Subvenciones, maestros y psicopedagilipollas

Habitualmente me llamáis cruel (unos más que otros). Yo mantengo que lo mio no es crueldad, es realismo. Tengo razones para pensar que hay gente más cruel que yo en el mundo, que con el paso de los años me han inspirado. Quizá las dos fuentes principales hayan sido Minina y Marauder (no lo neguéis). Tengo otras fuentes más recientes (no vamos a nombrar a nadie…) y además tengo fuentes externas, que me ayudan a mantener el nivel. Una de las personas que más colaboran a la causa, es Reverte, con lo que escribe en Patente de Corso.

Aquí dejo el enlace a la última joya… que merece la pena. Para que luego os preguntéis cómo puedo ser así 🙂

Subvenciones, maestros y psicopedagilipollas

Anuncios

Ponte Ledesma

Ayer fui a comer con mi madre. Como fue horrible y tenía que relajarme un poco, por  la tarde fuimos a hacer un poco el mono por el monte. Elegimos como destino Ponte Ledesma. Fuimos idiotas y le pedimos al GPS y que nos llevase… dimos un poquito de vuelta, invirtiendo unos 10 minutos esos maravillosos caminos gallegos por los que esperas no cruzarte jamás un coche de frente (resulta que sí había modo de llegar por carreteras medianamente civilizadas). Tiempo total, desde Santiago… supongo que se puede decir que unos 20 minutos.

El sitio está muy bien, es un punte romano/románico (hubo un puente romano y ahora lo que hay es uno románico… es una historia muy larga), que tiene nueve arcos y separa Boqueixón y Vila de Cruces (el acceso desde Vila de Cruces era todavía más civilizado). Hacia el lado de Vila de Cruces, lo que hay es la parroquia de Santiago de Gres (que tiene pinta de no tener más de 200 habitantes). Es un pueblo muy conocido… porque allí nació Neira Vilas (hasta parece que sé cosas). En el río hay unas islas (más bien islotes), que pertenecen a Gres, y que parece ser que son muy famosas. Están unidas entre ellas por puentecillos o por pasos. Lo de los pasos es algo horrible… a mi vértigo y a mi nos costó mucho cruzarlos… pero vamos progresando 🙂

Nico hizo fotos y yo aproveché para mirar bichos, plantitas y hongos. Y relajarme…. A ver si mejora el tiempo y podemos ir por ahí durante la semana santa…