El creacionismo nos invade

No puedo dejar de hablar de ello. Yo no quería que mi blog se encaminase tanto a este tema, pero las circunstancias lo piden a gritos… y es que ahora, ya no es ni EEUU ni Francia… es Oviedo!! ¿Cuánto tardará en llegar a Santiago? Miedo me dan…

¿De qué hablamos? De diseño inteligente, de creacionismo. De una charla en Oviedo relacionada con estos temas… ¿Y qué podemos hacer? Pues protestar. Seguid los enlaces a pie de post y haced algo, por favor.

Como bien se dice en los comentarios (en esos blogs, no en el mio, que aquí ni dios comenta), este tipo de enfrentamientos carecen de sentido. Ya no es creacionismo vs. evolución. Eso podría ser en tiempos de Darwin, y eso que ya estaba aceptado lo de que los seres evolucionaban de forma natural. No… si es peor. Es creacionismo contra ciencia. Ciencia contra religión. Ciencia contra… ¿unos extraterrestres que nos controlan? Si es que es lo que falta… que alguien lo diga en serio.

Podríamos hacer una prueba. Expongo la teoría de Daniel Jackson como algo así muy serio: unos extraterrestres parásitos colonizaron la Tierra en la época de los egipcios. Cogieron terrícolas y se los llevaron a otros planetas habitables, y en todos esos planetas los extraterrestres son como dioses para los descendientes de terrícolas son dioses  (tomados como dioses), y los descendientes de terrícolas son sus anfitriones. La Tierra no sigue dominada por ellos, pero quizá alguno siga entre nosotros… Y somos el auge del desarrollo de las especies porque fuimos el primer planeta habitado, aunque sólo somos todos esclavos de los extraterrestres, con una tecnología muy superior a la nuestra.

Y habrá quién se lo crea…

Para quien no entienda la ironía del asunto, la historia está sacada de Stargate, una serie (y película) de ciencia-ficción. Y es que no hay otro modo de llamarlo. Todas las historias de estos creacionistas no son más que ciencia-ficción.

Enlaces:

Creacionismo en la universidad de Oviedo

Go home!

Anuncios

Cambio yogur por zapato

Lo sé, soy muy mala y dios me mandará al infierno… pero es mi naturaleza, qué le vamos a hacer 🙂

(Soy consciente que esto sólo lo entienden los de mi facultad, el resto tomadme por loca una vez más)