Sólo una semana

Sólo una semana más y habré acabado. Acabado de empezar, porque empezaré la explotación, evidentemente. Pero es que estoy deseando dejar los exámenes y explorar ese mundo de X horas al día y después no comerse la cabeza con ello. Sé que eso conmigo no va… pero hay que probar. Quiźa funcionaría mejor si alguien me pagase ¬¬

Ahora, en un momento de relax, estaba mirando las estadísticas del blog. Debido a la ausencia a principios de mes las visitas han descendido un poco: faltan las de esos días, y en los siguientes días hay poquillas, que me abandonáis si desaparezco. Pero lo que más me llama la atención son las cadenas de búsqueda que traen al blog…

La más famosa este mes ha sido “carta a un padre muerto”, seguida de variantes tipo “qué decir a un padre muerto”. Veamos… ¿y soy yo la loca? Yo no hablo con los muertos… Esto trae a mi blog debido a mi post explicando que mi padre está muerto, y que el mundo debería entender que no soy un bicho raro (estos días estoy de muy mal humor porque a partir de mi cumpleaños el estado asume que me he emancipado y me deja de dar dinero) ¬¬

“Turbelarios”, “gusanos planos” y demás temas zoológicos también tienen mucho éxito, debido a algún post del pasado criticando a alguien (tengamos en cuenta que el blog vió la luz después de mi aprobado en zoología). Hablando de zoología, también se buscan cosas sobre “criptozoología”, de la cual hablé a raíz de una conferencia a la que asistí hace un mes, también buscan sobre los conferenciantes… espero que no se busquen ellos mismos 🙂

Otra de las cosas que busca la gente y que me sorprende, es el mecanismo de reproducción del dragón de Komodo. Pero no penséis que buscan “reproducción del dragón de Komodo”, que va… lo normal es que busquen “fotos de dragón de Komodo follando” o, para ser más finos, “copulación del dragón de Komodo en fotos”. Me acojona. Y lo preocupante es que esas búsquedas son comunes desde hace varios meses… desde que puse en duda la reproducción por partenogénesis de estos bichejos.

Hay más búsquedas raras… por ejemplo un tal “Alicia si ikarubi” que espero que la Minina explique, o cosas como “follarse a una alemana” o “tamara no cambié” que supongo que a los nulos que buscaron les frustró mucho no encontrar lo que esperaban… Y podría seguir hasta el infinito.

Al menos, me consuela pensar que, en lo que va de año, la búsqueda más común es “bacteria fotosintética”, que si tiene algo que ver con el blog…

HBH-DS970

Es el nombre de mi nuevo juguete. Ha llegado hoy. Son unos auriculares bluetooth de Sony. Además cumplen la función de manos libres para el móvil.

Los auriculares son de estos que se meten en la oreja (no se me caen como el resto), tiene micro, botón de responder/colgar y  el cacharrín que se conecta al móvil. El cacharrín tiene una pantallita donde cuando escuchas música te enseña qué escuchas y cuando te llaman pone quien te llama. Además tiene botoncitos para darle play/pausa, a la siguiente canción o la anterior y al volumen. También el de encendido (lógico) y uno que aún no he probado, que te permite conectarte hasta a 10 dispositivos bluetooth (no tengo tantos).

Además el largo de los auriculares se puede regular, que cuelgan al cuello (aunque yo soy pequeñita y además de regularlos tengo que hacerle un nudo o me llega al ombligo). Y a los auriculares le puedes cambiar las gomitas entre tres tamaños, para diferentes orejas.

El pack además trae una funda de plástico pa guardarlo (casi no cierra, pero no hay que pedirle peras al olmo) y un cargador, que como mi móvil es Sony, pues ahora lo tengo repe. Ese es un detalle a tener en cuenta, porque el cacharrín no sólo vale para móviles Sony, vale para casi cualquiera, pero a lo mejor no pone el nombre de la canción o el de la persona que te llama, pero el resto furrula igual.

En teoría tiene 300 horas de autonomía, 6 si estás escuchando música o hablando por teléfono. Y diez metros de alcance. Yo me muevo por la casa y parece que todo funciona bien.

En próximos días contaré que tal, cuando lo pruebe en más situaciones.

Y no, no voy a decir la pasta que me dejé en la pijada 🙂

Blade Runner

Hoy Blade Runner cumple 25 años. Este año, desde luego, es año de aniversarios importantes.

Yo sigo esperando por mi edición de coleccionista, a ver si sale de una vez 🙂

Viva el bluetooth

Hoy he probado un programita que me ha gustado mucho. Me permite controlar el PC con el móvil (ya se que eso parece carente de sentido) usándolo como mando a distancia, y me sirve para controlar el móvil desde el PC. Esto implica recibir llamadas, realizarlas, enviar sms, recibirlos, gestionar la agenda, etc. Y mola a saco.

Se llama Float’s Mobile Agent. Mola mucho. Cuando me llegue mi juguete nuevo (la semana que viene), probaré a usarlo para contestar a las llamadas. Por ahora eso no es posible, ya que no dispongo de micro en el portátil (y que no me escuchen no es muy lógico). La pega es que sólo puedo usarlo en windows… pero que le vamos a hacer.

Por otra parte, estoy en pruebas con el Pidgin, que parece ser el Gaim pero modernizao. Así puedo usar una sola cosa para las tres cuentas en windows, igual que en linux (cosa que me hace la vida más sencilla) y cuando necesite para algo el msn ya lo abriré.  Así que si estos días hago cosas raras… es normal 🙂

Newton

Hoy voy a hablar de Newton. Debería haber hablado ayer… pero estaba ocupada.

Ayer, en la portada de La Razón (yo no lo vi, pero lo decían en la radio y me lo creo), aparecía la noticia de que Newton predijo que el mundo se acabaría en 2060. Vaya por dios… si, justo por dios, porque el tipo lo calculó basándose en datos bíblicos (hay que situarse en la época y ser comprensivos….).

Lo que me da miedo, es que aparezca en los periódicos, en la tele, en todas partes cuando podía aparecer hoy o hace 3 meses… cuando alguien que se aburría decidió ponerse a hablar de ello. ¿Y las noticias científicas de verdad? El mundo está loco!!

Como reflexión personal, añadiré que al ritmo al que vamos, todo cabría en lo posible, y el mundo se podría acabar en 2060 tal y como lo conocemos. Me explico. En si, supongo que alguien quitará a Bush del medio (por decirlo de un modo fino) y empezaremos a solucionar un poquito el problema del cambio climático… al menos a posponer el gran desastre. Actualmente, el agujero de la capa de ozono ha dejado de crecer e incluso hace amagos de disminuir, así que no creo que por eso nos matemos todos, aunque pasaremos mucho calor.

A mi me preocupa más lo del petróleo. Si se sigue consumiendo como ahora, es posible que en unos 40-50 años no quede petróleo. Eso, a vosotros y a mi, nos supone que, tras una época arruinándonos con nuestro coche actual (actual de dentro de 40 años) nos tengamos que comprar uno nuevo, con el combustible X que se emplee entonces, y que será carísimo, todo porque ahora no podemos comprarnos ese tipo de coches, que ya deberían estar en el mercado. El problema es el resto del mundo. Cuando no quede petróleo, habrá más guerras (recordemos que Irak es únicamente por petróleo, digan lo que digan). Esas guerras irán a más, porque el nivel de desesperación por poseer petróleo será mayor que en la actualidad. ¿Y entonces? Llegaremos a esa gran temida III Guerra Mundial. ¿Y recordáis como se acabó la segunda? Eso sí puede llevar a la destrucción mundial.

Ale, he completado la predicción de Newton. ¿Me van a dedicar la portada de un periódico mañana? 🙂

Los enlaces que demuestran que ayer todo el mundo hablaba de esto:

Los toros

No sé si alguna vez he hablado del asco que me dan los toros. No los toros en sí (pese a que no sea mi animal preferido). Me refiero a esa cosa tan española, las corridas (esto cada vez suena peor). Eso de putearlos hasta el infinito para después matarlos. Es que no me tiene gracia.

Es una de esas cosas que no me gustan de España. Cuando estás fuera, o hablando con alguien de fuera, al saber que eres española, en el instante asumen que te gustan los toros, y que bailas sevillanas, y que cantas flamenco, y que en tu vocabulario básico se encuentra el “olé”. Pero no es así. El mismo problema pasa con los gallegos y el resto de España, pero esos prejucios los vamos a dejar para otro día, ahora a lo que ibamos.

Estaba yo ayer a la noche escuchando El Larguero (esto tiene su explicación lógica) y quejándome porque las próximas dos semanas (como mínimo) el único tema de conversación iba a ser el gran éxito del Real Madrid, lo bueno que es su entrenador (al que hace 3 semanas todo el mundo ponía a parir) y que malo es el Barcelona (pese a que haya empatado a puntos) y que está en crisis, que hay que largar a sus dos mejores jugadores y a su entrenador, para renovar. De repente, entre este “bla bla bla” empecé a escuchar un nombre que no asociaba con ninguno de los dos equipos… José Tomás. ¿Y quien coño es ese tio? “La vuelta a los ruedos de José Tomás….” ¿Y porqué hablan de él aquí? Yo ya creía que era suficiente tortura que todos los domingos a la noche haya un programa especialmente dedicado a los toros. No puede haber tantos españoles escuchando la radio que adoren los toros. No cabe en ninguna cabeza…

Hoy, la noticia de la vuelta de este hombre está en varios periódicos. Resulta que cotilleo un poco, y es un chico joven, tan sólo 32 años (nótese que he dicho que es joven :)) y madrileño. Se ha vuelto torero porque es sobrino nieto de un ganadero que parece ser que es muy conocido (en su casa).  Su primera vez en público fue con 12 años…  ¿quién es capaz de dejar a un crío delante de un toro a ver si se le da bien? Hay que ser  irresponsable.

Con los años se retiró, pero después volvió, concretamente ayer, y en Barcelona (ciudad que se supone limpia de esta clase de sacrificios), y cortó no se cuantas orejas (no le encuentro la coña a lo de cortar orejas). Y tan joven…

Recuerdo que a mi abuela le gustaban los toros. Se sentaba delante de la tele todas las tardes (todas las tardes que los había) y le gustaba verlo. No le gustaba que el bicho sufriese, pero el hecho de torearlos “sin hacerles daño” le parecía un arte. Yo nunca fui capaz de entender como putear al animal así podía parecerle un arte, y ella entendía lo que yo pensaba. Pero es que mi abuela, creció en una España diferente, y esas cosas se le podían perdonar. Tengamos en cuenta que mi abuela nació en 1913. Vivió en una España donde el producto nacional tenía que ser adorado, y ya bastante se arriesgaba ella… (otro día hablamos de la historia de mi familia). Lo que no puedo entender es como alguien que llegó al mundo con la muerte de Franco, puede dedicar su vida a los toros. Si8 alguien lo entiende, que me lo explique.