Los protozoos

Hoy lo ha vuelto a hacer. Una vez pase, un error lo tiene cualquiera, pero dos… ya es ser idiota. Analicemos la frase de mi profesor de parasitología:

Los protozoos son animales

Sí, eso ha dicho. Y os juro que es biólogo. No me extraña que no consigamos trabajo, con especímenes como este sueltos por ahi. Entre eso y la Anita… es normal. Creo que alguien debería explicarle quien fue Whittaker. Por favor… “que eso es de cou” (es una de esas frases que tanto les gusta decir a los profesores cuando no sabemos algo que ellos presuponen evidente).

Se va a acabar…

Parece mentira. Todos lo veíamos como que aún nos quedaba año y medio… pero no es tan así. De repente, así contrarreloj, hay que decidir que se quiere hacer con el futuro, y no mola.

En si hay dos grandes opciones:

  • Rezar para que llegue un departamento y me de curro
  • Hacer otra carrera para seguir con la vida de estudiante

La primera opción es muy bonita, y es la que todos vemos como el “ponerse a trabajar ya y dejar de hacer el tonto”. Pero realmente es mentira. En mi facultad eso supone unos 8 años de esclavo de departamento en los que como mucho, conseguirás la beca de doctorado, y da gracias.

La segunda opción en mi caso, no es para seguir con la vida de estudiante… no exactamente. Supondría hacer magisterio, lo más rápido posible. Intentaría hacerla en dos cursos y medio. Es decir… montarla con 5º y hacer dos años más. Es un poco difícil de entender… No haría el CAP que actualmente supone un año, pero en breves supondrá 2. Tendría acceso a oposiciones de primaria y secundaria, y eso sabemos que conlleva un puesto de trabajo fijo. Sería desde ese puesto de trabajo sin morirme de hambre, desde el que intentaría hacer algo productivo como bióloga.

Pero siento que eligiendo esa opción nunca voy a dedicarme de lleno a lo mio y tal y cual… y es horrible. Es muy difícil decidirse.

Llevo más de una semana dándole vueltas. Si quisiera hacer un TAD sería el momento, pero no lo veo muy factible. Miraré las posibilidades y quien sabe… pero creo que me quedo con la segunda opción.

Esto supone que tengo que conseguir una simultaneidad de estudios para el año que viene. También supone que me dejaré unos 6000 euros en sacar magisterio, así que ya puede valerme la pena (no me dan beca aunque me muera de hambre). Según me vea de agobiada, me propondré hacer o no algo más: un doctorado o la escuela de idiomas que lleva 4 años abandonada. Intentaré asegurarme ese camino y tener siempre presente la opción de las superofertas de becas de colaboración para licienciados.

Por otra parte, me he dado de plazo esta semana para pensar si quiero hacer unas prácticas este verano. De las que organiza el consejo social y estas cosas. Pediría que fuesen en santiago, y con poquitos créditos. Para poder poner en el CV que tengo algo de experiencia y esas cosas… nada más. Así me dedico a algo, aunque nunca llegue a convalidar los créditos, y no me paguen por ello. El problema sería si me quedase algo para septiembre, pero siempre puedo rechazarlas más tarde… por probar que no sea.

Es muy difícil decidir que quieres hacer con tu vida cuando creías que ese problema no lo tendrías hasta año y medio más tarde…