Se acerca febrero…

Se acerca febrero, y no lentamente, que digamos. Estoy agobiada, mucho, o más todavía.
A lo largo de esta semana tengo que acabar la unidad temática dos de pedagogía, tengo que hacer un ejercicio de estadística que no se ni como empezar y tengo que hacer una libreta de prácticas de antropología. También debería poner al día los apuntes de antropología, objetivo que busqué la semana pasada y que no conseguí, como era de preveer. Antes del jueves debería dar una leída a toda la parte de Cori de fisio, para preguntar dudas en esa clase de repaso. Asumo que no me va a dar tiempo, voy en el tema 2 y los milagros no ocurren.
Es domingo, es la una menos veinte. Es decir, ya es lunes. A las 9 tengo clase y no tengo sueño ninguno. Me voy a ir para cama, aunque sólo sea a obligarme a mi misma a dormir. No me voy a permitir leer, no puedo, no son horas, igual me vicio.
Mañana me levantaré, iré a todas esas clases de 9 a 1, iré a prácticas de 4 a 6, iré a las 7 a pedagogía a hacer el trabajo, recogeré a las 10 a nico, iré a tomar algo con él, vendré a casa, haré las prácticas de antropo o el ejercicio de estadística, según si me ha contestado mi profesor o no, y a la una me iré a cama, como hoy. Y martes iré a clase otra vez a las 9.
Intentaré escribir mañana, por eso de que la organización suele ayudarme dentro de unos límites.
Y lo malo es que hoy es día 15, o 16, según como se mire, y esta es mi situación, a 15 días todavía de comenzar febrero. El caso es, si mis exámenes duran hasta marzo sin singún descanso… ¿cómo llegaré al examen de eco que es el 1 de marzo? Ya veremos.
El caso es que esta vez, es decir, en los exámenes de este curso, hay algún factor que está pudiendo conmigo y me estoy dejando llevar por el agobio y la depresión, sé que no debería, pero estoy triste, muy triste, me agobio mucho, me deprimo. No lo entiendo, no sé que me pasa, pero está pudiendo conmigo…
Intentaré que en esta semana que a estas horas está comenzando no pueda conmigo, que gane yo, que haga muchas cosas, que esté feliz, agobiada pero feliz …. 🙂
Al menos las últimas horas de esta semana si han sido felices, aunque quizá no demasiado en apariencia, mucho comparado con el resto de la semana… gracias a ese bichito que no me deja que me ponga triste 🙂 Te adoro…

No doy

No doy más. Es jueves, si, y debería dar más, pero es que si hoy escribo una letra más en los apuntes me muero. Creo que me tenía merecido el descanso que me estoy tomando desde las siete.
El lunes tuve la práctica de vegetal y todo bien. Martes tuve antropo a las seis, empecé a estar cansadilla. Ayer tuve ambiental. Y por la mañana además de las clases de siempre un seminario de animal. Y claro, hoy, después de todas mis clases, pues estoy que reviento ya.
Por la tarde estuve pasando antropo, y la verdad hice aún bastante, aunque no tanto como querría.
Después pues bueno, nico no fue a clase y ya se sabe, que si tomar algo, que si un paseo… y yo debería haberme puesto a estudiar al llegar, pero estoy saturada y no puedo.
Ahora me iré a leer, y mañana iré a estadística y a floral, que no tengo pedagogía (viva vivaaaa). Así que mañana vendré pronto, y por lo tanto podré irme más pronto a villa. También puedo volver antes y currar un poco antes de salir a cenar. Malo será que no recupere lo que no hice hoy, pero es que estoy tan cansada….
Ahora iré a leer un poquito, aunque con el calorcito que tengo en el estómago de la sopa de marisco no se yo como cuanto leeré. Y mañana puedo dormir un poco por fin!!!
Mañana a la noche voy a cenar con Laura y Javi, o eso creo recordar. Eso si vuelvo de villa a una hora normal y esas cosas. Ya veremos que pasa. La vida es difícil 😛

Día nueve

Pal caso como el día uno, porque ya decíamos que esto era la tortura. La verdad es que las clases no han sido tan horribles, pero lo que sí ha sido horrible fueron las correspondientes prácticas de vegetal…. hay belencita, como te odio.
He pasado algo de antropo, he estudiado un poco, he vagueado otro poco. En general el día fue productivo. Ahora ya me voy para cama, que me muero de frío, y quiero leer. Hoy leeré menos, además me caigo se sueño… el día ha sido duro, evidentemente. Al menos no me quedé dormida. A ver si mañana vuelvo a levantarme a la hora 😛

Y vuelta a lo de siempre…

Mañana empieza otra vez la tortura, y no la tortura de Shakira, no, la de ir a clase. Hasta prefería aguantar al Sanz… no se yo.
Veamos. Soy vaga, por naturaleza, por lo tanto hoy no hice nada productivo a parte de ir de compras e imprimir mierda (pobre selva amazónica). Por lo tanto mañana tengo que ponerme en serio… pero es que ahora no tenía ganas. Postee del restaurante, que lo tenía pendiente, y ahora me voy a leer un poquito, a ver si así mañana me levanto bien a la hora (eso va a ser muy difícil). Dejaré toda la ropa preparada y esas cosas, como cuando era una niña pequeña… pero es que sé que me voy a quedar dormida. Y es más importante desayunar que pensar qué vestirme.
Ha llegado Clara. Es raro que esté en casa. ya me había acostumbrado yo a estar solita… bueno, solita con nico, que es un modo un poco extraño de estar sola, pero muy agradable 🙂
Lo dicho, que con todo, yo pensaba que sería más pronto y va a ser que ya no es pronto, así que me voy para cama que quiero leer (no tengo vicio, no). Mañana estaré de muy mal humor, yo aviso, así que si alguien intenta decirme algo que se prepare… (KaRMe set mode +borde)

El restaurante del fin del mundo

Autor: Douglas Adams
Editorial: Anagrama
Colección: Contraseñas
Páginas: 203

Tras la Guía del autoestopista galáctico, una nueva aventura de los mismos personajes y la misma nave, que se afanan en buscar el sentido del universo de un modo estúpido. Pensamiento Profundo calculó el resultado a la gran pregunta. Todos sabemos que el resultado es…. 42. ¿Pero cual es la pregunta? En este libro los protagonistas viajan en busca del lugar más cercano donde poder comer al Restaurante del fin del mundo y como después llegan a esa costa que recibió un premio por lo maravillosa que es… también conocida por llamarse Noruega.
Tras unos datos insignificantes (cualquiera sabe buscar en internet el argumento), como opinión personal… pues es útil leer la Guía primero, porque por mucho que digan, te pierdes si no sabes de que va el rollo, o piensas que están locos cuando te ofrecen una toalla…
Por último un fragmento, que no spoiler (no leo microsiervos), que deja muy clara la temática del libro y la situación que deben tener tus neuronas (situación = muy retorcida) si quieres leerlo y entender algo…

El Universo: algunas informaciones para ayudarle a vivir en él.

1 Zona: Infinito.

La Guía del autoestopista galáctico da la siguiente definición de la palabra «infinito».

Infinito: Mayor que la cosa más grande que haya existido nunca, y más. Mucho mayor que eso, en realidad; verdadera y asombrosamente enorme, de un tamaño absolutamente pasmoso, algo para decir: «vaya, qué cosa tan inmensa». El infinito es simplemente tan grande, que en comparación la grandeza misma resulta una nadería. Lo que tratamos de exponer es una especie de concepto que resultaría de lo gigantesco multiplicado por lo colosal multiplicado por lo asombrosamente enorme.

2 Importaciones: Ninguna

Es imposible importar cosas a una zona infinita, al no haber un exterior del que importarlas.

3 Exportaciones: Ninguna.

Véase Importaciones.

4 Población: Ninguna.

Es sabido que existe un número infinito de mundos, sencillamente porque hay una cantidad infinita de espacio para que todos se asienten en él. Sin embargo, no todos están habitados. Por tanto, debe haber un número finito de mundos habitados. Un número finito dividido por infinito se aproxima lo suficiente a la nada para que no haya diferencia, de manera que puede afirmarse que la población media de todos los planetas del Universo es cero. De ello se desprende que la población media de todo el Universo también es cero, y que todas las personas con que uno pueda encontrarse de vez en cuando no son más que el producto de una imaginación trastornada.

5 Unidades monetarias: Ninguna.

En realidad, en la Galaxia hay tres monedas de libre cambio, pero ninguna cuenta. El dólar altairiano se ha desmoronado hace poco, la bolita pobble llainiana sólo se puede cambiar por otras bolitas pobbles llainianas, y el pu trigánico tiene sus propios problemas muy particulares. Su tasa de cambio, ocho ningis por un pu, es bastante simple, pero como un ningi es una moneda triangular de goma, de diez mil cuatrocientos kilómetros por cada lado, nunca ha tenido nadie suficiente para poseer un pu. El ningi no es una moneda negociable porque los galactibancos se niegan a tratar con un cambio insignificante. A partir de esta premisa fundamental es muy sencillo demostrar que los galactibancos también son producto de una imaginación trastornada.

6 Arte: Ninguno

La función del arte es servir de espejo a la naturaleza, y no existe un espejo lo suficientemente grande: véase el punto uno.

7 Sexualidad: Ninguna.

Bueno, en realidad hay muchísima, sobre todo debido a la total ausencia de dinero, de comercio, de bancos, de arte y de cualquier otra cosa que mantenga ocupada a toda la población inexistente del Universo.

Recomendación: es una buena lectura durante la época de exámenes. Ayuda a reír, que todos sabemos que es muy bueno. Tampoco hay que dejar de leer los otros cuatro libros de la trilogía…

Marie

Para aquellos que no prestan atención a todo lo que rodea esto… a vuestra derecha (esa derecha no, la otra), hay una lista de páginas arriba de todo, y una de las páginas se llama Marie. Ahí teneis las famosas fotos de la gata. Su lengua no tiene desperdicio ¿verdad?

Reyes

Hoy es el día de Reyes. La gente de la mucha importancia y tal porque desde pequeñitos no enseñan que es el día que los Reyes Magos nos traen regalos si hemos sido buenos. Yo no se por qué, pero hace años que no tengo regalo de reyes. Eso si, Santa Claus si que me trae regalo, debe ser que como vive más lejos no se entera de que soy mala, o algo.
El caso es que también hay familias, que una vez crecidos y tal, pues siguen haciendo comida familiar ese día y esas cosas, porque es un festivo, y hay que juntarse, y esas cosas que hacen las familias normales. Y la familia de nico es una familia normal y hace eso. Es curioso, es la familia más friki que he visto en mi vida, pero desde mi punto de vista, también es la cosa más normal que he visto… (¿eso es que yo soy friki?) . Por lo tanto hoy comimos en casa de sus abuelos, y todo muy bien y todas esas cosas. Iba con mucho miedo ya que ayer cogí otro empacho de alioli (pero esta vez me sentaron realmente mal) y aún tenía el estómago mal, pero no me sentó la comida mal ni nada. Eso es bueno.
Pero no todo son fiestas. Desde el último post también he estado currando. Ya tengo todos arrejuntaditos los apuntes de fisio. Es horrible. Ocupan 150 folios. O bien me hago accionista de ENCE o empiezo a resumir más. Del resto no hice nada, eso me parecía más que suficiente. Ahora empezaré (ahora = mañana) con antropología. Menos mal que de eso no hay que insertar imágenes y tal. Me veo que no me va a dar tiempo y eso me agobia muchísimo. Me gustaría tener al día antropología sobre el día 15, para poder estudiar fisio-antro-estadistica. Y no se en que momento en medio voy a ponerme con floral. Esto es un suicidio, está claro. Lo que veo bastante evidente es que hasta que pase como mínimo estadística no voy a tocar eco ni vegetal… y eso no es del todo bueno, porque implica más acumulación de apuntes.
Bueno, me estoy empezando a agobiar y esas cosas, y eso no es nada bueno. Así que por hoy paro, y punto. Antes de irme a leer voy a poner unas fotillos que le hice a Marie, para aquellos que no la conozcan… (Marie = gata de Fátima y Jorge). ¿A que está gorda? ¿A que es chungo verla tan de cerca? 😛