitos a vuestras novias 🙂 ¿Alguien conoce más tiendas con ropa para chica dignas de mención?

Sobre el libro electrónico… primera parte

Me da que este tema va a dar mucho de sí…

Con las superventas navideñas de Amazon con el Kindle, hay que reconocer que los e-books son uno de los temas de conversación de moda. Hace un rato leía un artículo que alguien compartía a mi GReader, que hablaba sobre cómo los libreros se van a equivocar con los e-books. ¿Pero no se han equivocado ya?

Analicemos la situación actual… Los españoles no leemos. Yo me siendo fatal cuando sólo puedo leer, sin contar lo del trabajo, una docena de libros al año. Y pese a ello, resulta que soy uno de esos bichos raros que lee un montón. Miras por ahí y la gente lee, si eso, un par de librillos. Hay que reconocer que por otra parte hay gente que lee mucho, muchísimo… ¿pero cual es el perfil de esa gente? La persona que conozco que lee más libros, es @pjorge. El año pasado, de los libros que ha leído, un cuarto son en español y el resto en inglés. ¿Y dónde han sido comprados todos esos libros? ¿En la librería de pueblo? Claramente no. Y si nos ponemos a mirar las estanterías de otros ávidos lectores, la situación es más o menos similar.

Lo primero que me gustaría saber es si en todas esas estadísticas sobre lo que leemos los españoles, se tienen en cuenta todos estos libros comprados fuera de España. Porque incluso yo, con mi pésima tendencia lectora, me gasto una pasta importando libros (otra clase de libros). Y eso tiene que reflejarse en algún sitio.

Pero los libreros son muy importantes… ¿seguro? En Santiago, una “ciudad” de universitarios, es bastante complicado ir a una librería y esperar que el librero en cuestión sepa qué es lo que le estás pidiendo si le preguntas por un libro del autor X. Digo que lo sepa de verdad, más allá de mirarlo en el ordenador. Ya ni os cuento lo que puede ser pedirle algo similar a lo de fulanito. Sabe dios lo que pretende darte. No os imagináis la cantidad de veces que deletreé autores… autores de esos que luego en el libro llevan una pegatinita de best seller o de 10ª edición.

Las grandes superficies son todavía peor. Ayer mismo nos quejábamos de que en El Corte Inglés casi tienes que llevar una pistola en la mano para que te cobren un libro, que debe ser la única sección en la que no tienes siempre a un comercial dándote la vara.

En los pueblos es todavía peor. No os podéis imaginar lo que me costaba en mi adolescencia comprar libros. Luego se quejan de que los adolescentes no leen… normal!!

Con este panorama… creéis que los lectores, los que de verdad leen… van a preocuparse porque los libros electrónicos sólo los haya en inglés¿? Porque el librero que toda la vida te ha aconsejado se vaya a quedar en el paro¿? Renovarse o morir. O pasará como con la música… Aunque no me imagino yo un top manta de libros, la verdad.

No he probado todavía ningún e-book por lo que no puedo opinar cómo es leer en ellos. Sí puedo decir que eso de que leer en una pantalla es horrible, es un mito. Leo laaaargos pdfs en la pantalla del portátil sin ningún problema. El problema no es leer en una pantalla, el problema es la calidad de la pantalla. Y se supone que las pantallas de los e-books están hechas para eso, así que deberían ser cómodas.

Evidentemente el libro en papel tiene su encanto, y no me voy a deshacer de ellos, ni voy a dejar de comprarlos. Es como sí con la llegada del cd se hubiesen tirado a la basura los vinilos, o con la del mp3 hubiésemos lanzado por la ventana la colección de cds. Una cosa no quita la otra… Hay cosas que seguiremos teniendo en papel, o que “también” querremos tener en papel. Pero hay que reconocer que lo del e-book parece más portátil. Yo llevo un año releyendo las Crónicas de la Dragonlance. Y me está llevando tanto por una única razón: es un sólo tomo. Y por lo tanto no es un libro que pueda llevarme en el bolso… Y como leo mucho fuera de casa, pues no lo doy acabado. Si pudiese llevarme los tochos como ese en un espacio más pequeño… sería muy útil.

Después están los libros que te llevas a un viaje. En mi último viaje, por ejemplo, pretendía llevar sólo equipaje de mano (aunque al final facturé). 10 kg. En esos 10 kg tenía que ir toda mi ropa, todas mis cosas, mi portátil… y los libros. Una cosa que no se suele decir de los libros es que ocupan, y que pesan un huevo. Me pasé media hora intentando decidir qué libro era suficientemente grande como para que no me lo fuese a acabar en el viaje, pero suficientemente pequeño para que pesase y ocupase poco. Un e-book habría solucionado ese problema, porque me estaría llevando cientos de libros.

Y con eso llegamos al último punto (que me estoy enrollando como una persiana). El espacio. En mi minipiso ya no caben más libros. Y cuando digo que no caben más, me refiero a que estoy intentando no comprar libros porque no sé qué hacer con ellos. No me queda sitio para poner más estanterías (sin colgarlas del techo o similar), las que tengo están todas a reventar y además hay libros apilados por todas partes. La idea de una mudanza me provoca pesadillas.

¿Seguro que no es el momento de darle la bienvenida al libro electrónico?