El ataque del hongo mutante

Algunos ya sabéis de que va la historia porque os la he ido contando… pero para el resto, ahí va la historia completa…

Como sabéis, este mes estoy casi sola en el laboratorio. De vez en cuando aparece alguien más (realmente casi nunca estoy completamente sola), pero soy la única que trabaja de verdad (en la poyata, no sólo ordenador).

El jueves, me disponía yo a preparar unas placas para sembrar unas bacterias… Las chicas que preparan el medio de cultivo, nos lo dejan en botellitas de 200 mL. Lo preparan y lo ponen ahí, eso lo autoclavan y después lo dejan enfriar y solidificar. Nosotros cuando queremos nuestras placas sólo tenemos que abrir un poquito la botella sin quitar el tapón (para que no estalle), meterlo en el microondas 10 min y ya está fundido. Luego se espera a que no queme, y en un ambiente estéril se le añaden los antibióticos y se hecha en las placas. En este proceso, por lo tanto, hasta que abres la botella en el ambiente estéril (llama, campana, o lo que sea), en ningún momento el medio entra en contacto con bichos, porque se mantiene cerrado. También es importante que sepáis que en el autoclave se mata todo lo matable. Es decir, bacterias, hongos, protozoos… lo que sobreviven son algunos virus, pero como el virus fuera de otro organismo no vive mucho rato… Hasta el momento es lo mejor que tenemos. Se presupone que lo que sale de un autoclave sale estéril, y además se le pone una pegatinita para comprobar que se han alcanzado las condiciones en las que se mueren todos los bichitos.

Pues bien, yo metí mi botellita en el micro.Y allí lo dejé dando vueltas…  Cuando fui a por la botella, vi que aquello parecía un volcán en plena erupción (dentro de la botellita). La saqué del micro y la dejé en la mesa… y esperé. Poco a poco, aquello se fue calmando… y unos 5 minutos más tarde, pude distinguir una especie de pelotilla, que era lo que estaba en plena fiesta rave dentro de la botellita.  La pelotilla no paraba de dar vueltas… ¿Qué hago? Esperar. Tuve que esperar al menos media hora para poder analizar con detalle la pelotilla en cuestión. Es un hongo. Un gran hongo. ¿Y cómo ha llegado un hongo ahí? O mejor dicho… ¿cómo ha crecido?

Una vez identificada la pelotilla como “hongo-pelotilla”, pasamos a la segunda fase. Matarlo!!! ¿Y cómo mato yo algo que sobrevivió al autoclave? Mientras reflexiono sobre ello, el medio de cultivo, como es evidente, solidifica… y atrapa otra vez a la pelotilla en medio (no es creáis, la hijaputa intentaba seguir dando vueltas…). El hongo-pelotilla tenía pinta de estar muy vivo, pese al autoclave-frío-microondas. ¿Qué podía hacer? Mi primer problema era abrir la botella. Como sabéis, sólo hay una cosa peor que tener un hongo en tu laboratorio, y es que ese hongo disemine esporas… porque eso dará lugar a cientos o miles de hongos iguales… y no quiero ni plantearme esa opción.

Decidí volver al microondas, esta vez, una vez fundido todo el medio, lo dejé allí hirviendo bastante rato, con la esperanza de que las microondas matasen al bicho… pero yo os juro que aquello tenía pinta de estar muy vivo. Entonces opto por abrirlo (qué remedio). Lo abro en un ambiente pseudoestéril (a ver si disemina menos) y completo la botella con lejía… mezclo bien, y tiro al fregadero todo. Aunque no os lo creáis, ese es el método para matar las bacterias. Cual es mi sorpresa al ver que el hongo-pelotilla se queda allí, en la rejilla del desagüe… ¿qué hago? Pues añadirle más lejía. Tenía la esperanza de que su aspecto al menos fuese más “chuchurrío” pero no… aún así, creí que estaría muerto. Y me fui…

Ayer, cuando pasé por allí delante (todo esto no ocurrió en mi laboratorio, pasó en el de enfrente), me fijé que el hongo-pelotilla seguía allí… y que además había crecido!!! Lo único que se me ocurrió fue intentar ahogarlo en lejía… así que empecé a echarle agua a presión, lo machaqué con un pincho (teníais que vernos al hongo-pelotilla y a mi en plena batalla) y después le añadí más lejía, para rematarlo.

Ahora, sólo espero que cuando el lunes llegue allí no haya dominado el laboratorio… y busque venganza!

Una vez más, la gripe…

Dije que no volvería a hablar de la gripe. A todos aquellos que me habéis pedido que hablase de a gripe, de las nuevas campañas, os dije que no. Pero ya no aguanto más… o digo algo o exploto. Supongo que será cosa del calor y cuantas más cosas veo de peor humor me ponen… Pero bueno, el calor es bueno, que mata los virus 😉

Hoy leía en mi Greader, que parece ser que se ha muerto la onceava víctima de gripe A en España. ¿En qué momento dejará de ser noticia que se muera una persona por gripe?  Cuando vayan más de mil seguirán poniéndolo¿? O dejarán de hacerlo cuando mueran varias cada día¿? Esto va a parecerse a un parte de guerra…

En medio de todo esto, no sé muy bien cómo, acabé en la web del ministerio para la gripe, http://www.informaciongripea.es/ y hasta he empezado a seguirla en Twitter, que hay que estar informados, para poder poner a parir a alguien… Eso sí, todavía no han dicho ni pío (esta expresión me venía de perlas).

Lo que de peor humor me está poniendo estos días, son esos cartelitos que dicen que te tienes que lavar las manos y tal y cual… y yo que creía que vivía en un país civilizado (por momentos se me olvida que esto no es Europa). ¿Realmente necesitamos que alguien nos diga que hay que lavarse? Se ve que sí… Pero lo malo es que esos sean consejos para evitar la propagación de un virus. Pues vaya, se ve que si lo que hay en el aire es un catarro, puedo no lavarme las manos, pero si es gripe A…  Que a todo esto, la gripe siempre es gripe A!!! Es otra de las cosas que me resulta especialmente molesta… la gripe nueva es H1N1, como la del 18 (con lo cual de nueva tiene poco), y la gripe “normal”  (la que se llama estacional, nombre que se han sacado de la manga) es H1N2, pero las dos son Influenzavirus A. También tenemos a veces gripe B, pero es rara (vamos, que las que tenemos siempre son A).

Como el post va a ser largo, pero no infinito, voy a centrarme sólo en aspectos que realmente me parecen destacables… o no acabaría jamás!! Empecemos por la FAQ de esta web…

  • La gripe (todas) se transmite por contacto. Esto quiere decir que no se transmite por el aire. El aire es un vector, cierto, pero por mucho que tú estornudes en un sitio, si media hora después alguien respira allí, no se va a contagiar. Los virus llevan bastante mal eso de sobrevivir fuera de un “bicho” (digamos bicho para referirnos al hospedador que corresponda). Esto quiere decir que con ventilar una sala no vas a arreglar mucho… porque los virus se habrán caído a las mesas/suelo… y si tocas ahí sí que puede pegarse el virus a tu mano… Lo que hay que hacer es limpiar.
  • Ya has tocado la mesa. ¿Estás jodido? Depende. El virus no traspasa la piel de la mano. Todavía no hemos creado un supervirus de la gripe. Los virus no son tan fuertes. El virus tiene que encontrar una vía de entrada, que viene siendo la cara. Así que no te frotes los ojos, ni te metas el dedo en la nariz o en la boca. Pero con eso no basta, porque si te tocas una mejilla, una oreja, un pie, o lo que sea, el virus se puede quedar ahí… y  después  te vuelves a tocar… Ah, y no hace falta que toques la mesa con la mano. Si te sientas en una silla con el virus y luego te tocas el pantalón… pos ya tienes el virus. En resumen, si te acercas a un sitio con virus, estás jodido (digan lo que digan).
  • Según esta web, el virus se contagia desde un día antes hasta siete días después de los síntomas. Si sumamos eso a los 7 días tradicionales de síntomas gripales, nos ponemos en 15 días… así que ya sabéis, todos a pedir bajas… Y recordad, que no hayáis entrado en contacto con alguien que presentase síntomas no quiere decir nada… podía ser antes o después… fijo que tenéis gripe A!!
  • La web también dice que se puede comer carne de cerdo sin problema, porque el virus no se transmite por los alimentos. Efectivamente, es cierto que dentro de la carne de cerdo no hay virus que hayan afectado a ese cerdo (básicamente porque se habrían muerto antes de llegar a vuestra casa). Pero vuestra comida puede tener virus… pensad en todas las personas que directa o indirectamente pueden entrar en contacto con vuestro filete (o vuestra lechuga). Desde el que la recoge, el que os la vende, el que la cocina…  y todos ellos pueden haber tocado con sus manos una mesa contaminada de virus!!! En el caso del filete al freírlo los virus se mueren (dicen) y sólo van a llegar a vuestra boca los del cocinero y el camarero (y los vuestros, y los de aquellos con los que compartís mesa… incluso restaurante), pero los alimentos frescos… más os vale lavarlos antes!!! En cualquier caso, seguís jodidos.
  • Si todavía no os habéis suicidado por miedo a la gripe, os diré que el virus sólo sobrevive en vuestra mano unos 5 minutos… así que aunque os estéis comiendo un montón de virus, la mayor parte están muertos (y los virus muertos no dan gripe, por si alguien lo dudaba).
  • Dicen que hay que lavarse las manos a menudo (ya ves, si total en 5 minutitos se mueren…) y limpiar las superficies (cada 5 minutos¿?). También que hay que toser y estornudar en pañuelos deshechables (en sí esta es la única medida realmente útil). Yo no veo de más hablar sobre un pañuelo… no sabéis la cantidad de virus que emitimos al hablar!!! (sí, todos nosotros, hasta el más limpio).
  • Dicen que hay que evitar los besos y el contacto cercano… así que nada de follar ¿eh?. En sí podemos asumir que si uno lo tiene su pareja lo va a tener… es imposible no contagiarse (al igual que si tus hijos lo tienen, tú lo vas a tener, no importa lo que hagas).
  • La parte de los besos me resulta especialmente interesante. Criticaban que la ministra, pese a estar promulgando estos consejos, al reunirse con esta gente les seguía dando dos besos. Yo nunca doy dos besos (a no ser que me los den, tampoco voy a huir). Cuando era pequeña y no quería dar dos besos a mis parientes, mi madre se cortaba mucho… y decía que es que yo era tímida. No, no soy tímida. Es sólo que nunca he cogido esa costumbre. Y cada vez me gusta menos (proporcionalmente a la cantidad de cosas que sé que se transmiten así). Tampoco veo necesario dar la mano… Recuerdo que cuando estuve en Francia, en el instituto cada mañana se daban los tres besos de rigor… a todos los compañeros!! Menudo coñazo! Yo siempre he dicho que decir ¡Hola! es suficiente… Pero para los que tuvieseis esa costumbre… nunca más!! Qué bien me viene esto de dejar de dar besos al mundo…
  • Dicen que no compartas objetos que hayan entrado en contacto con la saliva de otro. ¿Y sólo por la gripe? Si desde luego eso explica porqué hay tanto herpes labial por el mundo…
  • Dicen que no se ha comprobado que el uso de mascarillas disminuya el contagio. Esto es una gran tontería. Lo reduce… si no te la quitas para sonarte, te tocas la nariz, tocas tus mocos, y no te lavas. Pero la mascarilla sí reduce el contagio de la gripe y otros virus… y si no que se lo digan a los chinos, que ya estarían todos muertos.
  • ¿Te mata? Evidentemente. En España ha matado a 11 personas (en el momento de escribir este post infinito). Me pregunto a cuantas personas ha matado la “gripe estacional” desde el brote de gripe A. No sé porqué es un dato que nadie me quiere dar…
  • Si crees que tienes gripe… ¿qué debes hacer? Según esta gente, lo mismo que con la gripe normal, o sea nada. Beber líquido, tomarte Frenadol (Vincigrip, o cualquier otro antigripal estándar, para que baje la fiebre y el dolor de cabeza). No vayas al médico!! Y es que realmente el médico no te va a hacer pruebas para ver si es gripe A o estacional… tienen la orden de diagnosticar por síntomas, lo que se viene llamando comunmente “a ojímetro”. O sea que si vas al médico, te va a decir que tienes gripe A, que es lo que está de moda. Igual que si vas con dolor de algo, te mira por el rabillo del ojo y te dice que es una viriasis…
  • No es que el diagnóstico haciendo una prueba de verdad en un laboratorio ya no sea necesario. Es que es caro.

Y hasta aquí en la toma de hoy… que si me enrollo todavía más fijo que dejáis de leerme. Dejo pendiente para otro día el rollo de las vacunas y las medidas en centros educativos y tal y cual…

Se admiten comentarios, que ya sabéis que el blog crece con las opiniones… y espero que nadie haya intentado suicidarse al darse cuenta de que antes o después va a tener gripe!

Los genes saltarines

Hace días que quiero comentar una noticia… La ví en El País (no es que tenga nada en contra del periódico, es que es el que más leo), y no sabía si reír o llorar… Aunque han modificado el titular, inicialmente en el RSS ponía algo así como “idintificados genes saltarines de las neuronas que nos hacen únicos”. Coño, lo próximo será que los genes salgan corriendo… mira que saltar…

A lo que se refiere esta noticia es a los elementos transponibles o transposones (nunca saltarines), que vienen siendo secuencias de DNA (no genes) que se mueven en el genoma. Y con se mueven, quiero decir que se cortan y pegan, o se copian y pegan. Sí, como en el Iphone… en el genoma eso ya se inventó hace tiempo. Y no, no es algo exclusivo de las neuronas. Estas secuencias las tienen todas nuestras células, porque todas las células tienen el mismo genoma (los genes son siempre los mismos, pero no se expresan siempre todos). Lo que pretenden decir, es que en genes que se expresan en las neuronas se han identificado estos elementos, que aportan una gran variabilidad. Hasta el momento en los únicos genes en los que se habían identificado era en genes implicados en el sistema inmune (cosa lógica), y es que lo normal es que estos elementos móviles (aka transponibles, aka transposones) se encuentren en regiones que no codifican… y esto se debe a la selección natural, entre otras razones (no se pegan en cualquier sitio, necesitan unas secuencias repetitivas… y además si se pegan en medio de un gen van a producir un mutante… que no necesariamente va a tener una vida normal).

¿Y es muy común esto de que se copien y peguen cosas? Pues sí. Gran parte de nuestro genoma, de nuestras 3,2 Gb (aka gigabases, a ver en qué pensáis), está compuesto por elementos de este estilo, que en algún momento se pegaron ahí… aunque en muchos ya no se puede identificar la estructura inicial, porque incluso se pueden pegar unos dentro de otros!! Algunos siguen activos hoy en día, generando más variabilidad, pero la mayoría ya no se mueven… ¿y por qué no? Porque no tienen forma de hacerlo… ya sea porque no tienen en dónde pegarse o porque no tienen las herramientas necesarias para pegarse… porque algunos incluso se copian dándose la vuelta… mira que son complejos estos nucleótidos.

Ahora que tenemos unas nociones generales sobre elementos móviles, voy a comentar algunas frases del artículo…

  • Lo que se ha descubierto es que en estas células del sistema nervioso existen numerosos genes móviles o saltarines, secuencias de ADN que hacen copias de sí mismas a todo lo largo del genoma y lo remodelan continuamente: No son genes, son secuencias de DNA (esto ya lo he explicado antes), no saltan, y no siempre se hacen copias, a veces es sólo cortar y pegar.
  • En el sistema inmunológico, los genes que dirigen la producción de los anticuerpos cambian de lugar para crear la variedad necesaria de estos elementos para reconocer un número altísimo de antígenos: esto no es así, pero necesitaría cinco post para explicarlo… simplemente no es así.
  • Se sabe que estos elementos móviles son importantes en organismos menos complejos, como las levaduras y las plantas, pero en los mamíferos se consideran normalmente como restos de nuestro pasado y, sin embargo, son muy abundantes: esto es un gran fallo, porque generalmente todo lo que es importante en bichos pequeños también es importante en bichos grandes (aka humanos), pero no sé porqué los médicos no acaban de verlo…
  • Aproximadamente el 50% del genoma completo humano está compuesto de restos de elementos móviles: Si fueran ADN basura, como se suponía, ya habrían desaparecido: lo del 50% es discutible… y lo del DNA basura hace mucho que está pasado de moda… ya se sabe de sobra que no es basura (en cualquier caso, siempre me pareció estúpido eso de que el 90% de nuestro DNA era basura)
  • Los genes saltarines fueron descubiertos por primera vez en el maíz por Barbara McClintock, una científica estadounidense que tuvo que esperar varias décadas para que la ciencia aceptara este hallazgo. En 1983 obtuvo el Premio Nobel de Fisiología o Medicina y murió en 1992: dato importante… que no se os olvide.

BIBLIOGRAFÍA: