A dónde vamos a llegar

No simpatizo en absoluto con los grupitos de “eu son galego e molo máis ca ti”. Para el resto del mundo, os explico: en Galicia hay una serie de grupos más o menos independentistas, más o menos radicales, más o menos violentos que van por la vida recordándote que si en lugar de gallego hablas castellano, y que si no te sientes gallego ante todo, eres una mierda. Lo que más me jode de esta gente, es que a muchos, estas ideas les salieron de la nada: de niños estúpidos pasaron a “galeguistas” que se llaman mucho (no confundir con los que en su momento eran galeguistas, que son cosas diferentes).

Pero todavía hay una cosa peor, y es el daño que hacen al resto de los gallegos. Porque aquellos que sí se sienten gallegos, que hablan gallego porque es su lengua materna (o simplemente porque les gusta más o se expresan mejor), acaban en el mismo saco.  Os voy a poner dos ejemplos:

  • Tenemos a un chico, al que vamos a llamar Fulanito, que siempre habló castellano con su familia. De repente se fue a la universidad, a estudiar políticas. Cuando llegó, hizo una serie de amistades, y descubrió que ser del Bloque mola. Entonces, cuando tú te lo encuentras por la calle, un año más tarde, y te habla en un gallego rarísimo (esto era más portugués que gallego), y le preguntas qué a pasado… Primero, te desprecia porque en Santiago se te ocurre hablar en castellano. Después, te dice que es del Bloque. No tio, del bloque no… tu has ido más lejos, que lo sé yo.
  • Tenemos a otro chico, Menganito, que siempre habló castellano con su familia. Se fue a la universidad e hizo nuevas amistades que hablaban gallego. Empezó a hablar gallego, y reconoce que le gusta y que hay cosas que se expresan mejor en gallego. No tiene ningún problema si le hablas en castellano y respeta lo que tú pienses… Pero pide que tú respetes que el quiera llevar una bandera de Galicia pegada en la carpeta (por ejemplo).

¿Estos dos chicos son iguales? Me parece que no.

Yo jamás pegaría un “GZ” en el coche. Simplemente, porque tampoco pegaría un “ES”, o una banderita. No encuentro la necesidad de ir por la vida diciendo “aquí estoy yo, soy gallega/española/de donde sea”. Pero respeto a aquella gente que pone estas pegatinas, y por ver un “GZ” en un coche no me creo que vaya a ser un radical, ni creo que merezca ser tratado como sospechoso. Porque entonces… todos los que llevan el “ES” o la bandera de España… vamos a tratarlos de falangistas, que viene siendo lo mismo. Si es que la vida es de un injusta…

El enlace a la noticia que me inspiró:

A Garda Civil collerá datos dos coches que leven o distintivo GZ

Anuncios

Francisco Ayala

Ayer, este señor estuvo en Santiago. Y yo, que soy idiota y vivo en un mundo paralelo, no me enteré hasta que ya era demasiado tarde para asistir a su conferencia. Realmente, el resto de mis compañeros tampoco se enteraron (hay que ser sinceros). Es una pena… ahora estoy leyendo uno de sus libros, y me habría gustado mucho verlo. Es una de esas personas que me gustaría ver antes de que se mueran… lo de Lewontin voy asumiendo que es imposible.

Para la próxima vez que ocurra un acontecimiento similar… me gustaría que alguien me avisase, que sois todos unos desconsiderados… seguro que alguien lo sabía… ¬¬

Vuelta a clase

Que cortas son las vacaciones… cada vez se me hacen más cortas, y en breve desaparecerá ese concepto de mi vida.

Acabo de escribir mi cuarta página del Tad (esto va a ser muy duro). Mañana me voy a comer la bronca del siglo por no haber currado nada en vacaciones. El caso es que sí lo hice, pero esto es más duro de lo que podía parecer…

Voy a optar por la estrategia de “tengo más cosas en mente, pero no quería escribir más hasta tener tu opinión… porque tu opinión es muy valiosa en mi vida”. Y si la bronca es suprema… el próximo finde no dormiré hasta que la masa de cosas escritas haya crecido. Y es que esto me pasa por no plagiar. Si plagiase la vida sería más sencilla… (en cuanto empiece a agobiarme empezaré a hacer copy&paste como todo el mundo).

Mañana además de sufrir la bronca del siglo tengo unas cuantas cosas más que hacer… entre ellas pagar la cena de licenciatura (no debería habérseme olvidado, fallo técnico). A ver que tal llevo lo de no dormir de aquí a julio para poder escribir un número considerable de páginas del tad… la vida es muy dura :/

Día T1

Hoy empecé (por fin) a escribir algo del Tad. Han sido las dos primeras páginas de la introducción y me ha llevado aproximadamente 4 horas. No es un buen ritmo. Creo que esto va para largo…

Mi objetivo para mañana son otras dos carillas, y un esquema de lo que llevo hecho en el laboratorio (esto no va a ser sencillo). ¿Acabaré de escribirlo algún día?

Vacaciones

Ya que estos dos días hizo algo de sol, estuvimos haciendo el ganso por el monte.

Ayer, es decir, el miércoles, fuimos a San Xusto. Es un pueblo que se encuentra a unos 20 minutos de Santiago en dirección Noia. Allí hay un cementerio (creo que el cementerio no era lo primero a nombrar), una iglesia/monasterio con una tumba en la puerta de un cura que estuvo allí 5 años allá por 1911 (no sé por qué se entierra en la puerta a un cura que sólo estuvo 5 años… que alguien me lo explique), un río y unas cascadas. Hay dos cascadas. La primera es de fácil acceso, como siempre, esto engaña. En ese momento empiezas a ver dos rayitas, una blanca y una amarilla, paralelas. Todo va bien… (para quien no lo sepa, son marcas que en una ruta de senderismo dicen que vas por el camino correcto). No, no todo va bien. Para los que hacemos esto de vez en cuando, estas marcas suelen ser algo así como que te vas a cagar, porque sí, eso que parece intransitable es por donde tienes que pasar, aunque tengas que colgarte de un árbol para no caerte al río… al río en el que hay cascadas. Entre las dos cascadas hay un puente de madera muy majo (ahí fue donde un árbol me atacó…. y ahora tengo un moratón en la pierna), que permite cruzar al otro lado del río para poder sentarte al pie de la segunda cascada, un lugar a la sombra muy bonito… en el que hacía un frío mortal. Si seguías subiendo hasta la segunda cascada (esto ya estaba más complicado), la cosa mejoraba, porque la cascada es más grande y las vistas merecen la pena. Una vez arriba hay un sendero por el borde del río, que lleva a algún sitio que no llegamos a descubir. Nos hemos quedado con la posición del sitio, ya que la ruta no es demasiado grande y quizá otro día la sigamos. Ya contaré las experiencias.

Hoy, es decir, jueves, fuimos al río Pedras. Esto está en la zona de la Puebla (Pobra do Caramiñal para quien no entienda). Primero hicimos el mono un poco al borde del río. Este para cruzarlo había que saltar entre piedras, tentando a la suerte… había muchas posibilidades de pisar una piedra inestable o un musgo inestable. Sigo viva, con lo cual tengo suerte. Prolongamos un poco el paseo por el río hasta que el camino empezaba a hacerse intransitable (y eso que había marcas de ruta de senderismo…), en ese momento decidimos dar vuelta e ir a buscar el merendero al que iba la gente civilizada. Subimos, y subimos, y seguimos subiendo… y no encontramos tal merendero. Mi impresión es que dejamos de caminar cuando ya casi habíamos llegado, pero no me hacía ilusión quedarme en medio del monte a oscuras. Se hacía de noche y no teníamos una linterna. Así que decidimos parar justo después de cruzar un puentecillo de piedra muy majo, merendamos y dimos vuelta. También nos quedamos con el sitio para hacer la ruta otro día con más tiempo (o más hacia el verano que no se hace de noche tan pronto). De todas formas, las vistas merecían la pena. Aquí también había cascadas, con saltos más grandes. Y también hacía un frío mortal.

La parte negativa, es que como la autovía está cortada por obras, el GPS me vaciló todo lo que quiso para traerme de vuelta, hacía un viento horrible y al final pasé de todo y vine por carretera… dando muchísima vuelta. Además en todas partes hay procesiones y van y cortan las calles… que injusticia. Los ateos también tenemos derecho a disfrutar de las vacaciones, y en un atasco no se disfruta.

A las nueve y media estábamos ya en Santiago, pero aprovechamos para cenar en un sitio pijo. Mejor dicho aprovechamos una invitación a cenar en un sitio pijo… con las pintas que teníamos de salir del monte, la imagen era como mínimo curiosa 🙂

Hoy, mientras saltaba las piedras del río, pensé en crear una página en el blog con sitios a los que merece la pena desplazarse. Como el GPS es listo podría poner las coordenadas (para que los que quieran puedan llegar sin perderse como me suele pasar a mi cuando no se a donde voy), y describir el sitio, qué se puede hacer, qué no se puede hacer… Y es que a mi me jode mucho que siempre que quiero ir a estos sitios me cuesta muchísimo encontrar información (por eso doy tantas vueltas). ¿Qué os parece?

Novedades en WP 2.5

Una de las cosas que deja hacer el nuevo WP es incluir archivos de audio. El problema es que no pueden pasar de dos megas… y todo lo que tengo supera ese tamaño. Supongo que la idea es recortarlo o bajarle la calidad, pero para hacer una prueba me da pereza, así que voy a probar con el ending de Bleach que más me molaba, ahora que nos replanteamos si seguir viéndola o no. No me toméis por loca…

My pace